Compartir
Publicidad
Publicidad
Hasta un año de cárcel: compartir capturas de conversaciones de WhatsApp te puede salir muy caro
Móvil y sociedad

Hasta un año de cárcel: compartir capturas de conversaciones de WhatsApp te puede salir muy caro

Publicidad
Publicidad

Que levante la mano el que no haya compartido nunca la captura de una conversación privada de WhatsApp, Telegram o cualquier otra aplicación de mensajería instantánea o red social. Y es que acompañar un cotilleo de su correspondiente pantallazo se ha convertido en una práctica de lo más utilizada en estos tiempos que corren.

Pero una conducta como ésta, que ya está tan interiorizada socialmente, puede traernos algún que otro problema, y es que no debemos olvidar que al fin y al cabo, pese a que las leyes aún se están amoldando a los cambios en nuestro modo de comunicarnos, una conversación privada aunque sea en WhatsApp, sigue siendo eso, privada.

Las capturas vuelan

Antes de meternos en términos legales, vamos a comenzar con un dato que sorprenderá a más de uno. Según un estudio publicado por la Universidad de Indiana, hay un 25% de posibilidades de que una conversación de texto con temática sexual (lo conocido actualmente como sexting) en la que estamos involucrados, llegue como mínimo a tres personas más a través de una captura de pantalla propagada.

Así que como vemos, las posibilidades de que un mensaje de la índole que sea (pero especialmente si es de carácter sexual o bochornoso) se propague, son bastante altas. Pero ¿qué pasa con el derecho a la intimidad y al honor? ¿Qué es lo que señala la ley sobre esto? ¿Cuáles son los límites? Vamos a verlo.

gossip

¿Compartir capturas de conversaciones es delito?

Como decíamos al comienzo, las leyes se están adaptando a los nuevos modelos de comunicación, y el común de los mortales aún no conocemos del todo bien dónde están situados los límites en estos términos. Y es que en los medios hemos visto casos en los que compartir conversaciones privadas se ha tomado como delito por la justicia y a la vez, vemos cómo son los propios medios de comunicación los que publican este tipo de material, quedándonos un poco en el tintero el saber qué y qué no es legal.

Para aclarar todas estas dudas, hemos acudido a un conocedor a fondo de la materia, el abogado Rodrigo López Garrido, experto en ciberdelitos, que ha resuelto todos los interrogantes que nos asaltaban sobre el tema.

Xataka Móvil: ¿Compartir pantallazos de conversaciones de WhatsApp u otros servicios es delito?

Rodrigo López: No lo es cuando yo he intervenido en esa conversación, es decir, si soy uno de los dos interlocutores o si la captura proviene de un grupo (de WhatsApp por ejemplo) al que yo pertenezco, aunque hay algunos matices.

Xataka Móvil: Entonces, ¿yo puedo divulgar una captura sin permiso de la otra persona involucrada en la conversación?

Rodrigo López: Según el secreto de las comunicaciones privadas reflejado en el artículo 18. 3 de la Constitución Española sí, pero hay que tener cuidado con otro dato, que es el daño al honor. Si difundimos algo que puede dañar el honor de la otra persona y decide denunciarnos, esto se hará por la vía civil que es más rápida y efectiva que la vía penal, por lo que podemos tener un problema serio.

«Si difundimos algo que puede dañar el honor de la otra persona y decide denunciarnos, esto se hará por la vía civil que es más rápida y efectiva que la vía penal»

Xataka Móvil: ¿Qué pasa si yo difundo conversaciones de terceras personas en las que yo no estoy involucrado?

Rodrigo López: Que esto sí que es un delito, es lo que se llama descubrimiento y revelación de secretos. Puedes aferrarte a la privacidad de la fuente y decir que te ha cedido esa captura, pero esto no te ampara ante la ley en caso de denuncia.

Xataka Móvil: ¿Hay diferencia entre mostrar las capturas de conversaciones a terceros por vía privada y difundirlas o publicarlas en redes sociales?

Rodrigo López: Por supuesto, difundir o publicar una conversación privada de forma abierta en una red social es muchísimo más grave que difundirla de manera privada, aunque puede ser que esto se acabe esparciendo y de haber denuncia, se buscase el origen de la difusión. Y es que el elemento de la difusión y el alcance obtenido es clave de cara a que la sentencia sea peor.

Xataka Móvil: ¿Qué pasa cuando son los medios de comunicación los que difunden este tipo de contenidos? Porque estamos hartos de ver capturas de conversaciones de políticos o famosos a diarios.

Rodrigo López: Estos medios tienen que demostrar que son de importancia para casos de Estado o judiciales, pero en ningún caso pueden atacar al honor o la privacidad de los implicados. Hay muchos medios a los que no le sale rentable publicar estas cosas por las denuncias posteriores que reciben.

Xataka Móvil: ¿Algún consejo para defendernos de esta intromisión en nuestra intimidad?

Rodrigo López: es complicado evitarlo, pero solo se me ocurre que no usar el móvil cuando vuelves de fiesta ayudaría mucho (se ríe).

No hagas lo que no te gustaría que te hicieran

Como vemos, este tipo de conductas pueden acarrearnos problemas si llegan a mayores con un difusión exagerada, si atacamos el derecho al honor o difundimos contenido de terceros, así que además de lo que nos indica el abogado sobre que "si bebes no cojas el móvil" el mejor consejo que os podemos dar nosotros es que, antes de hacer esa captura y enviarla, pienses en si te gustaría que te lo hicieran a ti y que tu intimidad llegase a esas tres personas del 25% de posibilidades.

En Xataka Móvil | Alternativas para sustituir los infames grupos de WhatsApp de padres

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos