Compartir
Publicidad
Publicidad

China se cruza en el camino de Broadcom en su intención de hacerse con Qualcomm

China se cruza en el camino de Broadcom en su intención de hacerse con Qualcomm
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos asistiendo a la antesala de la que puede ser una de mas mayores fusiones tecnológicas de todos los tiempos, aunque el término correcto es el de compra, y no fusión. Broadcom ha puesto sobre la mesa 103.000 millones de dólares para hacerse con Qualcomm, y por ahora todo está en el aire.

Broadcom lograría así hacerse con el mayor fabricante de procesadores móviles del momento, pese a que la fabricación se lleva a su vez a las líneas de producción de Samsung, y por el camino lograría tener hasta seis chips en el interior de cada iPhone. Pero todo ello dependería de que Qualcomm acepte y de que las entidades reguladoras lo permitan. No sólo las estadounidenses, también las chinas. El país de la Gran Muralla se interpone.

China vigila a Qualcomm de cerca, y no es la única

El Ministerio de Comercio de China

Tanto Washinton como Pekín tienen algo que decir en estos momentos en la compra de Qualcomm por parte de Broadcom. La primera por ser el hogar de los chicos de Qualcomm, la segunda por tratarse del origen de la Broadcom que ahora tiene su sede en Singapur, pese a que se plantea establecerse de nuevo en Estados Unidos. De nuevo pues Broadcom nació en Estados Unidos, aunque en California y no en Delaware.

Esta supervisión de la operación de compra por parte de China viene de lejos. Ya en 2015 China multó a la empresa norteamericana con 975 millones de dólares a consecuencia de lo que se consideraron prácticas anti-competitivas en el país oriental. Todo ello debido a que se cobraban patentes de forma indebida en el interior del territorio.

Qualcomm ya fue multada por prácticas anti-competitivas por el gobierno chino y desde entonces la vigilan de cerca

Como afirma Wendy Yan, abogada especializada en la industria tecnológica y con sede en China, “ésta es una industria crítica para China y Qualcomm ya ha sido multada por el Ministerio de Comercio, así que permanece en su radar”. Así pues, China tiene sus ojos puestos en esta futura compra y podría poner objeciones a que ésta se produzca.

Además de las pegas que el Ministerio de Comercio de China pueda poner a la futura compra, otros competidores tanto de Broadcom como de Qualcomm en el país permanecen atentos y podrían intervenir alegando diversos motivos. Así pues, parece que la operación no tendrá pocos espectadores, tanto desde dentro de la industria como desde fuera.

Sea como fuere, parece que la oferta de 70 dólares por acción que Broadcom ha puesto sobre la mesa todavía no ha sido ni aceptada ni rechazada. En caso de que ocurra lo primero tocará que tanto Estados Unidos como China entren en juego y consideren las implicaciones del acuerdo. Aunque esta noticia sobre el Ministerio de Industria no parece augurar nada positivo. Veremos qué ocurre.

Vía | Venture Beat. En Xataka Móvil | Quién es Broadcom, el fabricante de semiconductores que quiere comprar Qualcomm

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos