Compartir
Publicidad

Pepephone se dirige a sus clientes: "Nada debe cambiar y nada va a cambiar"

Pepephone se dirige a sus clientes: "Nada debe cambiar y nada va a cambiar"
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de abril saltó una noticia que nadie esperábamos: Másmóvil anunciaba la compra de Pepephone. Resultó raro ya que desde el operador de los lunares siempre dijeron que lo que buscaban era un socio capitalista que les ayudase a crecer en sus nuevos negocios (la energía y la expansión internacional), cerrando siempre la puerta a la entrada o venta total a otro actor del sector teleco.

La venta todavía no está cerrada, MásMóvil está examinando con lupa los números de Pepephone y posteriormente necesitará el aprobado de la CNMC (no se espera ninguna complicación), pero a pesar de ello el comprador ya ha dado todas las explicaciones, tanto a inversores como a los clientes de la compañía comprada, y ahora es el turno para Pepephone, que ha enviado un extenso mail a sus clientes con un principal mensaje: "Nada debe cambiar y nada va a cambiar".

Pepephone es poco de dirigirse a sus clientes, la última vez fue a raíz de su lío al cambiar de cobertura, pero su venta a MásMóvil parece una razón de peso para dirigirse a ellos. Realmente Pedro Serrahima, director de la firma, en nombre de los 22 trabajadores del virtual ha dejado esa única frase para tranquilizar a sus actuales clientes, ya que la carta es más un repaso o crítica al panorama actual de los operadores móviles en España.

"Nadie compraría jamás una orquídea salvaje roja para recortarle un sólo milímetro y cambiarle la forma"

Tras hablar de que en Pepephone no se mira a las estadísticas, ni se ponen trabas a los que manifiestan su deseo de cambiar de compañía y que siempre se les ha atendido desde Mallorca, la carta entra al tema que le interesa a los clientes del operador, su futuro. Dicen ser una orquídea salvaje roja y que el comprador lo sabe, por lo que no tocará nada si quiere que siga creciendo.

Definen a ambas empresas como las flores que han brotado en un bosque donde antes solo había árboles (en referencia a los operadores con red) y que tras el nacimiento de más de 30 flores (virtuales) ahora solo quedan dos grandes flores que pronto se unirán, sin no antes recordar que los árboles han tenido que sacar sus propias flores (Lowi, Simyo...) para defenderse de las independientes.

Incluso llega a decir la misiva que si no fuese por las flores que han crecido lejos de los árboles (Pepephone, MásMóvil...) los árboles no habrían tenido esas flores, y que de desaparecer esas segundas marcas también se retirarían "puesto que a estos (los operadores con red) ya no les merecerá la pena competir en belleza, sólo en fuerza".

¿Hay (o habrá) fuga de clientes?

La verdad es que la carta que dirige el equipo de Pepephone tiene razón en muchas cosas, como que las segundas marcas de los grandes nacieron para contrarrestar el efecto de los virtuales independientes. Ahora, desde el virtual comprado por MásMóvil no podrán decir mucho más, el comprador ya aseguró que no tocaría nada, ni la cobertura, ni equipo, ni tarifas. Y más allá de agradecer o estar de acuerdo con la totalidadel relato, lo que necesitan los clientes de Pepephone es tranquilidad.

Ambas partes la han intentado transmitir en sus respectivas comunicaciones, que no buscarían otra cosa que frenar la posible salida de clientes del virtual de los lunares, temerosos de que la transacción les pueda afectar. Las cartas tanto de Spenger como de Serrahima han buscado eso, pero veremos en el futuro si han conseguido el efecto deseado. Al fin al cabo juegan a su favor con el hecho de que cada vez los usuarios tenemos menos de donde elegir.

Más información | Pepephone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio