Compartir
Publicidad

El mercado de los smartphones en la actualidad: suben las exigencias y baja la demanda

El mercado de los smartphones en la actualidad: suben las exigencias y baja la demanda
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días veíamos como desde HTC emitían un comunicado corrigiendo la previsión para el balance financiero del segundo trimestre de 2015 para mostrar unas cifras aún menores. Hoy llegan más correcciones, esta vez sobre las previsiones de ventas en cuanto al mercado de electrónica (ordenadores, tablets y smartphones), por parte de Gartner, que calculan un menor crecimiento del mercado con respecto al trimestre pasado.

La empresa calcula para este 2015 un crecimiento del 1,5% con respecto a 2014, un 1,3% menos con respecto a la anterior previsión. Si hablamos exclusivamente de la previsión en cuanto a ventas de smartphones, los de Gartner hablan de un descenso hasta un 3,3% con respecto al año pasado, si bien en cuanto a las divisiones de dispositivos la mayor diferencia es para las tablets, con una previsión del 5,9%. ¿Cuáles pueden ser los condicionantes para esta situación?

Tampoco hay brotes verdes en la tecnología

El smartphone es un producto que, según sus características y precio, baila entre necesidad y capricho. Con la difícil situación económica a nivel mundial y unos precios que no paran de aumentar, habiéndose establecido una línea de hasta 700€ para la gama alta, no cabría esperar un crecimiento de las ventas, o al menos no de terminales nuevos.

El comercio de segunda mano y los planes de las operadoras también juegan en contra. Existiendo terminales (incluso de los más recientes) a precios incluso un 30% menores que nuevos y en buen estado, así como la opción de poder pagar uno nuevo por una pequeña cantidad al mes, el cliente potencial tiene opciones más asequibles que le reportarán una satisfacción similar por una menor inversión.

China: un motor en ralentí

Hace pocos días hablábamos de la baja demanda que se está viendo en China, hecho que se veía con las cifras de terminales distribuidos que Xiaomi y otras marcas presentaban, mostrando un estancamiento. Según IDC, el mercado del país ha experimentado la primera bajada en un periodo de seis años, la cual es de un 4% con respecto al año anterior y de un 8% en cuanto al trimestre previo.

Estas cifras, junto con el hecho de que Apple arrebatase la pole a Samsung en cuanto a ventas en el país, hace ver que hay un cambio en las necesidades y exigencias de los clientes chinos, cosa que ya han apuntado analistas de IDC y otras fuentes. Según Annette Zimmermann, de Gartner, los fabricantes tendrían que optar por las características premium para atraer a este sector de clientes y así aumentar de nuevo el número de ventas.

Estas ideas se basan en el hecho de que los teléfonos de Apple hayan despuntado en un país donde hasta el momento vendía lo asequible. Y esto, en la práctica, ha sido un castigo para el resto de fabricantes, como una malparada Samsung, cuyas ventas caían en China un 53% con respecto al año pasado, seguida de una Lenovo que registraba un 22% menos.

Unidades vendidas en China

2015: El año de la mediocridad

Cada vez es más complicado destacar con el nivel tecnológico que los smartphones han alcanzado en la actualidad, con cámaras más potentes en terminales de mejor construcción, dotados de sensores cada vez más sensibles y todo movido por microprocesadores que en general rinden más consumiendo menos. Y puede que este cierto techo tecnológico esté afectando de cara a la demanda.

Y ya no sólo el hecho de que el cliente potencial pueda haberse habituado a características como lectores de huellas, resoluciones o megapíxeles, sino por la cara B de las especificaciones más llamativas (premium o no): mientras se logra mejorar aspectos de hardware como los mencionados, otras características como la autonomía parecen haberse visto resentidas, afectando a la decisión final de no comprar el terminal por temer no verse satisfechos en estos aspectos.

Ni siquiera en la alta gama encontramos un claro ganador, sino una flota de buques de insignia relativa

Ni siquiera en la alta gama encontramos un claro ganador, sino una flota de buques de insignia relativa. El HTC One M9 se convierte en el objetivo que muchos analistas señalan como culpable de los últimos resultados económicos de la marca por no satisfacer la demanda esperada tras este lanzamiento como en otros años. El fabricante parece no haber acertado en su apuesta por el continuismo y un procesador cuyos primeros resultados amedrentaron a los compradores potenciales.

Tampoco alcanzan los baneficios esperados en Samsung, al parecer a causa de los problemas de producción de sus flagships Galaxy S6 y S6 Edge, un terminal que representa una arriesgada apuesta dado su particular diseño y que podría no haber provocado el reclamo esperado por los coreanos, que pese a reenfocar sus diseños hacia una construcción más premium en esta y otras gamas, ven como Apple les sigue ganando terreno.

Lo que está por llegar

Ante esta situación de aparente exigencia, queda ver si los lanzamientos que quedan por presentar en la segunda mitad de 2015 logran que esta situación cambie a lo largo de los meses siguientes. De momento, los fabricantes intentan realzar sus ventas a medio plazo explorando nuevos mercados (como Xiaomi con Brasil), veremos si en lo sucesivo los fabricantes redirigen sus estrategias y logran recaptar la atención del cliente dispuesto a invertir, y se vuelve a impulsar la demanda.

En Xataka | Cuatro motivos por los que Apple ha vendido más smartphones que Samsung en Q414

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio