Compartir
Publicidad
Los problemas de temperatura del Snapdragon 810 se repiten. ¿Qué podemos hacer?
Otras

Los problemas de temperatura del Snapdragon 810 se repiten. ¿Qué podemos hacer?

Publicidad
Publicidad

Qualcomm la ha vuelto a liar. Primero fue el HTC One M9 y ahora también el Sony Xperia Z3+ y Z4 se calienta sobremanera, tal y como ha empezado a difundirse esta mañana. Sony, consciente de este problema, ya ha confirmado que pronto publicarán una actualización para rebajar la frecuencia de los núcleos y con ello poner una pequeña tirita a estos problemas de sobrecalentamiento.

Dos problemas en un corto intervalo de tiempo, y ambos relacionados con el Snapdragon 810, su chip más potente. ¿Qué podemos hacer para solucionar estos problemas? Tanto si ya tienes un smartphone con este SoC como si planteas comprarte un teléfono nuevo, hoy vamos a hablar de qué podemos hacer nosotros, los usuarios, para poder arreglar en la medida de lo posible estos problemas.

Esperar la respuesta del fabricante

Si ya tienes un teléfono con Snapdragon 810 y estás sufriendo estos problemas de calentamiento, lo más lógico que podemos hacer es esperar la respuesta oficial del fabricante. HTC ya lanzó una actualización oficial para el One M9 que promete poner fin a las altas temperaturas.

Sony con los Xperia Z3+ y Z4 también ha afirmado que próximamente publicarán una actualización para remediar los problemas de sus respectivos terminales. Aquí el problema suele estar en el tiempo que suelen tardar en responder, que muchas veces sobrepasa las varias semanas.

Htc One M7

A pesar de que Snapdragon 810 también es utilizado en terminales de otros fabricantes (LG, Xiaomi, ZTE) no se han encontrado los mismos problemas de sobrecalentamiento que en los HTC y Sony. Algunos fabricantes se han adelantado con sus medidas, haciendo que la actualización software no sea imprescindible.

Tomar nuestras propias medidas

Si no queremos esperar a la actualización oficial por parte del fabricante, hay una alternativa: tomar nuestras propias medidas.

Esto significa, típicamente, instalar alguna ROM compatible en la que la comunidad ya haya solucionado el problema, o que al menos permita que nosotros mismos podamos alterar el funcionamiento del SoC para poner la tirita. Esto significa, típicamente, reducir las frecuencias de funcionamiento de los núcleos, algo que puede hacerse con permisos de superusuario y apps específicas; en algunos casos es una función implementada dentro del sistema operativo.

Cpu Tunner Ss CPU Tuner es una app gratuita y que nos permite ajustar la frecuencia de los SoC. Hay muchas más opciones disponibles

El problema de esta medida es que si reducimos permanentemente la frecuencia de funcionamiento de los núcleos estaremos limitando el potencial de nuestro teléfono, haciendo que funcione de forma más 'lenta' a la capacidad inicial. El lado bueno, que el Snapdragon 810 es un chip tan potente que con un recorte porcentual de su rendimiento seguiremos teniendo una muy buena experiencia.

Huir del Snapdragon 810: ni en pintura

Las dos posibilidades arriba descritas las podemos tener en cuenta si ya tenemos un smartphone con el Snapdragon 810. Esta tercera está dirigida a los que estén pensando en comprar un nuevo smartphone con el chip de Qualcomm.

Si tienes en mente los One M9 o Xperia Z3+ debes tener en cuenta estos problemas. Nunca llegará a causarte una quemadura en tu mano porque el SoC se caliente, aunque sí es posible que la vida útil del dispositivo se vea acortada por estos sobrecalentamientos. La solución más sencilla es obviar todo aquello que monte un Snapdragon 810, y optar por otros dispositivos de corte similar.

Si buscamos una gama alta por ejemplo tenemos el LG G4, un teléfono muy atractivo que ya analizamos y que ha demostrado un muy buen rendimiento. LG, en un movimiento muy inteligente, utiliza un Snapdragon 808 que no es tan potente como el 810, pero se acerca bastante. Samsung, igualmente, optó por alejarse de Qualcomm tras varias generaciones confiando en ellos, y presentó los Exynos 7 que además son ligeramente más potentes que el 810, integrándolos en los conocidos por todos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

Lg G4 Analisis Xataka LG ha sido inteligente y ha huido de la polémica integrando un Snapdragon 808 en el LG G4

Si ninguna de estas opciones nos convence entonces no nos queda más que esperar a nuevos lanzamientos. Qualcomm ha prometido una revisión del 810, si bien ésta aún no ha sido probada en entornos reales y con teléfonos finales y, por tanto, todos los smartphones que lo utilicen son susceptibles a recalentarse. No queda otra que esperar a la próxima generación, donde confiamos en que Qualcomm haya tomado buena nota de cara a los Snapdragon 820.

Aunque inicialmente estaba previsto ponerlos en el mercado a principios de 2016, es posible que Qualcomm adelante su lanzamiento a finales de 2015 precisamente para poder barrer todo lo que ha dejado el 810, que no es poco. Uno de los que se esperan es el Xiaomi Mi5, para el mes de noviembre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio