El primer móvil del equipo de Xataka Móvil: del Alcatel One Touch Easy al Nokia 3210
Móvil y sociedad

El primer móvil del equipo de Xataka Móvil: del Alcatel One Touch Easy al Nokia 3210

¿Recordáis cuál fue vuestro primer teléfono móvil? Seguro que muchos tendréis que echar la vista atrás más de 20 años y exprimir vuestro cerebro para traer a la mente los recuerdos con él. En otros casos, os acordaréis de vuestro primer móvil como si fuera ayer.

En Xataka Móvil, hemos hecho memoria para contaros cuál fue el primer móvil de cada miembro del equipo (por desgracia, es buen indicativo de la edad que tenemos cada uno...). Aquel que sólo funcionaba con redes 2G o 3G, que ni siquiera era inteligente, que sólo servía para llamar y recibir SMS, pero que en todos los casos nos trae muy buenos recuerdos. No olvidéis dejarnos vuestros comentarios, seguro que os acordáis de auténticas joyas.

Vamos con una buena dosis de nostalgia

Siemens M55 A50
Siemens M55 (izda.) y Siemens A50 (dcha.)

Desde los primeros smartphones a modelos de finales de los 90. El primer móvil de cada uno puede variar mucho dependiendo de la persona y de su edad. El Alcatel One Touch Easy es, sin duda, el gran protagonista de nuestro recopilatorio. Pero también tenemos modelos de Siemens, Nokia, Ericsson, Panasonic e incluso un Samsung algo más "reciente". ¿Preparados para hacer un viaje en el tiempo?

Siemens A50

El primer móvil de Álvaro García

Si no me falla la memoria, mi primer móvil fue un Siemens A50. Y si no fue ese modelo exacto, sería uno muy parecido, ya que en esa época no había tantas diferencias entre móviles. Llamaba, enviaba mensajes y tenía algún jueguecito. Eso era lo importante. Recuerdo su pantalla amarilla y como en la época, siendo prácticamente un niño, mis padres me limitaban el saldo a llamar y enviar SMS solo para lo imprescindible.

Como era de esperar, acababa volviendo a los dos días a pedir una recarga porque lo gastaba en enviar mensajes chorra con algún amigo. Aunque lo que más me gustaba era trastear con carcasas y cambiarle la apariencia cada dos por tres. Habrá quien piense que estoy loco, pero juro que cambiaría los materiales de vidrio o acero que se llevan ahora por móviles de plastiquito que se puedan cambiar.

"Recuerdo que en aquella época, siendo prácticamente un niño, mis padres me limitaban el saldo a llamar y enviar SMS solo para lo imprescindible"

Siemens M55

El primer móvil de César Muela

Mi primer móvil fue el Motorola T191, pero al que más cariño le tengo y el que primero me viene a la memoria es el Siemens M55. Es difícil olvidar un móvil con teclas naranjas, lucecitas en los laterales y un escorpión como fondo de pantalla (¡y a color!). Aún tengo en la cabeza el sonido de las teclas (sobre todo, porque eran los tiempos en los que había que pulsar varias veces hasta llegar a la letra que querías), y los ratos que echaba descargándome politonos, ¡y haciéndolos yo mismo!

Lo de la batería extraíble también tenía su punto y la sensación de robustez que tenía, también. Aunque lo que recuerdo que me molaba en su día (y que hoy en día me repelería) eran las lucecitas, que empezaban a iluminarse incluso antes de que sonara el teléfono por una llamada. ¡Magia! Año 2003, qué tiempos aquellos.

Alcatel One Touch Easy Nokia 3210 Galaxy Mini
De izda. a dcha.: Alcatel One Touch Easy, Nokia 3210 y Samsung Galaxy Mini

Alcatel OneTouch Easy

El primer móvil de Iván Ramírez

Mi primer móvil fue el Alcatel One Touch Easy, un pequeño monstruito con aspecto de poder sobrevivir a una guerra nuclear. Era capaz de recordar nada menos que las últimas cinco llamadas, funcionaba con pilas AAA de toda la vida y no tenía ni un solo juego ni podía hacer nada salvo llamar y recibir y enviar mensajes, y esto último con bastante sufrimiento, todo sea dicho.

No recuerdo qué fue de él, pero sí que después de él me hice con otro Alcatel One Touch que parecía ligeramente mejor o al menos más bonito, pues era en color azul. En la actualidad al menos uno de ellos sobrevive su vida de jubilado en una caja escondida en el fondo de un armario.

"Era capaz de recordar nada menos que las últimas cinco llamadas, funcionaba con pilas AAA de toda la vida y no tenía ni un solo juego"

Alcatel OneTouch Easy

El primer móvil de Samuel Fernández

Lo recuerdo como si fuera ayer, porque aún hoy le guardo muchísimo cariño. Mi primer teléfono móvil fue un Alcatel One Touch Easy en color gris oscuro. Era realmente bonito en una época en la que los móviles podían permitirse tener formas diferenciadas entre si, y no eran ladrillos de cristal y metal, o de cristal y plástico.

Era realmente resistente y me flipaba que la antena se podía sacar y volver a poner sin que funcionase mal. Más de una vez se me cayó al suelo y la antena salía disparada hacia un lado y las pilas (sí, pilas) hacia otro. Lo volvías a poner todo en su lugar y listo, a seguir con tu vida. Qué tiempos.

Ericsson T10

El primer móvil de Amparo Babiloni

No sé cuál fue el primer móvil que tuve. Bueno, sí lo sé, pero no recuerdo el modelo ni la marca porque directamente no tenía. Lo compré en uno de esos packs prepago de Vodafone y la marca era esa: Vodafone. Recuerdo que era gigante y horrible, con antena extraíble y todo, pero poco más.

El siguiente móvil que tuve sí lo recuerdo bien. Fue un Ericsson T10 verde que heredé de mi madre. A día de hoy creo que sigue teniendo uno de los diseños más icónicos de la historia de la telefonía móvil. Aún lo conservo, aunque no se enciende.

Nokia 3210

El primer móvil de Laura Sacristán

Un año me tiré pidiendo a mis padres que me compraran un móvil hasta que, por fin, me regalaron el Nokia 3210 en el año 2000. Era de color azul metalizado, pequeño, estilizado... Me encantaba. Aún recuerdo las largas horas jugando a la serpiente, el inconfundible tono de llamada de Nokia y las tendinitis en el dedo gordo mandando SMS. Unos SMS en los que, por cierto, había que ahorrar el máximo de letras posible.

Me gustaría decir que lo conservo en un cajón junto a otros de mis primeros móviles, pero la realidad es que a los 9 meses lo perdí. Menudo disgusto. De ahí pasé a un Nokia 8210 de segunda mano, en color rojo brillante y aún más pequeño que el 3210. Me gustaba tanto que, ahora que han pasado 20 años, me he planteado varias veces comprar la versión 4G que vende actualmente Nokia.

"Me tiré muchos meses pidiendo a mis padres que me compraran un móvil hasta que, por fin, me lo regalaron en el año 2000"

Samsung Galaxy Mini

El primer móvil de Christian Ruiz

Después de algún móvil con tapa que provenía de la fosa común de mis padres, mi primer smartphone como tal me lo regalaron cuando aún no tenía los 18 años. En ese momento las prioridades eran otras, por eso tocó un Samsung Galaxy Mini, que encima no era libre, así que tenía todo el bloatware de la compañía telefónica. Un peso extra que no le venía nada bien a un teléfono tan diminuto, aunque para WhatsApp, Twitter y algún juego casual era suficiente.

Panasonic GD52

El primer móvil de Plokiko

Recuerdo perfectamente el día que fui a comprar mi primer móvil y el lugar. Un stand en un centro comercial. Días antes había pasado para echar un vistazo a los móviles que se ofertaban en las vitrinas, apuntar sus precios (y promociones con saldo gratuito), y coger folletos de Movistar, Airtel y Amena. Porque en el año 2000, ya tenía la costumbre de comparar tarifas para elegir la que más me encajara.

La idea original era comprarme Alcatel One Touch Easy, cuyo diseño siempre me había gustado, pero al final me decanté por un Panasonic GD52, con un diseño radicalmente distinto. Más alargado, delgado y con pantalla algo más grande, que recuerdo exprimir enviando SMS que posiblemente hoy me serían ilegibles. El móvil no tenía juegos, o al menos no lo recuerdo.

Alcatel One Touch Pocket

El primer móvil de Cosmos

El primer móvil que tuve fue un Alcatel One Touch Pocket. Fue en el año 2000 y parece que fue ayer cuando lo llevaba en el bolsillo de la mochila del instituto, porque para mí de "pocket" no tenía nada. En su lanzamiento, el Alcatel One Touch Pocket sí que llegó a ser el móvil más pequeño del fabricante (116x59x19 mm y 125 g). Era más compacto y ligero que el popular Alcatel One Touch Easy, pero me resultaba incómodo llevarlo en el bolsillo, sobre todo por su antena.

Aún así, me encantaba su elegante diseño, me llamaba mucho la atención lo ancho pero delgado que era en esa época. Tenía una base de carga para cargar el móvil en vertical y se convirtió en el despertador de mi mesita de noche, así que hace más de 20 años que me acostumbré a cargar la batería del móvil todos los días a pesar de que entonces aguantaba tres o cuatro días. Sobre sus funciones "especiales", llevaba calculadora y permitía crear citas. Era un móvil muy básico.

"Era más compacto y ligero que el Alcatel One Touch Easy, pero me resultaba incómodo llevarlo en el bolsillo, sobre todo por su antena"

Alcatel OneTouch Easy

El primer móvil de Iván Linares

Empecé en los móviles cuando la telefonía GSM comenzaba a ser mayoritaria. Y lo hice con un teléfono que creo tuvimos muchos: el Alcatel One Touch Easy. Un móvil que hoy no llegaría ni a básico, y que por aquel entonces, seguramente en 1998 (lo que ha llovido), tampoco tenía demasiada categoría. Pero se le podían poner pilas, a ver qué smartphone de hoy en día puede revivir al instante con un paquete de Duracell.

Aquel One Touch Easy era de Airtel, la antepasada de Vodafone. Recuerdo que le di un trote enorme, y eso que no llamaba mucho por teléfono. Tenía antena, el espacio para las pilas que ya mencioné y se desmontaba como un LEGO: si se te caía al suelo saltaba en veinte piezas. Lo montabas y a correr: como nuevo. Igual que los smartphones de ahora, ¿verdad?

Temas
Inicio