Compartir
Publicidad

LG KM900 Arena, análisis

LG KM900 Arena, análisis
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Supongo que ya conoceréis al LG KM900 Arena por la cantidad de veces que repiten el anuncio en televisión, podríamos decir que independientemente de su calidad y las expectativas que tengamos puestas en él, representa perfectamente a la nueva ola de teléfonos que quieren ser como el innombrable terminal de Apple, y no tengo ninguna duda de que se trata de uno de los teléfonos más interesantes de la presente temporada, razones no le faltan.

Presentado el pasado mes de Febrero en el MWC de Barcelona, el teléfono causó un gran impacto mediático y las primeras impresiones fueron bastante positivas, su principal reclamo fue el estreno de una interfaz de usuario S-Class 3D, de considerable fluidez, original diseño y una aparente sencillez de uso.

Partimos el análisis con la idea de que el LG Arena es un teléfono excepcionalmente bien equipado con casi todas las características que se demandan en el mercado, un potente hardware, conectividad 3G (HSDPA), WiFi, GPS, transmisor y receptor FM, además de una generosa memoria interna de 8 GB, pero conozcámoslo desde fuera:

Diseño, construcción y pantalla

Lo primero que llama la atención al conocerlo físicamente, es el reducido tamaño que presenta para un teléfono que cuenta con 3 pulgadas de pantalla, su peso, que no sobrepasa los 105 gramos también ayuda a crear esta sensación. Las dimensiones exactas son de 105,9 × 55,3 × 12 mm, más pequeño que su hermano LG Renoir, o que un iPhone.

Para gustos, colores, pero en el caso que nos ocupa no creo que a nadie disguste el diseño del LG KM900 Arena, de líneas sencillas (no excesivamente originales), cuenta con un marco metálico que rodea a la pantalla en la parte frontal, lo que le da un toque elegante. Comentar que algunas operadoras europeas pondrán a la venta una versión gris oscuro metalizado (Titan Black), de la que por ahora no tenemos constancia de que aparezca en el mercado español.

La parte trasera es más sencilla si cabe, realizada con material símil aluminio. En líneas generales me gusta la calidad de su construcción, los materiales empleados y su diseño, que gira entorno al protagonista principal, la pantalla táctil.

Una pantalla táctil de tipo capacitivo con 3 pulgadas y 16 millones de colores, realizada con tecnología TFT, que proporciona una gran calidad de imagen, altos niveles de brillo y contraste, y una resolución de 800 × 480 píxeles (WVGA), con una densidad de píxeles mayor que teléfonos que presumen de ello, como el Sony Ericsson XPERIA X1.

LG KM900 Arena, análisis

Con estas especificaciones no hay mas que decir que la pantalla luce excelente, pero me gusta más en algunos aspectos la opción OLED elegida por Samsung, que tuve la ocasión de probar en el S8300 recientemente analizado, ya que la pantalla del LG es bastante complicada de ver a la luz del día, un mal que por otra parte está presente en casi todos los terminales LG.

La respuesta de la pantalla es bastante buena, reconoce los movimientos con ligeros toques, por lo que la sensibilidad de la misma me ha dejado bastante satisfecho, comentar, que por la tecnología empleada no se puede utilizar un stylus sobre la misma.

Otros elementos en la parte frontal del teléfono son la cámara de vídeo-llamadas en la parte superior, y los tres botones de función sensibles al tacto bajo la pantalla. El central es un acceso directo a la interfaz de cubo y a cada lado las típicas funciones de llamar y colgar.

Seguimos repasando el terminal, y nos encontramos que en su lado izquierdo tenemos un puerto USB, debidamente cubierto con una tapa deslizante, pero lamentablemente se trata de una solución propietaria de LG.

LG KM900 Arena, análisis

En la parte superior tenemos un útil conector jack de 3.5mm, la tecla de encendido, y un botón para abrir la tapa posterior. Mientras que a la derecha tenemos las teclas de volumen y la cámara. Dicho sea de paso todas de un tamaño bastante contenido, demasiado para mi gusto.

Llegamos a la parte trasera del Arena, en ella encontramos una cámara de 5 megapíxeles con óptica Schneider-Kreuznach y flash LED, de la que os hablaré más adelante. Un detalle negativo es que no se hayan acordado al diseñarlo de una cubierta protectora para la lente.

Antes de abrir la tapa que cubre la batería, decir que el terminal cuenta con un segundo micrófono para la grabación de sonido en las capturas de vídeo. Una vez dentro nos encontramos una batería de 1000 mAh, y la ranura para tarjetas microSD (hasta 32GB, intercambiable sin apagar el aparato).

La batería no es uno de los puntos fuertes del terminal, pero sinceramente dura más de lo que esperaba, teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla, y dándole un uso bastante completo, nos puede llegar a durar un par de días.

LG KM900 Arena, análisis

Según el fabricante su autonomía es de 300 horas en tiempo de espera, 4 horas en conversación y 30 horas reproduciendo música. Si es interesante recordar que la batería es extraíble.

S-Class 3D, una interfaz a la altura

Con una pantalla de excelente respuesta y un hardware a la par, la empresa coreana tiene las bases para poder presentar una interfaz de usuario a la altura, quizás la característica más importante en un teléfono en nuestros días.

LG KM900 Arena, análisis

La interfaz está compuesta por 4 escritorios diferentes: widgets, contactos, accesos directos y multimedia. Como podemos ver en el vídeo que acompaña el análisis, moverse entre ellos es bastante sencillo con simples movimientos gestuales o bien con la tecla central que nos da acceso a lo que podemos denominar como “el cubo”, una imagen tridimensional en la que cada cara es uno de los escritorios.

En primer lugar, tenemos la pantalla de accesos directos, que nos aparece inicialmente vacía, y en ella podemos colocar hasta nueve iconos, realmente le he encontrado poca utilidad a este primer escritorio, teniendo en cuenta que el menú principal está confeccionado de forma excelente, dándonos acceso a todas las opciones del móvil.

La siguiente pantalla, permite poblar la misma con widgets, pequeñas aplicaciones flotantes sobre el escritorio, entre las que encontramos un reloj análogico, un calendario, la hora mundial, el tiempo, la radio FM, o una calculadora, entre otros. Si no tenemos espacio suficiente podemos utilizar el scroll vertical de la pantalla para colocar o visualizar más widgets.

Interesante el widget de notificaciones que aparece en la parte superior, que también nos sirve como acceso directo a las llamadas, mensajes o correos electrónicos.

La tercera cara del cubo podríamos definirla como un acceso directo a nuestros principales contactos, son mostrados en un carrusel de imágenes, realizado en unas bonitas 3D y optimizado para ser girado táctilmente. Para los que no quieran tanta floritura, también cabe la posibilidad de visualizar estos contactos de una manera más tradicional.

Por último tenemos el escritorio multimedia, similar en su concepción al de contactos, pero con dos carruseles, uno para música y otro para imágenes. Como el caso de los contactos todo fluye con suavidad con un decente efecto tridimensional.

Una vez repasados los 4 escritorios me gustaría comentar que bajo los mismos tenemos 4 opciones principales de menú, entre las que destacamos la última que nos da acceso al menú principal con todas las opciones posibles en el móvil, y como os comentaba antes al girar el teléfono se nos presentan todas las opciones en pantalla de una vez, que una vez familiarizadas, acceder a ellas resulta muy rápido.

El LG Arena cuenta con un administrador multitarea, mediante un menú podemos cambiar a otra aplicación activa, o bien cerrar las que no nos interesen. La forma de acceder a este gestor es dejar pulsado el botón central.

LG KM900 Arena, análisis

La multitarea es limitada, sólo dos aplicaciones pueden ejecutarse a la vez y cuando hablamos de aplicaciones Java, tenemos problemas para convivir con otras, por ejemplo con una aplicación Java de fondo no podemos conectar la radio.

Comentar que contamos con otro menú más en la barra superior, donde nos encontramos las señales de batería, cobertura, etc, si pulsamos sobre él (es la única forma de acceder a este menú) tenemos acceso a diferentes funciones de forma rápida, como pueden ser activar la conectividad WiFi o Bluetooth, cambiar perfiles o ver citas pendientes.

Resultados notables como teléfono

Las capacidades del LG Arena como teléfono son notables, los niveles de recepción, la calidad de la misma y del altavoz en sí están por encima de la media, un apartado que para algunos parece ya secundario y al que LG ha sabido dar importancia.

Una vez superado este punto con nota, nos preguntamos si la administración de los principales opciones de agenda, llamadas y mensajería están optimizados a su interfaz totalmente táctil, y estoy en condiciones de afirmar que una vez adaptados a la pantalla, las opciones se realizan con facilidad, tanto como se podrían hacer en un iPhone.

LG KM900 Arena, análisis

Para escribir tenemos dos posibilidades en pantalla, usar el teclado alfanumérico, o bien girar la pantalla y utilizar el teclado QWERTY. Nuestras pulsaciones en ambos casos responden sin retraso, pero en el caso del teclado completo el tamaño de las teclas podría haber sido mayor.

Me ha gustado la facilidad para configurar el correo electrónico, al menos en mi caso con la cuenta de Gmail, contamos además con soporte para los protocoles POP3 e IMAP4. La gestión es bastante completa, una vez descargados podemos buscar entre los correos, ordenarlos o filtrar por algún criterio.

Un detalle menos interesante es que los archivos adjuntos tienen un tope de 1MB, una restricción que nos hace limitar la calidad o duración de nuestras fotos o vídeos, por ejemplo.

Para mi gusto la agenda y gestión de contactos es estupenda, optimizada para el uso táctil, de diseño atractivo, los contactos aparecen junto a una imagen y un botón de llamada. Podemos acceder a partir de esta a más información y funciones sobre el contacto.

LG KM900 Arena, análisis

Las posibilidades de conexión del Arena son excelentes, nos encontramos con un terminal cuádruple banda GSM / GPRS (HSDPA 7,2 Mbps), también contamos con conectividad WiFi y Bluetooth (2.1 con A2DP estéreo).

El terminal utiliza el mismo conector para cargar la batería, como USB, o como salida de televisión, en concreto me gusta la posibilidad de utilizar el teléfono como unidad de almacenamiento vía este conector, accediendo tanto a la memoria del teléfono como a la de la tarjeta microSD.

Cámara, bastante discreta

Hemos hablado ya en muchas ocasiones sobre móviles y cámaras, y la famosa carrera de los megapíxeles, en este caso LG ha decidido plantarse en 5, una cantidad que sobre el papel parece suficiente para acompañar al nuevo terminal.

LG KM900 Arena, análisis

La óptica está firmada por Schneider-Kreuznach, y la opción elegida para el flash ha sido la tecnología LED, que en conjunto no consiguen sacar unos resultados demasiado buenos.

La calidad de las imágenes mostradas en la pantalla del terminal lucen de maravilla, pero una vez transportadas al ordenador constatamos más ruido del aparecido en teléfonos con sensores similares.

La interfaz utilizada es nueva, totalmente táctil como es lógico, podremos configurar los valores típicos y como podéis ver en el segundo vídeo que acompaña a la publicación es bastante atractiva.

El LG KM900 Arena es capaz de capturar vídeo con una resolución de 720×480 píxeles a 30 fps en formato 3GP (codec MP4), en ellos el sonido es grabado por un micrófono situado en la parte trasera, y la calidad es bastante decente, aunque quizás no tanto como cabe esperar, un ejemplo a continuación:



Existen dos modos más de grabación, Slow Motion a resolución QVGA y 120 fps , y otro a mayor velocidad, en los dos casos la calidad es decente, en ellos desaparece el sonido, veamos ejemplos de estos dos modos:



En este apartado de grabación prefiero a su competidor Samsung S8300 UltraTouch, que sin vender tanto sus especificaciones, consigue unos resultados desde mi punto de vista superiores en todos los modos. A continuación una galería realizada con el Arena:


Multimedia, un apartado estrella

Partiendo de la base que el LG Arena viene con 8GB de memoria interna y, que ésta además es ampliable vía ranura microSD, contamos con una plataforma ideal para transportar información.

Para facilitar las facetas multimedia, el teléfono cuenta con un conector jack estándar de 3.5 mm, la posibilidad de escuchar vía Bluetooth sonido en estereo. Como podéis ver en las imágenes el teléfono cuenta con certificación Dolby Mobile.

Los archivos multimedia están accesibles desde el propio menú o bien desde una de las caras del cubo, en el primero tenemos acceso a los ficheros en sí (en estructura de carpetas), mientras que en el segundo nos aparecen nuestros archivos elegidos en un carrusel tridimensional. Me ha gustado que los archivos en la memoria principal y la microSD no aparecen juntos al navegar sobre ellos.

LG KM900 Arena, análisis

Para visualizar imágenes y vídeos el LG Arena presenta dos modos dependiendo de la orientación del teléfono. En modo vertical, estos se muestran de forma ordenada por fecha, tipo o nombre, mientras que en modo horizontal se muestran en perfectas 3D el archivo principal y el siguiente/anterior a cada lado.

Tenemos la opción de marcar los archivos con una estrella, lo que hará que aparezcan en la cara del cubo. Una vez elegida una imagen podemos hacer zoom sobre ella de manera multitáctil.

En lo que respecta a la música, tenemos acceso también desde el cubo en una forma más rápida pero básica (de nuevo el carrusel), o bien desde el menú, tenemos el reproductor completo, que aparecerá según la orientación del teléfono.

Otro aspecto a destacar es el transmisor/receptor de radio FM, ésta cuenta con RDS (dos líneas de información), y además tenemos un widget para colocarla en el cubo.

LG KM900 Arena, análisis

Otra capacidad bastante conseguida, es la reproducción de vídeo, en parte gracias al generoso tamaño de pantalla y a su resolución (800 × 480 píxeles), en ella podremos reproducir archivos en formato DivX / XviD, tanto en vertical como con la pantalla girada, el teléfono automáticamente detectará su posición. No se me olvida comentar que cuenta con salida de televisión.

El Arena cuenta con integración a YouTube, y podemos subir vídeos desde el terminal, pero resulta curioso que no podremos hacerlo vía WiFi, sino mediante nuestra conexión con la operadora, un detalle incomprensible.

Navegador web

No es un elemento que destaque por encima de otros terminales, es más diría que el navegador es simplemente decente, a pesar de contar con posibilidades multitáctiles que lo hacen llamativo (pero menos fluido que un iPhone) , la velocidad de carga es lenta.

El navegador funciona según la orientación que le demos al teléfono y la única forma de ponerlo a pantalla completa es en modo apaisado, lo que si me parece un detalle negativo es que no cuente con soporte Flash.

Si me gustaría destacar que en el historial se van guardando las páginas visitadas, para poder verlas sin conexión, interesante también que durante la navegación podemos hacer búsquedas por palabras.

Sinceramente, preferí instalar Opera Mini, me resulta más cómodo trabajar con él, a pesar de no contar con un modo a pantalla completa.

Conclusiones

LG ha cumplido con el avance necesario para colocar al Arena en primera plana en el mundo de la telefonía móvil, al menos cubre mis expectativas en lo referente a la interfaz y cuestiones multimedia, sobre todo si utilizamos como referencia el iPhone de Apple.

LG KM900 Arena, análisis
En definitiva nos encontramos con un terminal agradable de usar, en el que destacan su pantalla multitáctil, una memoria interna considerable (ampliable microSD), una conectividad bastante completa (WiFi, GPS…), a lo que añadimos una cámara decente o detalles como la certificación Dolby Mobile.

Parece como si hubieran desarrollado el Arena teniendo como referencia el iPhone, y añadiendo justo aquello que a este le falta, pero es una lástima que ante tal despliegue LG no haya intentado copiar al terminal de Apple en lo más interesante, su tienda de aplicaciones, ya que si el tiempo no lo remedia, en comparación con la competencia, nos encontraremos ante un sistema bastante cerrado.

Por si estáis interesados, tenéis más información sobre su disponibilidad en las diferentes operadoras en nuestra página.

Me gustaría agradecer desde aquí a mi compañero Paolo y su banda Champagne por los temas que me ha prestado para la realización de los vídeos. Terminamos el análisis con unas imágenes a mayor calidad:

Sitio oficial | Lg Arena.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos