Publicidad

La cara B de las apps de petición de taxis: por qué no todos las usan

La cara B de las apps de petición de taxis: por qué no todos las usan
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

La evolución de teléfono móvil a smartphone hizo que éste pasase de ser un simple complemento a algo imprescindible en gran variedad de actividades laborales. Ya no sólo como comunicador constante, sino como propia herramienta. El gremio de los taxistas no escapa a esto aunque pueda parecerlo y ya hace tiempo que se empezó a trabajar con apps, aunque no todas son iguales ni todo son ventajas con ellas.

Recientemente hemos hablado con Antonio Cantalapiedra, presidente de MyTaxi en España, en una detallada entrevista en la que nos informaba del servicio, de cómo trabajan con ellos los taxistas y de la actualidad del servicio y el sector. En esta ocasión hemos recogido varias opiniones de taxistas (que usan o no alguna de estas apps), así como el de una de las asociaciones del colectivo en España con el fin de tratar el tema desde su punto de vista. ¿Por qué hay taxistas reticentes a trabajar con ellas? Desgranemos las apps de petición de taxi.

La alternativa que se anticipó

En España tenemos por un lado las apps que sí han sido una evolución de los servicios tradicionales como radio-taxi o tele-taxi, como es el caso de Tele Taxi Madrid y su app gratuita para iOS y Android lanzada en 2013. Año en el que también se extendía Taxible, una opción a la que se fueron añadiendo servicios de algunas ciudades como Tele Taxi Valencia.

En la otra rama nos encontramos con apps que actualmente son bastante conocidas y habituales como By-Taxi, MyTaxi o Hailo. La primera, nacional, nace en 2012 y en los otros casos se trata de productos de origen extranjero de hace algunos años aunque llegasen a España entre 2012 y 2013. En el caso de MyTaxi, como comentábamos en la entrevista, se inicia en Alemania en 2010 para llegar una año después a España (Madrid y Barcelona) y Hailo, por su parte, nace en Londres en 2011 y llega también a Madrid y Barcelona en 2013.

Hay dos grupos de apps: las que nacen como actualización de lo preexistente y las que provienen de empresas privadas

Tenemos pues dos grupos: las apps que nacen como actualización de lo preexistente y las que provienen de empresas privadas. Los mismos objetivos, los cuales son que tanto clientes como taxistas tengan mejor experiencia y los servicios se agilicen, pero con un origen distinto. Algo que de momento no supone una competencia (salvo la inherente entre los distintos desarrolladores y los propios taxistas), pero que podría suponer la diferencia en un futuro.

No es cuestión de modernidad

Los taxistas tienen claro que la evolución es que la petición de taxis funcione por aplicación en un futuro. Apps que, como veíamos en el caso de MyTaxi, sustituyen el sistema tradicional de pedido telefónico que enlentecía la operación y además aporta ventajas como hacer reservas o pedir un tipo de vehículo en concreto, que lleve sillas para bebés o que acepte transportar animales.

Sin embargo, no todos optan de buenas a primeras por usar alguno de estos servicios, aunque no tiene nada que ver con un rechazo a la innovación que se asume para este colectivo muchas veces. Una imagen extendida de que se trata un colectivo aferrado a los métodos tradicionales y reticente a los cambios tecnológicos que no se corresponde con la realidad (ya hemos visto antes que las apps se usan y desde hace años).

Hemos hablado con la Asociación Élite Taxi de Madrid (AETM) y nos recalcaron que se trata de un falso estereotipo muy extendido:

Nos reprochan que no queremos modernizarnos cuando nos expresamos en contra de servicios como Uber, y no tiene nada que ver. El taxi es un sector que se ha modernizado[...]. Nosotros (los taxistas de AETM), por ejemplo, trabajamos con apps y nuestros coches llevan conexión wifi

En la entrevista al CEO de MyTaxi se menciona que uno de los principales inconvenientes de cara a la implantación de MyTaxi es que suponga algo nuevo con respecto al vínculo con la tradicional emisora. Algo que, como nos transmite tanto la AETM como el resto de taxistas con los que hemos hablado no es una apreciación del todo realista dada la creciente extensión de las apps y, como hemos visto, el hecho de que las emisoras hayan desarrollado su app.

El verdadero componente generacional

Taxi

No se trata pues de un anclaje al pasado por tratarse de un gremio reacio a evolucionar según nos aclaran los propios taxistas. El verdadero componente de antigüedad o más bien generacional existe en relación a la solicitud en sí, es decir, a que cierto sector de la población no recurra a estos servicios mediante app y aún lo haga por teléfono o desde las paradas.

Esto aún representa un target y uno de los motivos por el que quizás aún tarde en generalizarse MyTaxi, según nos explica Ricardo S., taxista de Valencia que de momento prefiere trabajar por su cuenta y no asociado a uno de estos servicios.

Conozco a taxistas de MyTaxi y hay algunas cosas que pulir (son alemanes y nosotros no), pero parecen funcionar bastante bien.

Ricardo lo ve como "una evolución de radio y tele-taxi de toda la vida (que también han creado su propia app) pero nada extraordinariamente nuevo". Él de momento prefiere no recurrir a ninguna de estas apps y esperar a ver cómo la situación se va adaptando, tanto a nivel de la aplicación de cara a la diferencia de servicios entre un país y otro como por el hecho que comentábamos de ese sector del público que no recurre a estas apps.

Creo que en Valencia acaban de entrar y va algo lento, pero está claro que es el futuro y cuando estén mas implantadas acabaremos estando todos en alguna. De todas formas (...), aquí con tantos taxis libres rodando por todas partes y hasta que la "gente mayor" seamos nosotros no creo que se generalice.

Como nos informábamos también por parte de la AETM, la postura de los taxistas que de momento se oponen al uso de las apps no se basa pues en la negación a la evolución tecnológica, sino en una cuestión de cómo el taxista crea y gestiona su cartera de clientes y al hecho en sí de que sea suya. Asumen que la evolución es a la generalización de las apps, pero no lo ven próximo.

No es negación, es prevención

El CEO de MyTaxi mencionaba entre las razones por las cuales no se usaba el servicio un motivo ideológico debido a que, como ocurre en su caso y en el Hailo, son servicios provenientes de un país extranjero. Puede que esta impresión exista a nivel particular, pero desde la AEMT nos matizan que el "inconveniente" no es el hecho de que sean de otro país, sino un largo plazo incierto como empresa privada.

No tenemos un posicionamiento en contra en el presente, sino que existe la duda de cara a un medio largo plazo de que las condiciones con el taxista puedan cambiar (con respecto al porcentaje que se lleva la empresa) y de a qué pueda derivar el servicio. Pero desde AETM no tenemos ninguna certeza de que vaya a ocurrir

Son conscientes de las ventajas que supone el trabajo con apps, y de que ya en la actualidad es clave llegar a través de los smartphones. Sus miembros, de hecho, trabajan con ellas y no existe ningún problema. Pero recuerdan que se trata de empresas privadas, que el taxista firma las condiciones con ellos y no existe ningún problema con ello, pero así el intermediario siempre será la app y será quien en realidad posee la cartera de clientes.

Una actitud preventiva de cara a que en un futuro estos servicios creasen un servicio paralelo de modo que fuese competencia, aludiendo al ejemplo de MyTaxi respaldada por el Grupo Mercedes. En ese caso, desde la AEMT explican que sí se trataría de competencia desleal principalmente porque las condiciones a las que estarían sujetos no serían las mismas en cuanto a regulación.

Taxímetro

Con respecto a esto, surgió inevitablemente el descuento del 50% que MyTaxi aplica en sus servicios actualmente con motivo de una promoción. Desde AEMT nos comentan que no tienen constancia de que haya denuncias en este sentido, pero que podría tratarse de una estrategia basada en un vacío legal, dado que por norma los taxistas no pueden aplicar descuentos de manera voluntaria e individual, sino que atienden a un régimen de tarifas estipuladas.

Un colectivo algo disgregado

El gremio de los taxistas no tiene ningún organismo oficial que les represente a nivel nacional. Hay varias asociaciones nacionales como Fedetaxi o UNALT que, a su vez, representan a las agrupaciones a nivel de ciudad como Radio Taxi Gremial en Madrid. Es un sector demasiado desunido que complica emprender proyectos o acciones conjuntas, por ejemplo de cara a los servicios que sí son una competencia actual como Uber, Cabify o BlaBlaCar.

Lo ideal sería que hubiese una app única para todo el colectivo a nivel nacional (como competencia para las empresas ajenas al sector), pero es un proyecto que existe y nunca acaba de llevarse a cabo definitivamente

Explican desde AEMT que es una idea que se promueve desde hace tiempo pero que dada esta heterogeneidad resulta muy complicado. No obstante, creen que una app propia del gremio sería la manera adecuada de prestar un buen servicio para los clientes y, a su vez, que los taxistas tuviesen las ventajas que dan estas apps, como la ausencia de intermediarios tradicionales o el aumento del número de carreras (y por tanto de beneficios).

Evolución sí, pero según cómo

En lo que coinciden todos los entrevistados, tanto taxistas, como asociaciones como Antonio de MyTaxi es que en España existe un estereotipo que no se ajusta a la realidad. Ese tópico que en la entrevista también se mencionaba o, como nos han ejemplificado en esta ocasión, "el taxista tipo Torrente" al hablar de lo poco fiel a la realidad que es esta imagen.

Poco de arcaico tienen pues este sector que, como muchos otros, trabaja con apps en beneficio propio y de los usuarios que podemos necesitar su servicio. Una mezcla de taxistas que apuesta por estas apps de gestión privada por la buena experiencia que está teniendo con ellos frente a otro bando que, si bien no es reticente por el hecho de la tecnología, lo es bien por el tipo de cliente o por las dudas a largo plazo.

En Xataka Móvil | NTaxi, la app para compartir taxi con la que usuarios y conductores salgan ganando
En Xataka | Uber, ante el juez: "si hay competencia desleal, son los conductores los que deberían estar aquí"
En Genbeta | La caída del precio de las licencias de taxis, otra posible consecuencia de apps como Uber

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir