Compartir
Publicidad
¿Cuál es la estrategia más acertada en despliegue de redes de fibra y cuál nos interesa más como usuarios?
Mercado

¿Cuál es la estrategia más acertada en despliegue de redes de fibra y cuál nos interesa más como usuarios?

Publicidad
Publicidad

De nuevo esta semana hemos tenido noticias sobre la renovación del acuerdo que mantiene Orange con Movistar para poder acceder a la fibra de Telefónica en aquellas zonas donde Orange no ha llegado aún, incluidas las ciudades que en principio estaban exentas en la regulación de la CNMC.

El fin del acuerdo es una réplica del que también llegaron Movistar y Vodafone, eliminar barreras de cobertura a la hora de ofrecer sus respectivas convergentes y de paso asegurarse una mayor base de posibles usuarios deseosos de migrar a la fibra, que hagan uso de unas redes muy caras de desplegar y que necesitan ser usadas para no resultar deficitarias.

Si a esto le sumamos que la migración a la fibra ayudará a acelerar el cierre de centrales ADSL, la jugada no parece ser mala para ninguno de los implicados. De hecho, si no fuera así, Orange no hubiera renovado el acuerdo al que llegó hace un año. El de Vodafone era de al menos cinco años.

Diferentes estrategias

Una situación que nos lleva a pensar que quizás los tres mayores operadores han llegado a la conclusión de que no es rentable desplegar redes paralelas en las poblaciones más pequeñas, al menos de momento, ya que este tipo de acuerdos ayudará en el estudio de la demanda real para determinar los futuros despliegues de Vodafone y Orange. La única referencia que tenemos al respecto es la voluntad de Adamo de desplegar fibra en aquellas poblaciones/barrios con 30 usuarios dispuestos a contratarla.

Dos años tardó Movistar en cambiar de opinión: de amenazar con ralentizar el despliegue de fibra a firmar dos acuerdos sin precedentes para compartirla

Pero más allá de que el fin del acuerdo entre los tres operadores sea el mismo, los hechos evidencian que las condiciones firmadas son diferentes, con resultados que ha permitido a Vodafone ofrecer fibra sin sobrecoste incluso a través de Lowi, mientras Orange aplica un suplemento de 3 euros y sólo a través de su marca principal. Detalles que ayudarían a analizar las diferentes estrategias seguidas por los implicados en despliegue de fibra:

Fibra óptica
  • Movistar ha llevado la iniciativa desde que vio el buen resultado que estaban cosechando las ofertas convergentes con clientes más fieles y que pagaban más, así que desde aquel momento, su motivación fue intentar llegar los primeros para blindar a clientes más satisfechos con las ventajas de la fibra. ¿El problema? que ser los primeros también conlleva riesgos de rentabilidad así que finalmente ha decidido compartirlos en diferente medida con Vodafone y Orange.

  • Tiempo después, Vodafone apostaría por adquirir la cablera ONO para recuperar la ventaja del frenético despliegue que estaba haciendo Movistar para poder ofrecer mayor velocidad real (aunque a día de hoy muchos clientes sigan esperando para tener simetría a través del HFC de ONO). A los británicos les sale más rentable su acuerdo con Movistar cuantos más clientes accedan a su fibra, tanto que en el último trimestre, Vodafone no ha desplegado nada de fibra propia. ¿Su ventaja? Ofrece fibra de Telefónica a precio de Lowi.

  • En cambio, Orange parece apostar por un acuerdo menos ventajoso con Movistar ya que en el horizonte, los franceses tienen como objetivo contar con una infraestructura propia más amplia que la de Vodafone y que sea 100% FTTH, echando mano de MÁSMÓVIL para que le ayude a financiarla gracias al acuerdo de acceso al que también llegaron ambos operadores.

  • El grupo MÁSMÓVIL fue el último en apuntarse al despliegue con la consiguiente desventaja en cobertura aunque poco a poco lo ha ido subsanando gracias a su acuerdo con Orange, de manera que ofrece fibra Orange en grandes ciudades a precios low cost mientras que su propio despliegue lo centra en pequeños municipios donde incluso ni ha llegado Movistar.

De tales estrategias podríamos establecer diferentes riesgos y ventajas por los que ha apostado cada operador para seguir creciendo en el futuro pero ¿a quién le saldrá mejor la jugada?

Ventajas

Riesgos

Movistar

Blindar clientes satisfechos con fibra.
Incluir televisión hace que aumente el ARPU.
Ahorro por la aceleración de cierre de centrales ADSL.
Ingresos extra por los acuerdos con Vodafone y Orange.

El interesado en low cost puede acabar en Lowi.
El despliegue puede no ser rentable.
Apostar por usuarios que lo quieren todo obliga a llegar a acuerdos que rentabilicen las redes con más usuarios.

Vodafone

Mayor volumen de posibles nuevos usuarios al utilizar red de Movistar y dos marcas diferentes para impedir que los que menos pagan, acaben en otras redes.

Depende de redes de terceros y su rentabilidad por usuarios disminuye hasta que cree conveniente desplegar su propia red.

Orange

Ingresos extra por el acuerdo con MÁSMÓVIL que le ayudan a desplegar y tener clientes más rentables.

El interesado en low cost puede acabar en MÁSMÓVIL.
Los usuarios más exigentes pueden elegir un servicio de televisión que es más completo en sus competidores.

MÁSMÓVIL

Blindar clientes satisfechos con fibra en poblaciones pequeñas.

Menor cobertura y por tanto, menor volumen de mercado al que ofrecer sus servicios.

Se deduciría entonces que Movistar apuesta principalmente por los usuarios que más gastan, Vodafone no querría dejar escapar a ningún tipo de usuario aunque la rentabilidad de una parte sea inferior, Orange estaría buscando el mayor equilibrio entre rentabilizar su propia red y contar un amplio volumen de posibles clientes a través de sus numerosas marcas blancas mientras que las marcas de grupo MÁSMÓVIL se centran en hacerse con el mercado low cost con muchos usuarios que paguen menos.

Para saber qué estrategia acabará siendo más acertada para los operadores habrá que esperar para ver la evolución de los próximos años pero ¿cuál crees tú qué será más rentable? ¿recibir ayuda para desplegar nuevas redes a cambio de que parte de los usuarios de tu red sean clientes de otro operador como Movistar y Orange o contar con una mayor huella de usuarios propios utilizando una infraestructura propia, aunque sea más pequeña como la de Vodafone y MÁSMÓVIL?

¿Qué nos interesa más como usuarios?

Fibra En Casa

Como decíamos al comienzo, a priori, todos ganamos. Los operadores por una mayor optimización de recursos y los usuarios porque no vemos demasiado limitada la oferta por temas de cobertura ya que a través de la red más amplia del país, podemos contratar los servicios de Movistar, Tuenti, Vodafone, Lowi y Orange.

La iniciativa de acabar con la brecha digital está en manos de Movistar (con Vodafone y Orange como respaldo), MÁSMÓVIL y algún que otro operador local como Adamo.

Pero el hecho de llegar a este tipo de acuerdos quizás también haya desincentivado que operadores alternativos se lanzaran a desplegar fibra en zonas donde tuvieran dudas. Total, si antes o después va a arriesgar Movistar su dinero, para que lo van a hacer otros. No es algo que podamos afirmar con certeza y posiblemente nunca lo sepamos pero todo apunta a que estos acuerdos tampoco servirán para acabar con la brecha digital. ¿Habrá ayudado la optimización a acelerar la llegada de fibra o todo lo contrario por desaparecer los incentivos por llegar el primero?

En Xataka Móvil | Por qué pienso que las licencias de espectro deberían ser gratis.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos