Compartir
Publicidad

El necesario pronunciamiento de la CNMC sobre el 4G y los operadores móviles virtuales

El necesario pronunciamiento de la CNMC sobre el 4G y los operadores móviles virtuales
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el verano del pasado año empezamos a ver como los operadores móviles con red propia comenzaban con el encendido de sus redes 4G, las de tecnología más avanzada que pueden ofrecer conexiones con hasta 150 Mbps de bajada. Cada uno a su ritmo, con más o menos ciudades con cobertura o con Movistar llegando algo tarde, pero ya todas cuentan con dicha tecnología en parte de su red.

Pero salvo sorpresa los clientes de operadores móviles virtuales, que recordemos ya tienen más de un 12% de cuota de mercado en España, tendrán que esperar al menos un año desde el comienzo de los despliegues para poder conectarse al 4G, ya que los virtuales han sido incapaces hasta ahora de conseguir que sus operadores host les den acceso a la última evolución de la telefonía móvil, ante la preocupante pasividad de la CNMC.

¿Cuestión de frecuencias?

Yoigo fue el primer operador en anunciar su propio despliegue de 4G aunque posteriormente Vodafone y Orange anunciaron sus propios despliegues, impulsados por la apuesta de la primera, a pesar de que parecía que tendríamos que esperar al dividendo digital para ver los primeros despliegues masivos de una tecnología mucho más implantada a estas alturas en otros países.

Dicho adelanto en las fechas previstas obligó a Vodafone y Orange a emplear las bandas de los 1.800 y 2.600 MHz, no tan ideal para el despliegue del 4G como es la banda de los 800 MHz, al tener peor penetración en interiores y menor rango de alcance por antena. El problema reside en que la banda de los 800 MHz supuestamente tendría que haber estado disponible para comienzos de este año, actualmente está ocupada por la TDT, pero el gobierno aún no la ha liberado por lo que los operadores siguen teniendo que trabajar con las frecuencias menos deseadas.

Ahora el retraso en la disponibilidad de la banda ideal para el despliegue 4G ha sido el argumento que ha usado Vodafone a la hora de no darles a sus virtuales el acceso a esta red, mientras Orange siempre se ha mantenido en un segundo plano en cuanto a fechas. Varias han sido las ocasiones en las que virtuales han expuesto sus esfuerzos para hacer llegar el 4G a sus clientes, de hecho Jazztel indicó que su uso estaba contemplado en la renovación de su acuerdo con Orange, pero la realidad es que hasta ahora ninguno dispone de ello.

¿4G incluido en los acuerdos de red?

Ahora la discusión es si el uso de 4G está contemplado en los acuerdos que los virtuales mantienen firmados con sus operadores de red. Poco hemos oído hablar de ello a los virtuales con cobertura Movistar pero los que cuentan con la cobertura de Orange y Vodafone han sido mucho más ruidosos, aunque estos se han manifestado en distintas direcciones a veces.

Ante la imposibilidad hasta ahora de conseguir 4G los virtuales han protestado pero también han asegurado que buena parte de sus clientes no consideran ahora mismo una necesidad incipiente poder conectarse a dicha red. Aún así este argumento no es el que ha esgrimido Pepephone, que ha decidido cambiar de operador host porque el suyo, Vodafone, según ellos le venía dando largas durante meses mientras el virtual perdía clientes en favor de operadores con 4G disponible.

El atrevido y arriesgado paso de Pepephone

A estas alturas todos conoceréis el movimiento que recientemente ha hecho Pepephone, que ha decidido cambiar su cobertura de Vodafone a Yoigo. El proceso de cambio, que podría implicar el cambio de las tarjetas SIM de los 450.000 clientes del operador de los lunares, no comenzaría como mínimo hasta junio pero la demanda que ha interpuesto contra Vodafone puede hacer que este proceso tome distintos caminos.

El virtual de Globalia no ha dado un paso cualquiera al cambiar de operador de red como han hecho otros operadores, el más reciente el de Euskaltel cambiando de Vodafone a Orange, porque además de decidir cambiar de socio Pepephone ha denunciado ante un juzgado de lo mercantil a Vodafone, porque según ellos su hasta ahora socio ha incumplido el contrato que ambos mantenían al no haberle proporcionado acceso a su red 4G.

Poco podemos decir desde aquí sobre si realmente Vodafone ha incumplido o no su acuerdo con Pepephone al no tener acceso a dicho contrato, pero las consecuencias de dicha denuncia pueden ir en cualquier dirección. Desde que el juzgado de la razón al virtual y este pueda romper con la compañía británica sin salir perjudicado hasta que Vodafone gane el juicio y que Pepephone se exponga a una sanción que podría poner en riesgo su negocio.

Arriesgado también porque Pepephone será el primer operador móvil virtual con cobertura Yoigo (más Movistar por extensión), operador que ya anunció estar abierto a acuerdos con virtuales. Yoigo desde sus inicios ha sido muy ambicioso con su propio despliegue de 4G, también en parte a que no espera a la banda de los 800 MHz porque no tiene licencia para ella, siendo el operador con la red más extendida con unos planes bien claros, llegar en nada a toda población de al menos 70.000 habitantes. Una red que promete pero al fin al cabo pero de momento Pepephone será el conejillo de indias.

¿Es la CNMC? ¿Se puede poner alguien?

Pero a todo esto, ¿hemos mencionado en algún momento al regulador del sector desde el comienzo de este artículo? No, y es que parece que la CNMC no está, que tiene el teléfono descolgado o está comunicando todo el rato. Si no es así que alguien venga y explique como es posible que el encargado de poner paz entre operadores no es que no haya tomado cartas en el asunto sino que no se haya ni tan siquiera pronunciado sobre este asunto.

Su ausencia en este entuerto queda en evidencia cuando Pepephone en vez de recurrir a ella coge y presenta su denuncia contra Vodafone ante un juzgado de lo mercantil. No soy ni mucho menos un experto legal pero lo suyo sería que si Pepephone tuviese algo de confianza en el regulador primero habría presentado una queja, denuncia o como quieran llamarle ante la CNMC, antes de tener que dar un paso que le puede meter en serios problemas dado que las consecuencias son impredecibles.

Con esto no quiero decir que la CNMC tendría que haber llegado e imponer que los operadores con red propia estuviesen obligados a ceder su 4G a los virtuales, pero al menos podrían dar su opinión acerca de si su uso debe estar abierto a los operadores que en gran medida han contribuido a que el mercado español de telefonía móvil se haya dinamizado tras años en los que la competencia se reducía a tres compañías.

Da igual el sentido pero un pronunciamiento claro del regulador seguramente habría ahorrado a Pepephone dar el paso que ha dado como lo ha dado. Simplemente si hubiesen tenido claro que Vodafone no les iba a dar acceso a su 4G aunque si se lo diesen cuando la banda de los 800 MHz este disponible, podrían haber esperado a la finalización de su acuerdo para cambiar de red, sin poner en riesgo su negocio.

Por eso sinceramente, aunque ahora se haya abierto el melón del 4G, porque de hecho parece ser que Yoigo se está ofreciendo como operador de red a los virtuales algo de lo que podremos tener más detalles el miércoles en una rueda de prensa que apunta a interesante, es necesario que la CNMC tome carta en el asunto, no para dar barra libre pero si al menos para poner algo de claridad en un asunto que lleva meses bastante difuso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio