Publicidad

Xiaomi: cómo no se debe lanzar un nuevo teléfono, ¿o sí?

Xiaomi: cómo no se debe lanzar un nuevo teléfono, ¿o sí?
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada día que pasa el interés por los terminales baratos que vienen de China crece y, marcas como Oppo, Xiaomi, Meizu, Zopo o Jiayu empiezan a hacerse notar frente a las ya populares Huawei o ZTE que, a diferencia de las primeras, sí venden sus teléfonos móviles fuera del gigante asiático.

En este sentido, durante el último año una marca que nos ha enseñado que desde China no solo se copia, si no que también se puede fabricar un producto sin escatimar en prestaciones o calidad sin que el precio se vea afectado, ha sido MIUI/Xiaomi Tech con su Xiaomi M1.

Con el anuncio hace unos días de la salida al mercado del Xiaomi M1S y el M2 para octubre, la locura consumista cundió a lo largo y ancho de la República Popular, llegando a agotar el stock sobrante de Xiaomis M1 que habían bajado de precio hasta unos apetecibles 1299 yuanes (165€ al cambio).

Con el Xiaomi M1 fuera de juego (no se sabe si seguirá en producción, aunque todo apunta a que no será así), hace poco más de una semana, con más de un millón de reservas, 200.000 unidades del nuevo M1S – mejor procesador, mejor cámara trasera y añadido de cámara frontal, respecto a la generación anterior – se pusieron a la venta y se agotaron en menos de 30 minutos.

Xiaomi M2

Recapitulando, el M1 está sin stock y probablemente no se esté fabricando, el M1S está sin stock y hay más de 800.000 reservas pendientes sobre el mismo; y el M2 hasta octubre no verá la luz (a mediados del mes que viene se podrán empezar a hacer las primeras reservas).

¿Qué venden los de Xiaomi?

Entonces…, ¿qué está vendiendo ahora mismo Xiaomi? Respuesta rápida y corta: hype/nada. Bueno, sí, accesorios para los teléfonos que no vende.

El año pasado, con el lanzamiento de su primer teléfono, debido a la falta de práctica y previsión se podía entender que la distribución no fuese el punto fuerte de la compañía. Esto, unido a las inundaciones en Taiwán, donde se fabrican estos terminales, propició que no hubiese stock fluído del móvil hasta 9 meses después de su lanzamiento.

Como venía diciendo, este año, ya han lanzado y vendido las primeras unidades del M1S y se espera que se organicen varias “tandas” de envío según número de reserva para satisfacer la demanda de forma escalonada, aunque la compañía ha evitado pronunciarse al respecto y no ha explicado a sus clientes cuándo se volverá a tener stock del M1S.

Jei Lun

Si no conociésemos bien a Jei Lun, el CEO de MIUI y Xiaomi Tech, y su obsesión casi enfermiza por ser y manejar su compañía como si fuese Steve Jobs – solo hace falta ver el estilo de las keynotes, su ropa durante las mismas, etcétera -, pensaríamos que en su empresa no conocen qué son los estudios de mercado o la previsión de stock.

Volviendo sobre lo mismo, Jei Lun, así como Jobs, cree que la integración hardware-software es algo muy importante para que el conjunto exprima al máximo sus capacidades y funcione todo muy bien, cosa que cumplen a rajatabla con las actualizaciones de OS semanales que recibe su primer terminal (hay que reconocer que las roms de MIUI están muy logradas y le van como un guante al M1).

Apple, haciendo escuela

Creo que todos coincidiremos que es una de las cosas buenas que tiene Apple, la compenetración entre los componentes y el sistema operativo sobre el que corren, y la verdad es que está muy bien que desde China existan compañías que sigan esta misma filosofía, pero hay veces que la imitación sobrepasa lo bueno de cara al consumidor. Y, desgraciadamente, igual que hacen los de Cupertino con cada lanzamiento, limitan mucho las unidades disponibles de los últimos productos para generar una sensación inicial de exclusividad y ansia en el consumidor que, sorprendentemente, acaba repercutiendo de forma positiva en las ventas y en la imagen de la compañía.

A mi, personalmente, este tema me suele molestar bastante, puesto que entiendo que la compañía debería pelearse con otras empresas para intentar venderme su producto y no debería ser yo el que me pelee con otros consumidores para conseguir una de las pocas unidades que se ponen en venta inicialmente de un producto en concreto, pero parece ser que la tendencia al misterio, al culto de la marca o al crear muchísima expectación se ha extendido incluso a Asia.

Apple ha hecho escuela, para bien y, también, para mal.

En XatakaMóvil | Más información sobre los diferentes terminales de Xiaomi
En Xataka | Análisis Xiaomi M1

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir