Compartir
Publicidad

WIFI, el rescate que necesitarán las redes móviles

WIFI, el rescate que necesitarán las redes móviles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El consumo de datos a través del móvil está creciendo de manera increíble en los últimos tiempos, esto es conocido por todos. Y es que a medida que los smartphones y también las tabletas con conexión 3G se están popularizando, el consumo de datos desde los navegadores móviles y desde las aplicaciones se está incrementando de manera exponencial.

Y se espera que lo haga mucho más en los próximos años. ¿Podrán soportar las infraestructuras de los operadores esta gran demanda?

Más consumo de datos y nuevos usos desde el móvil

Al contrario de lo que podría pensarse, parece que las aplicaciones son mucho más glotonas en cuanto a consumo de datos se refiere, consumiendo mucho más que su equivalente en aplicación web. Un caso conocido es la aplicación de Wall Street Journal: resulta que la aplicación consume 21 veces más datos que la web.

antena de telefonía en una torre con reloj

Esto es un poco incoherente. Si tenemos en cuenta que una aplicación web tiene que descargarse tanto los datos como la presentación, mientras que una aplicación nativa (ya instalada en el dispositivo) únicamente tiene que descargarse los datos.

Y no sólo es que las aplicaciones consuman cada vez más datos, poco a poco también se están cambiado los usos de los usuarios. Por poner un ejemplo, la compra a través del teléfono móvil (el m-commerce), está ya siendo una seria alternativa para el ordenador. La ventaja de poder comprar en cualquier sitio y en cualquier momento, sin tener que estar pegado al escritorio es una gran ventaja que compensa la pequeña pantalla y la incomodidad de los pequeños teclados.

Y este uso de la conexión móvil podría ser mucho mayor si no fuese por los inconvenientes que seguimos teniendo. Esto es lo que refleja un estudio de eBay algunos de los mayores inconvenientes de comprar con el móvil son la poca velocidad de las conexiones, el coste de la propia conexión y la mala cobertura. Como vemos todos ellos achacables precisamente a la infraestructura de la red móvil.

Mala preparación para la próxima generación de telefonía

Sabedoras de estas necesidades presentes y futuras, las operadores han apostado por la próxima generación, la LTE o 4G. Con ella esperan ofrecer mayor velocidad de acceso a la red y también un uso mas eficiente del ancho de banda. Se calcula que con el mismo espectro disponible será posible transmitir de tres a cuatro veces más de datos.

Sin embargo, dado el crecimiento constante del consumo de internet desde el móvil, ni siquiera esto será suficiente. Los cálculos más conservadores hablan de que se necesitará a corto plazo 15 veces más capacidad en el tráfico de datos.

Por desgracia, la situación de España y Europa en general no es muy alentadora. Se puede decir que nos hemos muerto de éxito. El tremendo éxito que supuso la implantación de GSM, un verdadero estándar desde el principio, que propició una reducción de costes y una gran penetración en el mercado al disponer de terminales variados y baratos (al tener un gran mercado potencial) han provocado que las operadoras no hayan tenido mucho aliciente para subirse al carro del la siguiente generación.

Modelos de móviles LTE

El número de antenas de telefonía, muy impopulares, es el que es y su capacidad es limitada. Además, al 3G no le gustan las muchedumbres y si nos encontramos en un barrio muy poblado o estamos en una gran concentración de gente, tal vez ni siquiera podamos ni bajarnos el correo.

El panorama no es muy alentador. Por un lado tenemos a cada vez más usuarios que están descubriendo el potencial de los smartphones con acceso continuo a internet, la era post PC que hace que cada vez naveguemos menos con nuestros PC y más con nuestros móviles, la poca adopción de la cuarta generación ¿cual es la solución?.

Soluciones imaginativas al problema de la saturación de las redes

En Francia por ejemplo, tenemos el caso de Free Mobile que para evitar la saturación de la red móvil, utiliza una parte del ADSL de sus propios abonados. Así un móvil de esa compañía, primero se intentará conectar a una red WIFI “amiga” y si no es posible entonces se conectará a la red móvil.

tarjetas de telefonía

Otro caso curioso es el de la operadora O2 (filial de telefónica) en Londres. Aquí ofrece directamente conexión WIFI gratis a todo el que pase por ahí. ¿y como se paga esto? pues lo hacen los comerciantes a quien les interesa que la gente de se acerque a sus establecimientos. Estos puede incluso poner anuncios en las páginas de login de la conexión y lo que es más curioso, la operadora ofrece a los comercios un completo estudio de las personas que se han conectado.

En España, parece que también Movistar tiene una red de puntos WIFI gratuitos para sus clientes de telefonía móvil. Aunque esto debe ser como las meigas, porque yo soy cliente de Movistar desde hace casi cuatro años y nunca he visto un punto WIFI de este tipo.

Un modelo de negocio basado en construir una red WIFI mundial


Un caso curioso es el de la compañía Fon. Se basa en un concepto sencillo: comparte parte de tu conexión de ADSL y cuando estés fuera de casa podrás usar la conexión ADSL de otros clientes de Fon.

En la actualidad, ya son más de 5 millones de hotspots WIFI por todo el mundo. Convirtiéndose en una opción muy a tener en cuenta si viajamos a menudo. Sobre todo a grandes ciudades del extranjero si no queremos pagar las estratosféricas tarifas de roaming, todo un expolio, y tampoco queremos pagar la abusivas y malas conexiones que hay en muchos hoteles.

Fon, ha querido también dar más valor añadido al dispositivo, puediendo incluso descargar ficheros torrents o incluso subir videos al Youtube sin necesidad de tener el ordenador encendido. Únicamente con el router y un disco duro externo o un USB ya es suficiente.

imagen publicitaria de Fon

Lo que me gusta de Fon es que es una iniciativa que parte de una idea sencilla, que no necesita inversiones milmillonarias, ni grandes y caras subastas del estado que provoca que las operadoras se endeuden y que les cueste posteriormente invertir grandes sumas en la red necesaria.

¿Es posible que la próxima generación de internet móvil sea el WIFI?

Como vemos, las redes de telefonía móvil van a tener bastantes problemas (al menos a corto y medio plazo) para dar servicio a todos los usuarios que se van a sumar a la fiebre de los smartphones y tabletas. Y habrá más problemas cuanta más concentración de usuarios se dé para la misma zona.

Precisamente en estos ambientes urbanos, densamente poblados, es donde el modelo de uso de WIFI tiene más sentido. Actualmente son muchos los locales comerciales, como restaurantes y bares, que proporcionan internet a sus clientes como una forma más de atraer a la clientela. Las mismas operadoras móviles descargan sus redes móviles proporcionando hotspots WIFI, incluso jóvenes empresas como FON basan su modelo de negocio en compartir conexiones WIFI por todo el mundo.

¿Tiene sentido una red móvil basada en WIFI? En entornos urbanos con una gran densidad de puntos WIFI... sin duda.

En Xataka ON | ¿Por qué a mi terminal 3G no le gustan las muchedumbres?
Foto | Tiseb Arjan Richter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos