Publicidad

Réquiem por las 4 pulgadas

Réquiem por las 4 pulgadas
125 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Nos llevábamos muy bien esas cuatro pulgadas y yo. Probablemente acabe acostumbrándome a lo que no hace ni dos llamábamos zapatófonos, pero esas 5,5 pulgadas me siguen resultando insondables. Se me resisten. Había pocos dispositivos que defendieran esa diagonal con garantías, y el máximo exponente del teléfono compacto y manejable, el iPhone 5S, parece destinado a morir muy pronto.

Al menos eso es lo que parecen dictar los acontecimientos. La maquinaria de la rumorología Apple ha sido más vehemente que nunca en estos últimos meses, y llevamos todo ese tiempo hablando de esos dos teóricos modelos de 4,7 y 5,5 pulgadas que por fin -dirán muchos- pondrán a la empresa de Cupertino en su sitio en una tendencia que parecía escapárseles. Y eso, mis queridos lectores, significará probablemente -para muchos- el fin de las aún queridas 4 pulgadas en el segmento de gama alta.

¿Qué será del iPhone de 4 pulgadas?

Si como todo parece Apple efectivamente presenta dispositivos de mayor tamaño, es lógico pensar que hará lo mismo que ha hecho hasta ahora con sus smartphones "antiguos". Seguirá manteniendo cierto nivel de fabricación de los iPhone 5C y 5S debido a la demanda, pero es probable que jamás vuelva a aparecer un nuevo modelo con esa diagonal.

requiem-4-pulgadas-2.jpg

Mantener los modelos del año pasado será especialmente interesante en esta ocasión: el salto en tamaño es especialmente significativo en esta ocasión, y habrá que ver si el iPhone 5S puede mantener el tipo una buena temporada más.

Es de esperar que no lo haga mal del todo, pero también es probable que las numerosas mejoras adicionales del iPhone 6 de 4,7 pulgadas hagan que de nuevo el modelo del año anterior quede totalmente ensombrecido. Y que lo haga de forma premeditada por una Apple que es maestra en convencernos de que cada año necesitamos renovar móvil. O mejor dicho, renovar iPhone.

El smartphone (casi) ha muerto, viva el phablet

Hasta ahora Apple ha sido implacable con sus decisiones de diseño. El salto de las 3,5 pulgadas de diagonal a unas más coherentes 4 pulgadas parecía natural, pero eso, claro, implicó la desaparición de aquellos modelos originales. Y lo mismo ocurrirá con los actuales iPhone 4S, iPhone 4, iPhone 5, iPhone 5C y iPhone 5S, que se mantienen a la venta dependiendo de la región y que han demostrado lo bien que le ha funcionado ese tamaño a Apple.

requiem-4-pulgadas-3.jpg

De hecho, nadie en el segmento Android pareció siquiera querer toserle a la empresa de Tim Cook. Sony fue la única que el año pasado se envalentonó para lanzar al mercado el Sony Xperia Z1 Compact, un terminal de 4,3 pulgadas con buenas maneras que, sin embargo, no parece haber cuajado demasiado. En Android mandan las tendencias. Y la única tendencia importante hoy en día es la de ofrecer una pantalla por encima de las 5 pulgadas. La propia Sony es la única que parece resistirse parcialmente a esa tendencia, y ha renovado su apuesta por smartphones por debajo de esas diagonales con el lanzamiento de un espectacular Sony Xperia Z3 Compact que dispone de unas 4,6 pulgadas muy tentadoras.

Hace algo más de un año esa tendencia que apuntaba a pantallas de cada vez mayor tamaño avanzaba a toda máquina. Los fabricantes se sacaban de la manga modelos en los que las cinco pulgadas de diagonal parecían ser tan solo el primer paso de un crecimiento mayor. Nos preguntábamos entonces si lo siguiente serían los smartphones de 6 pulgadas, casi en tono de broma. Nadie parecía contemplar entonces esa diagonal de pantalla como algo práctico.

Y mira tú por dónde, un año después nos encontramos con una situación en la que el tamaño de los smartphones no ha parado de aumentar y lo ha hecho con el beneplácito de la comunidad de usuarios. Los phablets de 6 pulgadas de los que muchos se reían (nos reíamos) tienen todas las papeletas para suceder a la hoy en día casi diagonal estándar en phablets, esas 5,5 pulgadas que probablemente también acaben quedándosenos pequeñas.

El consuelo de las ediciones mini

Queda un pequeño refugio para el guerrero: si lo que más te importa en un smartphone es el tamaño y sigues sin hacerte al mundo de los phablets, hay alternativas. Las gamas medias y bajas de dispositivo precisamente suelen aprovechar menores dimensiones de pantalla para abaratar costes y poder mantener un buen equilibrio entre precio y prestaciones. Y luego, claro está, están los mini. Esos teléfonos descafeinados que quizá haya que comenzar a mirar desde otra perspectiva.

requiem-4-pulgadas-4.jpg

Se han ganado a pulso ese calificativo. Ya sabéis, lo de descafeinados. Porque lo son. Las ediciones "Mini" de los smartphones de gama alta no solo recortan en pantalla: lo hacen en otros muchos apartados importantes: procesador, memoria o cámara suelen ser víctimas de ese gusto de los grandes fabricantes por ofrecer ediciones Mini en toda la extensión de la palabra.

Afortunadamnete las cosas ya no son lo que eran, y como decíamos los avances en el terreno del hardware han hecho que uno no deba descartar tan pronto estos dispositivos. Porque los procesadores de estos smartphones suelen ser solventes, sus cámaras decentes -quizás el apartado que más sufre-, y sus plataformas software idénticas a las de sus hermanos mayores. De hecho, hace tiempo que Google sabe lo importante que es que dispositivos menos potentes también ofrezcan la mejor experiencia de usuarios: millones de futuros compradores -la mayoría, en países emergentes- lo demandan.

Puede que la adopción de las 4,7 pulgadas tenga un efecto curioso, no obstante. Quizás los fabricantes de Android que no se atrevían a lanzar modelos de gama alta en menos de 5 pulgadas quieran lanzarse de nuevo a un nicho -en eso nos hemos convertido- casi olvidado para los defensores de Android. La idea casi parece cobrar sentido si uno no se detiene a pensar que precisamente lo que Google parece querer es seguir creciendo en tamaño.

Eso es al menos lo que se puede deducir de ese hipotético Nexus X, que con sus teóricas 5,9 pulgadas de diagonal podría cerrar de sopetón la puerta a una diagonal de pantalla que para muchos fue perfecta durante mucho tiempo. Como ahora lo son las 5 pulgadas, y como parece que lo serán las 6 no tardando demasiado.

Os echaré de menos, cuatro pulgadas. Os echaré de menos.

En Xataka Móvil | Odio los teléfonos grandes | Me encantan los teléfonos grandes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir