Publicidad

¿Tiene lugar un smartphone de 10 dólares en el mercado actual?

¿Tiene lugar un smartphone de 10 dólares en el mercado actual?
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

La tecnología es cuestión de batir récords aunque sea por llegar al tope por lo más bajo. Y en lo referente a precios de smartphones, hasta el momento había sido Mozilla quien había puesto a la venta el más barato por sólo 25 dólares y su sistema operativo (cosa que por cierto no le fue demasiado bien). Ahora llega Walmart con un par de smartphones que, según las condiciones, tiene un coste de entre 10 y 50 dólares. ¿Cómo es de realista un lanzamiento así?

Hace unas semanas convivimos con el LG Wine Smart, que si bien no es el smartphone más económico su precio ronda los 178 euros, por lo que no resulta caro, pero lo recordamos en esta ocasión por la experiencia. Hablando de las características de este terminal nos plantamos con un procesador Snapdragon 201, 1 GB de RAM y 4 GB de memoria interna, la misma que los de Walmart, y ya vimos que ****no fue una convivencia fácil.

LG Sunrise

De hecho, casualmente se trata del mismo fabricante. Estos teléfonos de bajo coste son LG, concretamente el Sunrise L15G y el Lucky LG16C, optimistas nombres para unos smartphones movidos por procesadores dual core y RAM desconocida, ya que en las especificaciones de la web oficial no figura este dato. Así quedarían las fichas técnicas de ambos productos:

Sunrise L15G
Lucky LG16C
Pantalla
3,8 pulgadas, resolución 480 x 320 píxeles
3,8 pulgadas, resolución 480 x 320 píxeles
Procesador
Qualcomm Snapdragon 1.2 GHz Dual-Core MSM8210
Qualcomm Snapdragon 1.2 GHz Dual-Core MSM8610
Memoria
4 GB + microSD (incluida de 4 GB, ampliable hasta 32 GB)
4 GB + microSD (incluida de 4 GB, ampliable hasta 32 GB)
OS
Android 4.4 KitKat
Android 4.4 KitKat
Conectividad
3G, Bluetooth 4.0
3G Bluetooth 4.0
Batería
1.540 mAh
1.540 mAh
Cámara trasera
5 megapíxeles con flash
5 megapíxeles con flash
Dimensiones y peso
112,52 x 63,5 x 12,45 milímetros, 119 gramos
112,52 x 63,5 x 12,45 milímetros, 119 gramos
Precio aproximado
Desde los 10 dólares (operadora Tracfone) en Walmart
Desde los 30 dolares (operadora Tracfone) en Walmart

Como podemos ver son teléfonos prácticamente parejos salvando el procesador, que sin distar tampoco mucho entre un modelo y otro es la única diferencia. Presentan las características que cabe esperar en un terminal de un precio tan bajo, si bien más o menos son las que se espera de smartphones de baja gama como el Moto E, aunque ya comparando con éste muestran algunas carencias que conviene no pasar por alto.

Hablemos de lo “básico”

En el mercado del smartphone hay una gran diversidad de catálogo debido sobre todo a la gran variedad de necesidades y exigencias de los usuarios de cara a elegir uno de estos productos. Con el tiempo se ha ido consolidando un perfil de usuario que dadas sus necesidades (llamadas y poco de lo “smart” se ha designado como usuario básico y, por tanto, están los smartphones básicos.

Android Kitkat

No obstante, esta denominación podría no haber evolucionado al compás de la industria. Aunque nos refiramos a un perfil de uso poco exigente en cuanto a servicios o número de apps, hay que tener en cuenta tanto la presencia como la calidad de las funcionalidades, y no olvidar algo tan manido como real como es la obsolescencia programada y los efectos en la práctica de la asincronía entre hardware y software actual.

El peso de las carencias

No todos los sacos pesan lo mismo cuando se trata de ir eliminándolos para aligerar coste. En este caso nos encontramos tres ausencias remarcables que no hay que olvidar aunque aludamos a lo que comentábamos con respecto al usuario básico. De hecho, es habitual que se busque un “teléfono para llamar y para WhatsApp”, y esto conlleva en cierto modo la necesidad intrínseca de incluir una cámara frontal que no vemos en estos terminales, por lo habitual de las autofotos en redes sociales y mensajería.

Autofoto

El hecho de que no tengan soporte 4G tampoco es en sí una necesidad, pero en la actualidad su presencia ya representa un reclamo de cara a la venta de terminales. Esto deja patente que hay una exigencia por parte del usuario medio y puede tener peso en la decisión final del mismo, siendo su ausencia en ocasiones un motivo de descarte como lo es también la de no disponer de doble SIM.

Quizás la falta menos notoria sea la del NFC, al menos en regiones como España en las que dicha tecnología se está extendiendo y aún no es tan conocida y habitual. Pero de cara a un futuro enfocado a los sistemas de pago contactless se convierte en algo que si bien tampoco es imprescindible su ausencia es motivo de reproche en un teléfono actual, como ya ocurrió con el OnePlus 2 en el caso de los usuarios más exigentes (y tratándose de un terminal de otra gama).

Los 4 GB y el unicornio de la microSD

MicroSD

Muy bien hacen en LG de indicar en las características de este terminal en cuanto a su almacenamiento interno que de los 4 GB de éste son en realidad 1,15 GB los que quedan disponibles. Una matización que puede resultar muy útil a un posible comprador que no tiene por qué saber qué ocupa su sistema operativo, qué volumen ocupan las actualizaciones o qué es eso del caché.

Actualmente en un smartphone Android los 4 GB dan para poco más que el sistema y las apps preinstaladas

Ya vimos tras la experiencia con el LG Wine Smart que actualmente en un smartphone Android los 4 GB dan para poco más que el sistema y las apps preinstaladas, que en el caso del launcher de la marca sí permite desinstalar al menos parte de ellas. El uso de una microSD es prácticamente una obligación al poco de empezar a usar el terminal, más aún si se piensan realizar o recibir fotografías.

Un almacenamiento externo que, aunque permita ubicar aquí ciertos contenidos (como algunas carpetas de fotografías y listas de música) no siempre es una salvación dado que en ocasiones. Ya lo vimos al intentar instalar el juego Real Racing 3 y los alrededor de 720 MB que necesita de almacenamiento local aunque se instale en la microSD, sin los cuales no funciona.

El otro unicornio: los 10 dólares

Walmart ha tenido buen ojo y ha jugado bien la carta del precio porque, en efecto, 10 dólares por un smartphone aparentemente suficiente son un buen reclamo. No obstante, cuando se trata sobre todo de estas ofertas tan llamativas siempre hay que ver la letra pequeña, y en este caso no es una excepción.

Cabe recordar que se trata de smartphones de Tracfone, una operadora de móviles de pre-pago (sin contrato) que sólo trabaja Estados Unidos. Si no vivimos allí ya tendremos que añadir el sobrecoste del envío, con lo que según dónde lo adquiramos finalmente puede quedar entre 30 y 60 euros (al cambio). Además, puede que tengamos que desbloquearlo, algo que si bien no tiene por qué tener un coste implica que perdemos la garantía de la casa según los términos y condiciones de Tracfone.

Smartphone

Este precio aún es muy bajo para un smartphone, pero quizás haya que replantearse si no compensaría invertir algo más en alguno de los smartphones que sin pasar de los 100 euros que presentan al menos cámara frontal y 4G en muchos casos. Y algunos parten de 8 GB de almacenamiento mínimo que como hemos visto puede suponer al menos un respiro en cuanto al uso por muy “básico” que sea.

Ya lo dijeron en Mozilla tras retirar su proyecto del smartphone de 25 dólares, que la experiencia final del usuario tiene más peso que lograr el mínimo coste. Y quizás en 2015 toque actualizar el concepto de “básico” en cuanto a exigencias para que sea más realista y no se convierta en excusa para enmascarar carencias.

En Xataka Móvil | 35 smartphones libres que rondan los 100 euros y comparativa de precios con los operadores
En Xataka Android | He pasado 10 días con el Android más barato del mercado (59 euros) y esta ha sido mi experiencia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir