Compartir
Publicidad
Publicidad

Realidad aumentada para llevar, cuando Internet se fusiona con nuestra indumentaria

Realidad aumentada para llevar, cuando Internet se fusiona con nuestra indumentaria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La primera vez que escuché el término de realidad aumentada fue en el último año de universidad, de voz de un profesor de Informática Gráfica. Él vaticinó que el futuro no está en la realidad virtual, si no que está en la realidad aumentada. Tengo que reconocer que llevo un tiempo dándole la razón.

Y es que tras varios años de películas mostrándonos las maravillas de lo virtual, no éramos conscientes del tremendo beneficio que ofrece la superposición de información sintética (generada artificialmente) sobre información o imágenes reales. En un principio menos glamuroso que lo virtual, pero que puede cambiarnos nuestra forma de vida, ya la tenemos aquí y al alcance de cualquiera.

Prácticamente todas las tecnologías necesarias para hacer esto realidad ya las podemos llevar ahora mismo en el bolsillo. Podemos tener una cámara de alta resolución, unos gráficos comparables a una consola de juegos, podemos saber dónde estamos exactamente, como estamos orientados y adonde estámos mirando, gracias al GPS, la brújula y el acelerómetro respectivamente. Tenemos conexión a Internet permanente gracias al WiFi, al 3G o LTE. ¿Nos falta algo para la popularización masiva de la realidad aumentada?.

uso de Wikitude

Sin duda tenemos que mejorar en la miniaturización de los dispositivos que nos dan acceso a esta tecnología. También se tendrá que mejorar la duración de la batería (es bastante probable que nos quedemos tirados sin batería si usamos el móvil durante todo el día).

Pero sobre todo tenemos que mejorar en la comodidad del uso del dispositivos y de su interfaz. Desde hace ya un tiempo, podemos apuntar con nuestro android cielo estrellado y nos dirá qué constelación estamos viendo. Podemos ver con la cámara un letrero en inglés y asombrosamente se mostrará en la pantalla en español. Podemos apuntar a un monumento e inmediatamente ver el artículo de la wikipedia que nos informará con todo lujo de detalles sobre su historia. Pero todavía tenemos que hacer el gesto de sacarlo del bolsillo y ponerlo delante de los ojos.

¿Qué tal si pudiéramos usarlo de manera casi inconsciente, sin esfuerzo?. ¿Que tal si tuviésemos unas gafas que nos proyecte las imágenes automáticamente?

Sergei Brin con las gafas de realidad aumentada de Google

Como habréis visto y oído, esto es precisamente lo que ha anunciado Google con su proyecto Glass. Y ni corto ni perezoso, para dar ejemplo el cofundador de Google Sergei Brin se ha dejado fotografiar con un prototipo.

Aunque como en muchas otras cosas no son los primeros ni por supuesto los únicos. Hace unos años, Nokia nos sorprendía con un video de una señorita que interactuaba con internet a través de unas gafas y una curiosa interfaz táctil (cualquier superficie valía) con una curiosa pulsera que recogía los movimientos de la mano. En aquel momento parecía ciencia ficción y aún lo parece en este momento, porque de este proyecto Nokia Mixed Reality no hemos sabido mucho más.

También está entre los planes de la compañía italiana Luxottica Group fabricar unas gafas de este tipo. Con la vista puesta, como no, en su aplicación militar. No hay que olvidar que muchos de los inventos de los que disfrutamos hoy en día tuvieron su origen en un encargo del ejército (el radar, el GPS y por supuesto la misma Internet).

¿Para qué vale la realidad aumentada?

Pues para casi todo, quizás tenga muchos más usos prácticos que la realidad virtual. Sus aplicaciones pueden ir desde juegos en el que sus personajes parecen cobrar vida en nuestro salón, poder probarse una ropa o un peinado de manera virtual, etc. Sin ir más lejos, en la reciente The App Fest, se ha presentado Aurasma que es un “motor” de realidad aumentada que se puede integrar en otras aplicaciones comerciales de otras empresas.

Y también otros usos más serios que pueden ir la asistencia a los técnicos evitándoles tener que consultar los pesados manuales en papel. Se dice que los manuales de mantenimiento en papel de un Boeing 747 no cabrían en el propio avión. ¿Y si pudiéramos cambiarlos por una simples gafas?.

También usos en el terreno militar, verdadero impulsor de esta tecnología. En un futuro campo de batalla los soldados dispondrán de gafas que les proporcionarán la información necesaria, datos del satélite, órdenes, posiciones de amigos y enemigos. Incluso se piensa en miniaturizar aún más este dispositivo reduciéndolo a una lentilla “cibernética” como la que está investigando la agencia DARPA americana (la misma que creo el embrión de Internet).

¿Qué aportan las gafas de google en este panorama?

Con su proyecto Glass, o al menos el prototipo (esperemos que pronto se haga realidad), la diferencia que aporta Google por un lado es su interfaz basado en voz. Está claro que en los próximos años nos acostumbraremos a este tipo de interfaz (ahí tenemos a SIRI de Apple con el iPhone 4S). Esto nos deja las manos libres para interactuar libremente con el entorno y proporcionará un uso más intuitivo. Claro que habría que ver su funcionamiento en un entorno ruidoso como puede ser la calle.

Presumiblemente las gafas accederán a internet a través de un smartphone que llevará el usuario.

Y sobre todo, una gran diferencia de Google sobre el resto, es su capacidad para popularizar este tipo de dispositivos entre el gran público.

¿Tiene futuro el smartphone frente a los dispositivos para llevar?

La siguiente pregunta viene sola. Si tenemos dispositivos que llevamos puestos, en la ropa, como una pulsera o como unas simples gafas, que ni siquiera sabemos que las llevamos puestas. ¿Tiene sentido que llevemos un “pesado” dispositivos en el bolsillo que tenemos que sacar, acercar a los ojos y pulsar su pantalla táctil?. Me parece que no.

Creo que si cuando este tipo de dispositivos se implanten realmente el smartphone tendrá los días contados. Una última pregunta: ¿saldrías por la calle con unas gafas de estas?. Yo sí, seguro.

En Xataka On | Internet de las cosas
En Xataka | Google Project Glass: Sergey Brin se pone las gafas
Imagen | Innovalley Google+ Wikitude

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos