Publicidad

Euskaltel cierra la compra de R en 1.190 millones de euros. ¿Hacia dónde camina el operador?

Euskaltel cierra la compra de R en 1.190 millones de euros. ¿Hacia dónde camina el operador?
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

España está recorriendo un camino claro en lo que a telecomunicaciones se refiere. De los cinco grandes operadores de Banda Ancha fija que teníamos hace escasos dos años -Movistar, Vodafone, Orange, ONO y Jazztel- nos hemos quedado con tres, tras las compras de ONO por parte de Vodafone y de Jazztel por Orange.

Y ante unos grandes operadores que se hacen más grandes todavía, Euskaltel ha decidido dar pasos para no quedarse como un actor pequeño recluido en el País Vasco. De esta manera, anunció el pasado mes de junio su intención de hacerse con su la cablera gallega R, acuerdo que se ha cerrado durante el día de ayer en 1.190 millones de euros, pero ¿qué hay detrás de este movimiento?

Euskaltel lleva tiempo dejando claro que no se iba a quedar impasible mientras sus grandes rivales, cada vez con más fibra en Euskadi, engordaban. Así, preparó una salida a bolsa que implicó un cambio de accionistas (salieron fondos de inversión que habían entrado años atrás), pero poco antes del 1 de julio, fecha marcada para el salto al parqué bursátil, anunció la bomba.

¿Hacerse grandes o ponerse guapos?

Inicialmente Euskaltel anunció que pagaría 1.155 millones de euros por su colega gallega, aunque la cifra se ha elevado a 1.190 millones de euros debido a las buenas perspectivas de la cablera. Los vascos también estaban tras Telecable también, con la que cubrirían toda la cornisa cantábrica salvo precisamente Cantabria, pero un fondo se interpuso en su camino, aunque no sabemos por cuanto tiempo.

Con la unión de las cableras vasca y gallega, Euskaltel gana en tamaño, lo que le permitirá ajustar precios a la hora de comprar terminales para ofrecerlos a sus clientes (ahora mismo sus precios no son precisamente los mejores), aunque las redes de ambas marcas poco pueden crecer, al abarcar ya la mayoría de las poblaciones de sus respectivos mercados.

El valor de Euskaltel (y todas las cableras) decrece según avanzan los despliegues de fibra en sus territorios

Pero la pregunta que nos recorre a más de uno es si la salida a bolsa de Euskaltel y su ambición de crecimiento mediante compras reflejan ganas de competir o es simplemente la construcción de un vestido para ponerse guapos de cara a un posible comprador. No lo tendrán fácil si quieren ser comprados, ya que su mayor baza es la profundidad de sus redes de cable, lejos todavía de los despliegue de fibra de sus rivales.

Pero según va pasando el tiempo los Movistar (la que más), Vodafone y Orange van haciendo llegar su fibra a más ciudades vascas y gallegas, lo que baja el valor de Euskaltel. Otra posibilidad es que no sea ninguna de las tres anteriores las que pongan sus ojos sobre el cableoperador, aunque la llegada de un actor foráneo parece complicada en un mercado con cada vez menos competidores. De momento la junta de accionistas de Euskaltel y los reguladores tienen que aprobar la compra de R por parte de Euskaltel, lo que no parece difícil.

En Xataka Móvil | Euskaltel, R y Telecable unidas, ¿un nuevo competidor o solo una unión con fines de escaparate?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir