Compartir
Publicidad
Publicidad

Phone House en números rojos, ¿hemos cambiado la forma de comprar smartphones?

Phone House en números rojos, ¿hemos cambiado la forma de comprar smartphones?
Guardar
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mercado depende de los clientes, de las personas, y por tanto está sometido a un constante cambio. Los nuevos sectores de negocio surgen a la misma velocidad que otros no tienen más remedio que desaparecer, y los que se mantienen en activo han de evolucionar necesariamente. Son las reglas del juego, no queda de otra. El sector de los smartphones no escapa a estas reglas universales y el de su distribución mucho menos, el ejemplo lo muestra ahora Phone House.

La filial que opera en España de Carphone Warehouse, la distribuidora de teléfonos móviles británica, está en crisis. Las cifras que recoge Sabemos son, aparentemente, clarificadoras. La que durante 19 años de actividad ha dominado con claridad la venta de teléfonos móviles y tarifas de operadoras en España sufre hoy un revés importante.

Caída de Phone House, 65 tiendas menos

Phone House

Según Sabemos, de los 2124 trabajadores de media que mantenía en 2015, Phone House ha pasado a 1951. Las tiendas abiertas se han reducido, pasando de 356 establecimientos a 307 y el gasto en personal se ha reducido en 5 millones de euros. Sus franquicias, pues no todos los establecimientos son de la compañía, han pasado de 198 a 178 en la actualidad. En total, 65 establecimientos menos y números rojos.

La reducción no sólo se refleja en locales y personal. En servicios, Phone House presenta cifras que muestran una caída en el número de reparaciones así como en sus servicios bancarios (financiaciones) y suministros. Todo parece un claro indicativo de que en España está cambiando la forma en que adquirimos nuestros terminales, y también la frecuencia de compra de los mismos.

Posibles causas de la caída

Moviles Libres

La competencia tiene parte de la culpa. Mientras en su momento había un par de sitios de referencia para adquirir un teléfono móvil, hoy en día los encontramos prácticamente en todas las grandes superficies. En algunos sitios con stands de las propias operadoras, comercializándolos con contrato y planes de prepago, en otros como modelos libres en sitios como MediaMarkt, El Corte Inglés y varios más.

La tendencia de compra también cambia en cuanto a que los terminales libres aumentan su cuota año tras año. Mientras que antes lo corriente era adquirir tu nuevo móvil a través del operador de turno, ahora las grandes superficies y comercios online, como el omnipresente Amazon, se llevan su buen pico de ventas año tras año, en una tendencia creciente.

La crisis también ha afectado, por supuesto, y la renovación de los terminales ha ido espaciándose en el tiempo. Incluso los más promíscuos aguantan más tiempo con el mismo terminal, y los seguros que venden algunos fabricantes ayudan a que los móviles estén más tiempo en mejor estado. Hacen que se mantengan en funcionamiento, retrasando la compra de un nuevo terminal. Incluso las operadoras, como Movistar, impulsan ya frecuentemente campañas para favorecer las renovaciones.

Quizá sea hora de replantearse la forma de actuar

Homer Simpson

Las cifras de Phone House no tienen que acabar necesariamente con su cierre, aunque posiblemente obliguen a la compañía a realizar reajustes internos para soportar el descenso en sus cifras. Pero sí deben suponer un toque de atención tanto para distribuidores como fabricantes. El mercado puede soportar cierto número de móviles vendidos cada año, y la cifra se acerca cada vez más al tope.

Fabricantes tan promíscuos como Samsung, o los modelos chinos que llegan a Europa año tras año, están copando el mercado a un ritmo que será difícil soportar. No cabe duda de que los países emergentes representan oportunidades importantes de crecimiento para marcas y distribuidoras, pero en los territorios asentados las ventas se estabilizan, e incluso caen. Como muestran las cifras de Phone House.

Así que puede que todo esto represente un bache temporal, un punto de inflexión que haga que la posición dominante de Phone House sea ocupada por otra empresa. O bien puede significar que la forma en que compramos los teléfonos móviles ha cambiado. Que han cambiado los tiempos y que han cambiado los métodos. Que quizá haya que empezar a buscar nuevas formas de seguir consiguiendo ventas que no se asienten única y exclusivamente sobre los clientes que renuevan su terminal.

Más información | Sabemos
En Xataka Móvil | Movistar impulsa los descuentos por entregar móviles viejos durante las rebajas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos