Compartir
Publicidad

Vehículos conectados, ¿el nuevo objetivo de los piratas informáticos?

Vehículos conectados, ¿el nuevo objetivo de los piratas informáticos?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los investigadores Charlie Miller y Chris Valasek han publicado en una de las conferencias de la Defcon un estudio muy interesante sobre cómo hackear vehículos manipulando la información que circula por su red de datos interna.

En concreto, los coches afectados y que han sido analizados en su estudio son el Toyota Prius de 2010 y el Ford Escape 2010, pudiendo un atacante modificar el funcionamiento de los paneles, indicadores luminosos, encendido, etc.

Según he podido deducir del extenso análisis, para piratear estos modelos es necesario conectarse físicamente a la red interna de los vehículos. Sin embargo, cada vez es más común que los coches sean capaces de conectarse a Internet, con lo que ¿estaríamos dejando una puerta abierta a que alguien piratee un vehículo de forma remota?

Coches inteligentes y las autopistas de la información

Los vehículos modernos llevan cada vez más electrónica, pero además los modelos del futuro serán capaces de conectarse a Internet para realizar multitud de acciones. Según iSuppli, la obsesión de muchos usuarios por permanecer conectados en todo momento y lugar, hará que en el medio plazo se incorpore conectividad WiFi a los vehículos particulares.

De hecho, calculan que para 2017 habrá más de 7,2 millones de vehículos conectados, cifra que se incrementará geométricamente en las décadas venideras.

Coche con WiFi

El tema de la seguridad informática en estos vehículos inteligentes no podrá tomarse a la ligera, ya que se pone en peligro a los pasajeros y a otros usuarios de la vía pública.

De hecho los fabricantes están bastante preocupados por estas cuestiones, como se puede deducir del estudio ‘Caution: Malware Aheads’ realizado por McAfee en el que analizan los riesgos a los que se tienen que enfrentar los coches de hoy en día y los modelos del futuro.

Vehículos conectados, los nuevos objetivos del malware

Según el informe de McAfee, los vehículos conectados podrían ser un nuevo objetivo de los piratas informáticos, bien para controlar algunas de sus funciones como el encendido o bien para manipular elementos de seguridad como el frenado, desactivar los sistemas de emergencia, e incluso robar nuestros datos y contraseñas desde la red interna del vehículo.

General Motors connected Car

La verdad es que así contado suene bastante preocupante y no es para menos, ya que la mayoría de estas vulnerabilidades ponen en riesgo no sólo los datos de los usuarios, sino también su seguridad física.

¿Veremos a corto plazo una oleada de ataques informáticos a vehículos? Pues no es muy probable, o por lo menos no hasta que su uso se popularice y sea rentable desarrollar herramientas para doblegar su seguridad.

Además, creo que el punto de inflexión aparecerá cuando los coches puedan conectarse entre sí para compartir información de forma inalámbrica, momento en el que teóricamente se podría acceder a la red de un vehículo desde otro que circule próximo a él.

coche conectado LTE

Y este punto podría estar más cerca de lo que pensamos, ya que los fabricantes están trabajando a marchas forzadas por crear coches hiperconectados que se conviertan en nuevos nodos de Internet.

Un claro ejemplo lo tenemos en los nuevos prototipos de General Motors, que permiten transmitir todo tipo de información en tiempo real de forma bidireccional desde el vehículo, tanto la relacionada con la conducción, gestión, administración, cuidado y mantenimiento del coche como para la apertura y cierre de las puertas y ventanillas de forma remota, así como para el control de algunas funciones a través de la Red.

Más información | Ioactive Blog En Xataka On | Los coches circularán también por las autopistas de la información

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio