Publicidad

El plan de Israel para evitar contagios por coronavirus: rastrear los teléfonos

El plan de Israel para evitar contagios por coronavirus: rastrear los teléfonos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El coronavirus está teniendo un alto impacto a nivel de telefonía móvil. A nivel de aplicaciones, China creó una app para detectar contactos cercanos, Wuhan nos deja el caso de los estudiantes y las apps para hacer los deberes y HouseParty demuestra que el aislamiento no tiene por qué ser aburrido. Más allá de tema apps, surgen distintos escenarios, como el de la utilización de los móviles para rastrear a posibles infectados.

Es el caso de Israel, país que tiene entre sus intenciones utilizar, según informa el New York Times, una gigantesca base de datos de teléfonos móviles para tratar de reducir las cifras de contagio en el país.

La geolocalización como arma contra el coronavirus

Datos

Ya se han superado los 300 positivos en Israel, número que ha bastado al gobierno para empezar a aplicar medidas restrictivas como el cierre de escuelas y universidades, prohibición de reuniones interiores de más de 10 personas y aislamiento de miles de personas. Según indica el New York Times el Primer Ministro del país, Benjamin Netanyahu, ha autorizado a la agencia de seguridad del país a usar una base de datos de teléfonos móviles para analizar los movimientos de la población.

La base de datos se usaría para conocer los movimientos de los ciudadanos: si han estado en contacto con un positivo, se les enviaría un mensaje advirtiendo de que es necesario el aislamiento

Esta base de datos, con la información respectiva a la geolocalización de los ciudadanos, se pondría al servicio de la agencia de seguridad para encontrar a personas que hayan estado en contacto cercano con casos positivos, para así enviarles un mensaje de texto indicando que se aíslen de inmediato. Se trata de la estrategia de Israel para tratar de frenar los contagios advirtiendo a la población en base a la geolocalización.

Moviles

Uno de los puntos chocantes de la noticia está en que, según fuentes del New York Times, esta base de datos lleva gestándose desde el año 2002 de forma secreta, para recopilar datos con el fin de combatir el terrorismo del país. Así, según esta información, Israel tendría ya una sólida base de datos con los movimientos de los ciudadanos. No hay datos sobre qué datos se recogen exactamente, pero sí constancia de que los relativos a la geolocalización son parte de ellos.

Desde 1995, a nivel legal, el gobierno israelí puede acceder a las bases de datos de los operadores "según sea necesario para desempeñar las funciones de las fuerzas de seguridad o ejercer sus poderes", gracias a su Ley de Telecomunicaciones. No obstante, pese a la aprobación del Primer Ministro, el Parlamento aún debe aprobar la medida.

"El uso de tecnologías avanzadas de Shin Bet (servicio de inteligencia y seguridad general interior de Israel) está destinado a un solo propósito: salvar vidas. De esta manera, la propagación del virus en Israel puede reducirse, rápida y eficientemente. Se trata de una actividad centrada, limitada en el tiempo y limitada que es supervisada por el gobierno, el fiscal general y los mecanismos reglamentarios".

Como es habitual, este tipo de medidas plantean dudas a nivel de privacidad. Según declaraciones de funcionarios del Estado a las que habría asegura haber accedido el NYT, se plantea que el uso de este tipo de bases de datos en estos casos "está destinado a salvar vidas".

Vía | New York Times

Imagen | ODEB

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios