Publicidad

El debate sobre permitir llamadas durante vuelos se centra ahora en la convivencia en el aire

El debate sobre permitir llamadas durante vuelos se centra ahora en la convivencia en el aire
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hasta no hace tantos años montarse en un avión significaba desconectarse del mundo por completo. El uso de aparatos electrónicos estaba prohibido, sobre todo durante las operaciones de aterrizaje y despegue, a pesar de que los móviles cuentan con un modo avión que desconecta todo tipo de redes inalámbricas.

Y ahora que el uso de móviles está permitido durante todo el vuelo (en modo avión) y que las aerolíneas están implementando el WiFi, a precios desorbitados, en Estados Unidos se ha abierto un debate muy serio sobre si permite las llamadas durante los vuelos. Ya no es cuestión de seguridad o posibles interferencias, es cuestión de lo molesto que puede resultar que los pasajeros parlanchines molesten a otros con sus llamadas.

Tal y como cuenta el Wall Street Journal, el Departamento de Transportes de Estados Unidos está planteándose la posibilidad de permitir las llamadas en los vuelos que operen dentro de su territorio. Las llamadas vía internet son posibles gracias al WiFi que ofrecen muchas aerolíneas en sus trayectos, pero de momento en el país norteamericano están prohibidas, al contrario que en otras regiones del mundo, donde sí están permitidas.

Empeoramiento de la convivencia en el aire

Con las redes WiFi instaladas por las mismas compañías no hay ningún problema de seguridad, por lo que el debate de si se deberían permitir las llamadas en los vuelos no pasa por ahí. Las dudas vienen por el lado de la convivencia de los pasajeros, ya que podría resultar molesto para los miembros de la cabina tener a otros compañeros de viaje al lado hablando por teléfono, dado lo reducido del espacio disponible a bordo.

Antes de tomar una decisión final, el organismo público escuchará opiniones, aunque ya son varias las voces las que se han alzado en contra de permitir las llamadas a bordo. The Association of Flight Attendants, una asociación que reúne a miles de trabajadores de aerolíneas se ha posicionado en contra, por "representar una amenaza para la seguridad y por poder provocar conflictos en los cielos".

El precedente del vagón del AVE silencioso

Aunque el Departamento de Transportes decida dar su visto bueno a las llamadas a bordo, las compañías de transporte aéreo tendrán la última palabra. Delta Air Lines y JetBlue Airways ya habrían manifestado que las prohibirían, aunque habrá que ver que ocurre si otras aerolíneas que cubran los mismos trayectos permiten su uso y les roban clientes.

En España ya hemos visto como Renfe intentó poder orden en la convivencia de sus AVE, con la creación de los vagones silenciosos. En ellos las llamadas y los móviles con sonido están prohibidos, con el objetivo de que nadie se sienta molestado y que quien quiera pueda echar una siesta, pero crear algo así en un avión parece más complicado. Veremos en qué acaban las intenciones del Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Vía | The Wall Street Journal

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir