Compartir
Publicidad
Publicidad

Poniendo cerco a los timos: no pagaremos las llamadas a números 118 si no las hacemos voluntariamente

Poniendo cerco a los timos: no pagaremos las llamadas a números 118 si no las hacemos voluntariamente
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Pocos usuarios se habrán librado de pagar (inicialmente) una llamada que realmente no han solicitado. Los sustos en facturas por llamadas con un coste fuera de lo normal, las llamadas a números de tarificación adicional no se incluyen en ninguna tarifa plana, cada vez son menos habituales, pero todavía hay desarrolladores que se aprovechan de agujeros en el sistema para intentar colarnosla.

Con eso es con lo que quiere acabar la próxima normativa que impondrá nuevas obligaciones a los dueños de números de atención telefónica, los 118. Este tipo de números, creados para liberalizar un negocio que en su día tenía en exclusiva Telefónica mediante el 1003, han sido usados para timar a los usuarios, por ejemplo marcándolos sin que el usuario lo solicite desde una aplicación, algo que se acabará pronto.

El proceso de renovación de la normativa que regula los 118 dio comienzo a principios de año, con las recomendaciones de la CNMC, que han sido parcialmente recogidas en la propuesta del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, el encargado de aprobar la normativa. La renovación es totalmente necesaria, ya que el regulador tuvo que imponer distintas multas el año pasado a empresas que mandaban SMS con ganchos a usuarios para que llamasen a sus números, pudiendo suponer la broma hasta 11 euros por dos minutos.

Si no lo marcamos no pagaremos

Acabar con las aplicaciones que marcan números sin que nosotros seamos conscientes de ello es una tarea de Google y Apple, pero la nueva normativa atajará ese problema por otra vía: si no marcamos conscientemente el número no se nos podrá pedir que paguemos la llamada. No sabemos cómo se podrá demostrar eso (puede que accediendo a la grabación de la llamada) pero es un gran paso para acabar con este tipo de timos.

También se tomarán medidas para que el usuario sea consciente de cuánto le puede salir la broma de llamar a uno de estos números. Según llamemos se nos ha de informar de la tarifa máxima (ya que puede variar según el operador desde el que llamemos), el coste de ese tiempo de locución no podrá superar al de una llamada al uso y se tendrá que señalar que la facturación es por segundos.

Más información | CNMC
En Xataka Móvil | La lenta muerte del número de información telefónica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos