Publicidad

Enfrentamos al Snapdragon 855+ contra el Snapdragon 855, ¿qué mejoras aporta la nueva versión?

Enfrentamos al Snapdragon 855+ contra el Snapdragon 855, ¿qué mejoras aporta la nueva versión?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hacía ya tiempo que Qualcomm no echaba mano de la estrategia de presentar procesadores de gama alta a mitad de ciclo. Por mitad de ciclo entendemos no esperar un año hasta la siguiente generación, algo que antes se repetía de forma corriente pero que desapareció una vez se puso en circulación el último, el Snapdragon 821. Pero el Snapdragon 855+ ya está entre nosotros, listo para las gamas altas de la segunda de mitad del año.

Y como suele ocurrir en este tipo de renovaciones a mitad de ciclo, los cambios no son notables pero están ahí. Es buen momento para ponerlos sobre la mesa y comprender qué beneficios obtendrá un teléfono que porte este Snapdragon 855+ frente a otro que pertenecezca al arranque de 2019 y llegue con la anterior edición.

La única clave: 'overclocking'

Snapdragon 855

De entrada, nos encontramos con dos procesadores prácticamente idénticos en casi todas sus especificaciones. Los dos están construidos con tecnología de 7 nanómetros, lo que más o menos equilibra su ahorro energético. Aunque ya veremos más adelante que la diferencia de frecuencias debería hacer al Snapdragon 855+ algo más 'tragón' que al Snapdragon 855 de la primera mitad del año.

También empatan en cuanto a conectividad, ofreciendo ambos WiFi 6 además de 4G de categoría 20 gracias a su modem Snapdragon X24. Y claro está, ambos son compatibles con el Snapdragon X50 para contar también con conectividad 5G, aunque la instalación de este modem depende aquí de cada fabricante de teléfonos que opte por la solución de Qualcomm. Los dos portan Bluetooth 5.0 con transmisiones de hasta 2Mbps y empatan en geolocalización con GPS, GLONASS, Beidou, Galileo, QZSS, SBAS y GNSS de frecuencia dual.

También hay un empate en cuanto a potencia fotográfica, pues ambos cuentan con el ISP Spectra 380 dual. Eso significa que pueden montar cámaras de hasta 48 megapíxeles, sistemas duales de hasta 20 megapíxeles y cuentan con aceleración por hardware en materia fotográfica. Y en cuanto a vídeo, la posibilidad de grabar hasta 10bis de profundidad de color, 4K y vídeo en cámara ultra lenta de hasta 480 fotogramas por segundo.

Tabla

Entonces, ¿en qué se diferencian ambos procesadores? Pues en la CPU. No sólo en eso, también en la GPU. Ambos disfrutan de la misma tecnología y número de núcleos, pero el Snapdragon 855+ llega 'overclockeado'. Potenciado, con frecuencias aceleradas. La diferencia no es mucha pero sin duda beneficia más al Snapdragon 855+ frente al Snapdragon 855, que aún así debe ser capaz de consumir menos energía. A costa de ir algo más lento, claro.

Núcleos 'overclockeados' y más potencia para la IA

Así, tenemos el Snapdragon 855+ corriendo a 2,96GHz frente a los 2,84GHz del Snapdragon 855. Y en cuanto a GPU, ambos cuentan con la Adreno 640 personalizada por Qualcomm a partir de los diseños de ARM, pero en el modelo Plus corre a más de 600MHz mientras que en el Snapdragon 855 corre a 585MHz. Y como ya hemos contado en alguna ocasión, la frecuencia importa cuando hablamos de procesadores, aunque no sea un factor fundamental para definir su rendimiento.

Además de esto, Qualcomm asegura que su nuevo Snapdragon 855+ llega optimizado en todo lo que tiene que ver con inteligencia artificial. Un sistema que le permite ejecutar hasta 7.000 millones de operaciones por segundo gracias a su motor de inteligencia artificial de cuarta generación.

En resumen. Tenemos entre manos dos procesadores casi idénticos salvo en cuanto a su velocidad. El Snapdragon 855+ está diseñado para correr más que el Snapdragon 855, pero empatan en el resto de características. Incluso en los 2,42GHz de velocidad máxima de sus núcleos más conservadores. Una suerte de versión normal y versión Turbo como en las antiguas configuraciones de PC. Un empujón para los teléfonos de gama alta de esta segunda mitad de año, pero no un cambio que haga que esperemos el Snapdragon 865 con menos ganas, desde luego.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir