Compartir
Publicidad

Fundas hechas con restos de vehículos accidentados: una nueva forma de concienciar contra el uso del móvil al volante

Fundas hechas con restos de vehículos accidentados: una nueva forma de concienciar contra el uso del móvil al volante
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Da igual que todos sepamos lo peligroso que es usar el móvil al volante, porque son muchos los que son incapaces de no atender a su smartphone mientras conducen. Y no hablamos únicamente de responder a llamadas sin un manos libres, aunque responder por esa vía también acaba despistando, hablamos de aquellos que no pueden esperar y contestan al WhatsApp cuando deberían tener toda su atención en la carretera.

Las distracciones al volante, entre las que el uso del móvil es la más habitual, causan en España un 30% de las víctimas mortales, unas 500 personas al año que podrían seguir vivas de haber dejado a un lado su móvil mientras conducen. De ahí que la DGT haya ido subiendo paulatinamente la "agresividad" de sus campañas, tanto mediáticas como a través de controles, y de ahí que proyectos, como el que presenta Volkswagen, tengan tanta importancia.

Los ingresos, para una fundación

Como indica la propia Volkswagen, el pasado mes de febrero se prohibió el uso de teléfonos en el coche en Suecia, una medida que no ha reducido el número de accidentes relacionados con ellos. Ahora la marca alemana ha ideado una nueva forma de concienciar a los conductores, de echar una mano en la prevención de estos accidentes, y ha relacionado directamente los dos problemas causantes: vehículos y móviles.

La forma de hacerlo es, además, tremendamente original. Desde Volkswagen han lanzado la campaña Crashed Cases, o fundas estrelladas. Fundas para teléfonos móviles hechas de restos de vehículos accidentados, para que así llevemos siempre encima un recordatorio de cuán peligroso es usar el teléfono móvil cuando estamos al volante.

Las probabilidades de tener un accidente de tráfico se multiplican por 23 si usamos el teléfono al volante, recuerda Volkswagen

Recuerda el fabricante alemán que las probabilidades de tener un accidente de tráfico se multiplican por 23 si usamos el teléfono al volante. Algo aparentemente tan nimio como enviar un mensaje de WhatsApp, o de texto, mientras estamos conduciendo puede poner en riesgo no sólo nuestra vida, sino la de nuestros acompañantes y la del resto de ocupantes de la vía por la que circulemos en ese momento.

Las fundas comercializadas son para el iPhone 8 y no hay posibilidad de elegir color. Como indica Volkswagen, cada funda es única, está hecha a mano y tiene un número de serie que la identifica. El precio al que podemos comprar estas fundas en la página web habilitada para esta campaña es de 599 coronas suecas, lo que se traduce en aproximadamente 57 euros.

Los ingresos que se obtengan de esta campaña por la que Volkswagen venderá carcasas para el iPhone 8 hechas con restos de coches accidentados, irá para la fundación Trafikskadefonden, una fundación sueca que ayuda a las víctimas de accidentes de tráfico durante su rehabilitación. Un noble gesto y una buena excusa para recordar lo que parece evidente, pero no acabamos de grabar a fuego en nuestro cerebro. No debemos usar el móvil al volante.

Un 30% de las víctimas a causa del uso del teléfono

Text Drive

Como contábamos al principio, sólo en España, las distracciones al volante causan un 30% de las víctimas mortales, y la mayoría de ellas están provocadas por el uso del teléfono móvil. Enviar un mensaje, leer uno recibido, consultar el mapa que hace las veces de navegador o incluso manipular el móvil para realizar una llamada de teléfono.

Como indicó el Ministerio del Interior a raíz de un informe del pasado 2016, una encuesta condujo a que el 94% de los encuestados catalogaba el uso del móvil al volante como una práctica "muy peligrosa", pero un 25% de los mismos reconocía hablar por teléfono durante la conducción sin manos libres, y un 18% de ellos incluso respondía a mensajes, ya fuese de texto o a través de apps de mensajería instantánea.

Enviar un mensaje durante la conducción supone que podemos recorrer más de medio kilómetro a ciegas, sin prestar atención a la carretera

Usar el móvil al volante implica, según la AAA Foundation por Traffic Safety noreamericana, hasta tres distracciones diferentes: la visual, la cognitiva y la manual. Dejamos de ver la carretera, dejamos de prestar atención a la conducción y perdemos el control total sobre el volante por tener las manos ocupadas.

Cuenta la DGT que marcar un número de móvil circulando a 120 kilómetros por hora implica que recorremos, sin ver la carretera, una distancia de 429 metros. Es decir, el largo de cuatro campos de fútbol. Si además escribimos un mensaje, esta distancia aumenta hasta los 660 metros. Más de medio kilómetro de conducción a ciegas.

De ahí que todas las campañas para concienciar a los conductores contra el uso del móvil al volante sean siempre pocas, y que acciones como ésta de Volkswagen, y de otras compañías sean siempre necesarias. Lo volvemos a repetir por si no ha quedado claro durante todo el artículo. No debemos usar el móvil al volante. Es un riesgo para nosotros y para todos los demás.

Más información | Crashed Cases
En Xataka Móvil | Un modo coche para erradicar el uso del móvil al volante, la idea del gobierno británico

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio