Compartir
Publicidad

Si las predicciones acertaran, hoy todos los teléfonos llevarían Windows Mobile

Si las predicciones acertaran, hoy todos los teléfonos llevarían Windows Mobile
Guardar
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente pudimos debatir con vosotros en torno al último informe de Gartner sobre reparto del pastel de sistemas operativos en telefonía móvil. Según la consultora, en 2014 Symbian perdería su situación privilegiada y su hegemonía sería asediada por Android, cuyos tentáculos ya habrían llegado, para ese entonces, a las gamas media y baja.

Aunque Gartner es una consultora seria y relativamente independiente, sus predicciones son eso, predicciones y, como tales, están sujetas a todo tipo de imponderables que las pueden convertir en poco menos que una fábula ridícula cuando se vuelve la vista atrás.

Corría el año 2006, y los especialistas de Gartner estaban convencidos de que Nokia perdería la hegemonía en Smartphones. Lo curioso es que, por aquél entonces, ni siquiera había llegado el primer iPhone al mercado (se lanzó en junio de 2007) y mucho menos Android. ¿Quien era, entonces, el sistema operativo que supuestamente iba a matar a Symbian en 2010?

La respuesta, vista a día de hoy, parece un chiste. En Gartner creían que sería Windows Mobile 5.0 y sus sucesores los que acapararían todas las ventas. En beneficio del criterio de los consultores de Gartner hay que decir que, por aquella época, nadie tenía claro el concepto actual de smartphone. El mercado estaba divivido entre los terminales centrados en voz, y los terminales centrados en datos,conocidos popularmente como PDA, y entre los que se contaban dispositivos tan populares como la Palm Treo, el HP iPaq o la Dell Axim.

HTC Dream Android

Para Gartner, estaba claro que las ventas de PDA subirían hasta acabar por completo con los móviles convencionales. Parece ser que a nadie se le ocurrió que ambos sistemas convergerían. En aquel entonces, RIM y Palm dominaban el mercado de las PDA seguidos por HP. El crecimiento de las PDA basadas en Windows Mobile 5.0 llevó a los analistas de Gartner a suponer que el sistema operativo de Microsoft acabaría por superar a sus competidores.

Comparándolo con Symbian, a Gartner no le faltaban razones para considerar que Windows Mobile pudiera vencer a su rival finlandés. Al fin y al cabo, Windows Mobile era más homogéneo que el sistema de Nokia (del que había muchas versiones diferentes en el mercado). Además, su integración con aplicaciones informáticas tan conocidas como Outlook, o la suite Office era muy superior. Desde un punto de vista lógico, la predicción de Gartner parecía coherente.

Entonces llegó 2007, llegaron los táctiles y llegó el iPhone para trastocarlo todo. Al año siguiente apareció el HTC Dream o G1, el primer móvil con Android, y el futuro poblado de teléfonos Microsoft que atisbaron los consultores de Gartner se fue definitiva, y coloquialmente, al carajo.

Maemo

Las nuevas predicciones de Gartner auguran un halagüeño futuro para Android, pero en cuatro años pasan muchas cosas. Nokia puede recuperar terreno, Meego podría ser el bombazo que nadie espera tras el fiasco de Maemo, Android podría acabar siendo incapaz de adaptarse a los sistemas más potentes o a los tablets. Hasta Windows Phone 7, cuyo lanzamiento oficial tendrá lugar a mediados de octubre, podría dar al traste con cualquier vaticinio.

En mitad de este fregado, Apple puede perfectamente lanzar otra de sus ideas revolucionarias (prestadas o propias) y hacer que el mercado de un nuevo volantazo como ya hizo con el primer iPhone. Al paso que va, de hecho, en cuatro años incluso es posible que todos llevemos un iPhone en el bolsillo.

Hasta que todo eso ocurra, tan sólo nos queda tener en mente la opción más probable, que es la ofrecida por consultoras de talla internacional como Gartner. Aunque todas las predicciones fallen, siempre nos quedará el poder releer sus informes con una sonrisa.

Más información | Asymco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos