Compartir
Publicidad

Microsoft SideSight: interfaz multipunto más allá de la pantalla

Microsoft SideSight: interfaz multipunto más allá de la pantalla
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tecnología multipunto, permite la presión simultáneamente en varios puntos sobre una pantalla táctil, su éxito en el mercado viene de la mano de Apple y su revolucionario iPhone, en el que la tecnología debutó con una interfaz original basada en gestos y pulsaciones múltiples.

Microsoft, al igual que otras compañías no se muestra ajena a la tecnología, de hecho trabaja desde hace tiempo en surface, una superficie táctil multimedia del tamaño de una mesa basada en la misma idea, y con toda probabilidad la próxima versión de su sistema operativo móvil, Windows Mobile 7, puede ser compatible con pantallas multitáctiles.

En este ámbito, otras compañías como RIM y su BlackBerry Storm empiezan a integrar pantallas táctiles, el caso que nos ocupa no se trata de una pantalla táctil convencional, sino la presentación de una nueva interfaz multipunto llamada SideSight, en la que su uso va más allá de la propia pantalla del aparato.

Para presentar SideSight, Microsoft ha utilizado un smartphone HTC Touch con sensores que detectan los movimientos de los dedos alrededor del teléfono móvil, con la ventaja de poder utilizar el sistema sin requerir una pantalla táctil. Pudiendo orientar su utilización no sólo a terminales, sino a otros dispositivos como relojes o reproductores de MP3, que no puedan integrar la pantalla táctil, debido a su tamaño.

Microsoft Sidesight

En la demostración se mostró un cubo virtual que giraba conforme el usuario movía sus dedos alrededor del dispositivo. La idea de Microsoft es conjugar esta tecnología junto a las pantallas táctiles que ya conocemos, para que en consonancia no perdamos las posibilidades táctiles, además de sumar las nuevas capacidades.

El sistema se basa en rayos infrarrojos (sensores de proximidad) que salen desde el teléfono hacia afuera, están espaciados 10 milímetros entre ellos, y captan la interferencia de nuestros dedos al colocarlos en su camino. Los usuarios pueden utilizar el dispositivo con ambas manos, sin siquiera tocar el teléfono, realizando desplazamientos verticales y horizontales, rotaciones, e incluso con un rápido movimiento hacia el dispositivo podría ser interpretado como un "click".



El sistema presenta un problema inicial, sólo detecta un único dedo, debido a que no pueden diferenciar coherentemente entre los dedos que inciden en el control, Microsoft ha decidido dejarlo así. Un detalle importante pero que queda eclipsado por la posibilidad de que podemos ver perfectamente lo que ocurre en la misma, sin que nuestras manos o gestos entorpezcan la visión.

De cara al futuro hay algunas cosas que solucionar, se pretende mejorar el consumo de energía, mejorar los sensores, y preparar un prototipo específico, además de estudiar su utilización en más aplicaciones, todo ello necesario para salir adelante comercialmente.

Vía | Gizmodo | Xataka.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio