Compartir
Publicidad

Netflix y Hulu, dos poderosas razones para que las cableras americanas encarezcan y limiten sus servicios

Netflix y Hulu, dos poderosas razones para que las cableras americanas encarezcan y limiten sus servicios
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchos países (por suerte España no está entre ellos… de momento) se está imponiendo entre los operadores la manía de ofertar acceso a Internet sin tarifa plana, proporcionando unos límites de descarga mensuales que el usuario debe respetar si no quiere que corten su conexión a la red de redes.

¿El principal motivo? Evitar la saturación de las infraestructuras, o al menos en esto se escudan estas compañías. Estableciendo un límite de descarga mensual, evitan que los usuarios descarguen vía P2P de manera ilimitada, por ejemplo. Pero también impiden que la gente utilice con asiduidad otros servicios como la voz sobre IP o la subida de vídeos propios. Pero, ¿es ésta de verdad la razón?

El streaming, la amenaza para las grandes cableras

Puede ser uno de los motivos, pero no el único. No hay que olvidarse de los servicios de streaming, como Hulu o Netflix (por poner dos ejemplos, pero ya sabéis que hay más y hasta las propias cadenas americanas suelen ofrecer su programación). ¿Qué tiene que ver este tipo de tráfico? Hace un uso más exhaustivo de la red, sí, pero también da acceso a los usuarios a un contenido al que quizás no todos los operadores les conviene.

En Estados Unidos, la mayoría de empresas de cable ofrecen ofertas de conexión a Internet junto a diversos paquetes de canales de televisión. Hasta ahí todo normal, ya que lo mismo ocurre en España. El problema llega cuando Netflix y Hulu también ofertan mucho del contenido de estos canales a un precio inferior, dando acceso además a un catálogo más amplio de otras cadenas.

¿Qué pasa al final? Que los operadores ven que la gente contrata menos paquetes de televisión, una parte importante de sus ingresos. Time Warner Cable, una de las principales operadoras, ha perdido 126.000 clientes de televisión de pago en el último trimestre, y la tendencia no tiene pinta de mejorar. Algo similar ocurre con el resto de operadoras.

Ante este panorama, alguna de ellas están estudiando la posibilidad de dar el salto y limitar el uso a sus clientes. ¿Cómo? Limitando los datos descargados, como hablábamos antes. A sus usuarios no les quedará más remedio que minimizar al máximo el uso de la banda ancha, aunque eso signifique sacrificar servicios de Vídeo bajo demanda (VOD) y volver al cable tradicional. Como dirían por allí, es un win-win para las operadoras.

¿Y en España?

En nuestro país de momento no tenemos esta clase de problemas. Aunque de vez en cuando surgen rumores sobre el final de la tarifa plana en algunas operadoras (el más reciente uno que Telefónica se apresuró a desmentir), al final se quedan en sólo eso, rumores. Lo cierto es que, a día de hoy, si alguna compañía decidiera “pasarse al lado oscuro” seguramente estaríamos hablando de bajas masivas y un incremento de los clientes de la competencia.

También es verdad que la televisión de cable aquí funciona muy distinto a como lo hace en Estados Unidos. Mientras que allí para ver series y películas exclusivas de canales tan prestigiosos como HBO o Showtime tienes que hacerlo inevitablemente a través de sus canales, aquí en España es habitual que tanto las generalistas (laSexta, Cuatro, Telecinco, etc.) como las cadenas de cable (FOX, AXN, Calle13, etc.) compartan derechos en la programación. Tampoco hay una cultura de la televisión por cable tan arraigada como en Estados Unidos.

Pero esto no quiere decir que las operadoras que operan en territorio español no sean conscientes del problema que existe dentro de nuestras fronteras con el contenido en streaming. Aquí no tenemos grandes compañías como Amazon o Hulu vendiendo streaming a diestro y siniestro, pero sí existen alternativas con tanto o mayor éxito compartiendo contenido sin tener autorización para ello.

Recientemente hemos comentado el caso de ONO y toda la polémica levantada con el supuesto capado del streaming que prepara la compañía. No estamos hablando de una limitación en la descarga, sino de introducir dificultades a un tipo de tráfico con el fin de terminar con el streaming no autorizado de partidos de fútbol. Partidos que la cablera también ofrece, cobrando, a sus clientes. Aunque comentábamos, todo esto es un rumor que la operadora niega.

Éste es tan sólo un ejemplo de a lo que podríamos estar enfrentándonos en un futuro cercano. Aunque hablamos de las operadoras cableras americanas al inicio del post, es un problema que, en mayor o menor medida, tienen todas las compañías que además de ofrecer conexión a Internet incluyen entre sus servicios packs de televisión de pago. Y también una muestra más de que no debemos creer (saturación de las redes) todo lo que nos cuentan, sino ir un poco más allá a la hora de buscar razones y motivos.

Vía | Bloomberg
En Xataka ON | Comienzan los cortes de Internet a usuarios americanos que descargan más de la cuenta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos