Publicidad

Clones chinos del iPhone, ¿qué resultado dan? Probamos el Blackview Ultra Plus
Otras

Clones chinos del iPhone, ¿qué resultado dan? Probamos el Blackview Ultra Plus

Publicidad

Publicidad

Mucho tiempo (quizás años) se lleva hablando de la posibilidad de que Apple lance un iPhone barato. En parte ya lo hizo con el iPhone 5C, pero tras ese experimento que parece que no llegó a funcionar demasiado bien, ahora es el turno para hablar de nuevos iPhones baratos en otros tamaños de pantalla, que ayuden a la marca de la manzana mordida a volver a crecer ahora que sus ventas han bajado por primera vez.

Pero que Apple no haya lanzado nunca un iPhone barato con todas las letras, no significa que no nos podamos hacer con un "iPhone" barato. Son muchos los fabricantes chinos que han intentado imitar con más o menos suerte a los smartphones de los de Cupertino, y una de esas copias más logradas es el Blackview Ultra Plus, una copia sin descaro del iPhone 6S Plus. ¿Hasta dónde puede llegar una copia china de un iPhone de 5,5 pulgadas? A continuación te lo contamos.

Características sobre el papel

Antes de entrar de lleno en nuestro análisis del Blackview Ultra Plus comencemos repasando sobre el papel sus argumentos en forma de ficha técnica:

Blackview Ultra Plus, características técnicas
Dimensiones físicas 158 x 78,6 x 7,8 milímetros, 177 gramos
Pantalla 5,5 pulgadas, IPS
Resolución 720 x 1280 píxeles, 267 ppi
Procesador MediaTek MT6735 Quad-Core a 1.0 GHz. GPU Mali T-720
RAM 2 GB
Memoria 16 GB (ampliables con microSD de hasta 32 GB)
Versión software Android 5.1
Conectividad 4G, dual-SIM, Bluetooth 4.0, Wi‑Fi
Cámaras Principal de 13 megapíxeles. Frontal de 5 megapíxeles
Batería 3.180 mAh (no extraíble)
Precio 101 euros

¿Qué tenemos sobre el papel con el Blackview Ultra Plus? Un iPhone 6S Plus con Android 5.1. Pero si vamos al interior, tenemos un procesador del montón de los que llevan los terminales más baratos del mercado en la actualidad, aunque quizás acompañarlo de 2 GB de RAM le pueda dar un plus, nunca mejor dicho. Vayamos ya del papel a la realidad con nuestra experiencia punto por punto.

Una copia casi perfecta en apariencia

Blackview Ultra Plus, diseño

Si alguna vez alguien ha soñado con un iPhone con Android en su interior el Blackview Ultra Plus es lo más parecido que hay, al menos a simple vista. Se mire por donde se mire este teléfono, sus fabricantes se han encargado de que veamos el iPhone de mayor tamaño, aunque cuando caiga en nuestro mano empecemos a notar enseguida que realmente no estamos frente a un iPhone.

Cada detalle del Ultra Plus ha sido cuidado para que se parezca a un iPhone 6 Plus. Si lo miramos frontalmente lo primero que vemos es ese botón central bajo la pantalla que tienen todos los iPhones, con su circulo a juego de la carcasa, aunque si ya lo estáis pensando tenéis razón: nada de sensor de huellas. La única función de ese botón será actuar de Home. La situación de la cámara frontal sí que está fuera de donde está en los iPhones, pasando de encima del auricular a la parte izquierda.

Si recorremos el perfil del teléfono también veremos ligeras diferencias respecto al iPhone que se copia. Por ejemplo, el jack de 3,5 mm para conectar los auriculares ha pasado a la parte alta. Los botones de volumen (a la izquierda) y el de encendido y bloqueo (a la derecha) sí que han mantenido su posición, así como el conector de carga (microUSB) se sitúa debajo del botón central. Ahora los altavoces se dividen por igual a ambos lados del conector de carga.

La parte trasera sí que es totalmente calcada a la de los iPhones de 5,5 pulgadas salvo, obviamente, por el logo de Apple. Bandas horizontales recorren tanto la parte alta como baja del Ultra Plus, mientras que la disposición de la cámara (en la parte superior a la izquierda) es calcada a la del iPhone imitado, incluso con esa protuberancia de unos dos mílimetros con su flash LED al lado. Vamos, que con pegas una manzana mordida parecería que tenemos un iPhone en la mano.

Pero es que incluso en las dimensiones el Blackview Ultra Plus es prácticamente un calco al iPhone 6S Plus, siendo solo 0,5 milímetros más grueso que el 6s Plus. Los chinos se han permitido hacer un teléfono algo más ligero en peso, aunque sean solo 15 gramos. Ahora, ya si hablamos de materiales es donde notamos descaradamente que no estamos frente a un iPhone.

La gran diferencia entre el diseño de los iPhones Plus y el Blackview Ultra Plus es el material empleado, porque las medidas son casi calcadas y el peso algo inferior

El cuerpo de una sola pieza del Blackview Ultra Plus es de plástico, un hecho que no gustará a los amantes del metal como material en smartphones, pero aun así hemos de decir que los acabados, tanto en conectores como en el bisel de la pantalla están bastante cuidados. Si no tienes ningún problema con que tu teléfono sea de plástico no le vemos pegas a esta opción.

Blackview Ultra Plus iPhone 6S Plus Motorola Moto G4 Plus Xiaomi Redmi Note 3 Oppo F1 Plus bq Aquaris M5.5
Diagonal de pantalla
5,5"
5,5"
5,5"
5,5"
5,5"
5,5"
Dimensiones
158 x 78,6 x 7,8 mm
158,2 x 77,9 x 7,3 mm
153 x 76,6 x 9,8 mm
150 x 76 x 8,7 mm
151,8 x 74,3 x 6,6 mm
151,8 x 75,5 x 8,4 mm
Peso
177 gr.
192 gr.
155 gr.
164 gr.
145 gr.
162 gr.

En cuanto a la experiencia en mano, el Ultra Plus peca de lo que peca cualquier otro terminal con este tamaño de pantalla: su manejo a una mano es bastante limitado. Yo soy de los que no quiere ningún teléfono de más cinco pulgadas, pero a quien le guste los pantallones tenemos que recordar que las medidas de este teléfono son muy similares a otros teléfonos con 5,5 pulgadas de diagonal.

Por tanto, queriendo rematar el apartado de diseño del Blackview Ultra Plus la verdad es que no podemos verter grandes quejas. ¿Qué una trasera de aluminio o cristal hubiese estado mejor? Para muchos (y me incluyo) sí, pero por el precio que tiene poco más se le podría pedir. Otra cosa ya es el gusto por las pantallas tan grandes, que personalmente me parecen incomodas, pero para gustos los colores.

En la pantalla se empieza a notar que es un clon

Blackview Ultra Plus, pantalla

Despidámonos de lo que une el Blackview Ultra Plus al iPhone 6S Plus, porque los parecidos se quedan en el diseño. Hablando ya de su pantalla 5,5 pulgadas con un panel IPS no suenan mal, aunque la resolución de 720x1280 píxeles (267 ppp) en una pantalla tan grande pueden parecer escasos.

Lo primero a mencionar es que los ajustes disponibles son nulos. Solo podemos regular el brillo de la pantalla manualmente o ponerlo en automático, nada de controlar color o contraste. El brillo la verdad es que se queda algo corto para según que situaciones, al máximo no llega muy lejos. La pantalla peca de contraste, los negros son demasiados grises. Además la resolución de la pantalla se hace notar en muchos vídeos o juegos, donde la definición del contorno de figuras no es todo lo definida que debería.

Donde no tiene problemas esta pantalla es en los reflejos. Así como otros teléfonos son casi imposibles de manejar a nada que le pegue un rayo de sol, en el caso que nos corresponde ahora no hemos tenido problemas. Tampoco tiene demasiado problemas con los ángulos de visión, sin grandes distorsiones de color ni dificultad para ver lo que haya en la pantalla en ángulos complicados.

El ancho del borde negro alrededor de la pantalla es irregular, como si la pantalla no estuviese bien cuadrada, al menos en nuestra unidad

Ahora, hay un gran pero en la pantalla de, al menos, la unidad que nosotros hemos probado. No será el Blackview Ultra Plus el primer ni último teléfono que tenga alrededor de la pantalla un marco negro, en este caso de unos dos milímetros, pero es que nos hemos encontrado que el ancho de ese borde negro es irregular, más ancho en la parte izquierda alta y la parte derecha baja, como si estuviese torcida la pantalla. Quizás hay que tener un ojo un poco fino, pero una vez se aprecia no te lo puedes quitar de delante.

En el computo total de la pantalla, el Blackview Ultra Plus saca un aprobado y ya está. Los ajustes disponibles son ínfimos, el brillo más alto demasiado bajo, un mal contraste y el problema del borde negro irregular que hemos encontrado. Esos peros son en parte compensados por la buena respuesta de la pantalla ante reflejos o en complicados ángulos de visión.

Cinco minutos con vídeos o juegos y llega el sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento del Blackview Ultra Plus en una imagen

Y si el diseño o la calidad de la pantalla pueden ser factores determinantes a la hora de elegir smartphones, no menos importante será el rendimiento que nos pueda ofrecer una u otra opción. Con un MediaTek MT6735 con cuatro núcleos a 1 GHz como corazón acompañado por dos gigas de memoria RAM no podemos esperar gran cosa, ya que aunque de memoria no va corto, el procesador no nos inspira confianza.

Y la verdad es que aunque el MediaTek elegido para este smartphone no parece lo más apropiado para tener un teléfono que fluya bien, nuestra experiencia (inicialmente) con el Blackview Ultra Plus ha sido satisfactoria, sin llegar al notable tampoco. Hemos probado juegos exigentes, abierto múltiples ventanas de Chrome, cambiado constantemente de aplicaciones y ventanas... Y no hemos encontrado lags incómodos, salvo uno: volver a la pantalla principal pulsando el botón central sí que toma un segundo.

Ahora, aunque el teléfono responde correctamente en usos muy cortos, hemos detectado un problema que no debería estar ahí: un sobrecalentamiento excesivo. No hacen falta ni cinco minutos de uso intenso del teléfono (y con intenso me refiero a ver vídeos o jugar) para que la parte alta del teléfono se caliente demasiado. Y tras varios minutos de sobrecalentamiento es cuando llegan los cierres o reinicios de apps forzosos.

Puntuaciones del Blackview Ultra Plus en AnTuTu, Quadrant y Geekbench 3 Puntuaciones del Blackview Ultra Plus en AnTuTu, Quadrant y Geekbench 3

Más allá de las sensaciones que hemos tenido al probar al probar el Blackview Ultra Plus, sus puntuaciones en los distintos benchmarks por los que le hemos hecho pasar no han sido precisamente altas. A continuación ponemos en perspectiva dichas puntuaciones con otros smartphones de precio similar:

Blackview Ultra Plus
(MediaTek MT6735)

Oukitel K6000
(MediaTek MT 6535P)

Zopo Speed 7C
(MediaTek MT6735)

AnTuTu

22995

24152

31911

Quadrant

9373

7329

13833

Geekbench 3
(single/multi)

472 / 1313

426 / 1325

633 / 1851

En cuanto a la batería, los 3.180 mAh cumplen con lo previsto. Con un uso habitual de distintos aspectos multimedia, cámaras, redes sociales y llamadas, el Blackview Ultra Plus no tiene problemas para aguantar el día de uso, mientras que si no hacemos un gran uso del terminal, evitando juegos u otros aspectos exigente con la batería, perfectamente puede rozar los dos días de uso.

Sobre la conectividad, tenemos que mencionar que a favor del Ultra Plus juega el hecho de contar con 4G, algo no presente todavía en muchos terminales chinos de segunda marca, aunque cada día más popular. Este teléfono admite una nanoSIM y microSIM, aunque si queremos poner una tarjeta de memoria ocuparemos el hueco destinado a la nanoSIM. El 4G solo funciona en la microSIM.

Apariencia iOS y algún añadido interesante

Blackview Ultra Plus Capturas

Dejando ya el rendimiento inicialmente aceptable pero que al de pocos minutos de exigencia se empobrece con creces, nos toca hablar del software de este dispositivo. En su intento de querer aparentar ser un iPhone, el Blackview Ultra Plus viene con un tema que imita el incluido en alguno de los dispositivos de Apple, pero ahí se acaba el parecido.

La primera diferencia es que como han querido copiar el diseño de los iPhones con ese botón central bajo la pantalla, Blackview ha tenido que hacer un apaño para distribuir los botones de navegación. Si el botón Home (como ya hemos mencionado antes, lento en respuesta) es físico, los botones para ir hacia atrás y para abrir las opciones están en la pantalla, a izquierda y derecha del botón central.

Más allá de esa rara disposición de los botones de navegación, Blackview ha personalizado Android 5.1 eliminando el habitual menú con todas las aplicaciones para mostrarlas todas en la portada, donde también han añadido una pantalla para acceder rápidamente a la música almacenada y otra para ver las fotos tomadas o acceder a la cámara en una miniventana.

Lo más interesante que ha añadido Blackview al Ultra Plus es Xender, una app que permite intercambiar archivos multimedia entre móvil y PC mediante un navegador web

Y fuera del cambio de apariencia, pocas novedades ha introducido la marca china a este teléfono en el aspecto software. Las aplicaciones preinstaladas son mínimas aunque hay una que resulta bastante interesante, Blackview Xender. Con ella podremos acceder a la memoria del teléfono desde un navegador web para transferir en ambos sentidos contenido multimedia. Su manejo es muy sencillo y para conectar móvil y PC solo es necesario acceder a black.xender.com y escanear un código QR, sistema muy similar al usado en WhatsApp Web.

No sé a qué me recuerda esta pantalla... No sé a qué me recuerda esta pantalla...

Trasteando con los ajustes también tenemos acceso a opciones que facilitan el manejo del teléfono, aunque algunas no responden correctamente en muchas ocasiones. Surgen problemas cuando tenemos activado a la vez la opción silenciar el teléfono dándole la vuelta al recibir una llamada y responder acercando el móvil a la oreja, ya que al darle la vuelta se silencia, pero a la vez también se descuelga la llamada.

Tampoco responde correctamente siempre la opción de bloquear la pantalla con un doble toque desde cualquier interfaz o el uso de dos dedos hacia arriba o hacia abajo para subir o bajar el volumen. Así pasa con la mayoría de las opciones de gestos a realizar con varios dedos en la pantalla o mediante movimientos que deberían detectar los sensores de proximidad, quizás los que mejor funcionan.

Por tanto, en lo que es el software del Blackview Ultra Plus la sensación es más agria que dulce. Más allá de que no se ha saturado el dispositivo de apps inútiles y la única propia es realmente útil, los gestos introducidos en los ajustes funcionan cuando quieren, por lo que uno se acaba hartando y deshabilitando todas esas opciones que podrían haber sido útiles de funcionar correctamente.

Cámaras decepcionantes

Blackview Ultra Plus, cámara

Y pasemos ya a uno de los apartados clave para muchos y en el que muchos teléfonos se descuelgan por falta calidad, el fotográfico. El Blackview Ultra Plus cuenta en la trasera con una cámara con sensor Sony IMX164 de ocho megapíxeles, por lo que los 13 que anuncia Blackview no son reales, son interpolados. Por tanto, mejor no hacer uso esos 13 megapíxeles.

En condiciones óptimas el resultado que hemos obtenido con la cámara del Blackview Ultra Plus no pasa del aprobado. Las fotos tienden a tener demasiado brillo y la definición de la imagen no es todo lo buena que se podría esperar, con unas siluetas demasiado difuminadas por normal general. El modo HDR como podéis ver en la siguiente comparativa tampoco es una maravilla, con una clara sobreexposición.

A la izquierda la foto con HDR, a la derecha sin HDR A la izquierda la foto con HDR, a la derecha sin HDR

Y mientras las fotos en condiciones óptimas, en exterior con buena luz natural, son aceptables, cuando nos vamos a fotos en interiores con iluminación artificial o a fotos nocturnas no podemos hacer otra cosa que suspender a esta cámara. El ruido hace acto de presencia por la puerta grande, traduciéndose en unas fotos que más vale que no pasen de la frontera de ser compartidas vía WhatsApp.

De la cámara frontal tampoco podemos decir nada muy bonito. Contamos con una cámara de cinco megapíxeles que como vais a ver en la siguiente comparativa no da para mucho. Las fotos tomadas con la cámara frontal distorsionan el color y oscurecen las instantáneas de una manera exagerada, teniendo como resultado unas fotos horribles.

A la izquierda foto tomada con la cámara trasera, a la derecha foto tomada con la cámara frontal A la izquierda foto tomada con la cámara trasera, a la derecha foto tomada con la cámara frontal

Para rematar, tenemos que añadir que el disparo de las fotos es lento en cualquier situación (el enfoque le lleva un par de segundos mínimo) cuando no desaparece el botón de cambiar de cámara, obligando a forzar el cierre de la aplicación de la cámara para recuperarlo. Además también resulta curioso que el disparo por sonrisa no esté disponible en la cámara frontal y sí en la principal, cuando debería ser algo asociado a la cámara principal. En resumen, no es desde luego un móvil para amantes de la fotografía móvil.

¿Conclusión? Parecerá que tienes un iPhone, pero tú sabrás que no lo es

Blackview Ultra Plus, análisis

Por resumir mi experiencia con este "intento" de iPhone, cuando uno se enfrenta a un teléfono que es descaradamente una copia de otro (en apariencia) normalmente ya tiene un juicio antes en la cabeza: me voy a enfrentar a un teléfono que se ha querido parecer a uno de los mejores del mercado cinco veces más barato, por lo que de algún lado han tenido que recortar. Y más allá de la apariencia física y de la interfaz principal pocas similitudes más hay entre el Blackview Ultra Plus y el iPhones 6S Plus.

El diseño es lo único que no desagrada porque la copia está muy lograda a simple vista e incluso en dimensiones y peso. Otra cosa ya es la preferencia por el plástico o el metal que cada uno pueda tener. Pero esa imitación hace que por ejemplo el reparto de botones de navegación sea raro y que el botón principal, el que nos devuelve a la pantalla principal, sea lento en respuesta.

El Blackview Ultra Plus puede ser una opción para aquellos que busquen una pantalla grande sin apenas presupuesto, pero nada más

Pero más allá de ese intento de imitar a un iPhone, el Blackview Plus Ultra ofrece una experiencia bastante justa. Puede ser una opción para alguien con presupuesto muy ajustado buscando un teléfono con pantalla de este tamaño, pero sabiendo que el rendimiento es el que es, con el problema del sobrecalentamiento que tiene, con una pantalla esperamos que mejor cuadrada que la que nos ha tocado y con unas cámaras que fuera de situaciones óptimas no pasan del cinco pelado. Desde luego que yo al menos no me lo compraría, prefiero seguir ahorrando para tener un iPhone (o muchos Android) de verdad.

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Blackview. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir