Compartir
Publicidad
El mercado español: un mercado de pruebas para marcas chinas que ya está muy polarizado
Mercado

El mercado español: un mercado de pruebas para marcas chinas que ya está muy polarizado

Publicidad
Publicidad

Algo tiene España que las marcas chinas están poniendo sus ojos en nuestro país. No se trata de un mercado pequeño pero los puntos de ventas que acaparan las ventas se pueden contar con los dedos de las manos, por lo que lograr una gran distribución es tarea de estar en tres o cuatro distribuidores físicos (Media Markt, Phone House, Fnac...) o tiendas online (Amazon, PCcomponentes...).

ZTE y Huawei están más que establecidas en España y la segunda incluso está cerca de la marca que más smartphones vende, Samsung, y otras buscan su hueco desde la distribución online, como OnePlus. Recientemente hemos visto como llegaba oficialmente Xiaomi, que viene cosechando una buena fama sobre todo a base de smartphones con una gran relación calidad-precio, y pronto llegará Oppo. Pero lo cierto es que los usuarios españoles ya tienen un puñado de marcas preferidas y es muy difícil que una nueva pueda triunfar.

Tres marcas acaparan el mercado

Como muy bien explica Ignacio del Castillo en su anuncio en exclusiva de la llegada de Oppo a España para la próxima primavera, entrar en el mercado español para una marca con recursos para convencer a los principales retailers es sencillo. Más de la mitad de los móviles que se venden en nuestro país salen de tiendas que venden smartphones libres (aunque los operadores también los venden libres) y el precio medio que pagamos, poco más de 200 euros, está en línea con gran parte de la oferta de Oppo.

Tres marcas (Samsung, Huawei y Apple) acaparan el 62% del mercado por unidades vendidas y el 79% por valor de ventas

Hasta ahí son todo ventajas. Pero si atendemos a los últimos datos sobre ventas de smartphones en España vemos como solo tres marcas superan el 10% de cuota por unidades vendidas (una de ellas, Apple, por los pelos) y que entre esas tres acaparan ya el 62% del mercado. De hecho, si ampliamos la selección a las diez marcas que más venden, el resto se quedan solo con un 6,7% del mercado.

Y eso mirando a las unidades vendidas y sin la irrupción de Xiaomi, que parece haber entrado con fuerza, porque si miramos a la cuota por valor de las ventas, entre Samsung, Huawei y Apple suman ya un 79% de cuota. Las marcas fuera del top 10 solo suman un 4,7% entre todas, y no son precisamente pocas. Datos muy poco alentadores para cualquier marca que se quiera estrenar en España.

Oppo no es, o no tiene la fama, de Xiaomi

Oppo R11s

El problema para Oppo no es solo lo acaparado que está el mercado español por un puñado de marcas. El principal problema es que Oppo no tiene la fama que tiene Xiaomi, y con muchos usuarios todavía reticentes a hacerse con un móvil "chino" (aunque casi todos los smartphones se fabriquen allí) no será fácil hacerse hueco. El "esa marca china tan buena de la que todo el mundo habla" ya está ocupado, sea por Xiaomi o por otras marcas.

Oppo por supuesto que tiene smartphones muy interesantes y que se apuntan a la moda de los casi sin marcos, como los R11s o el F5, pero el problema es que no es la única marca que apuesta por precios competitivos en smartphones con potencia para todo tipo de usuarios. Mucho trabajo por delante tiene por delante tiene una marca con el respaldo de BBK Electronics (gigante que también posee OnePlus y Vivo), que podrá impulsarle a nivel publicitario, pero lo primero es ganar el boca a boca, y de eso están muy lejos.

En Xataka Móvil | 12 smartphones sin apenas marcos entre 150 y 300 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos