Compartir
Publicidad

El lector de iris de Samsung puede decir adiós con el Samsung Galaxy S10

El lector de iris de Samsung puede decir adiós con el Samsung Galaxy S10
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Samsung Galaxy Note 7 llegó con sorpresa en materia de seguridad biométrica. Con los lectores de huellas ya completamente normalizados, el nuevo modelo de la línea Note inauguró los lectores de iris en el catálogo del constructor coreano, lectores de iris que posteriormente saltaron también a los modelos de la línea S, y que han acompañado a Samsung hasta ahora.

Con el Galaxy S10, sin embargo, las cosas pueden ser diferentes. Ante la diatriba de cómo afrontar un diseño sin apenas marcos, estirando aún más las pantallas Infinity Display, los coreanos parecen estar planteándose dejar algunos componentes fuera. Y uno de ellos sería el lector de iris, eso es lo que nos cuenta ETNews, el conocido medio del país de Samsung.

La seguridad biométrica, confiada 100% a la huella

Parece indudable a estas alturas, aunque el propio fabricante no lo confirma ni lo desmiente, que los Galaxy S10 tendrán un lector de huellas bajo la pantalla. Todavía no se sabe si serán los tres modelos o sólo uno de ellos, y si se optará por la solución óptica de Synaptics, la electromagnética de Qualcomm o por una propia diseñada y construida en casa.

Ese lector de huellas bajo la pantalla sería, de hecho, el único método de identificación biométrica de los futuros Galaxy S10. Al menos, el único método que dependiese de hardware concreto, pues el reconocimiento facial podría llegar a bordo del software de los tres teléfonos, y operar únicamente con la ayuda de la cámara frontal y de la inteligencia artificial adherida al dispositivo.

Sin un modelo deslizante, el lector de iris sobraría en la configuración de Samsung para sus futuros S10

El lector de iris se caería de la lista de componentes, permitiendo a Samsung llevar el porcentaje de frontal ocupado por la pantalla a una cifra superior al 90%, y es que parece que en Samsung no se plantean todavía apostar por un teléfono deslizante como el OPPO Find X o el último Xiaomi Mi Mix 3. El lector de iris, por tanto, sobraría.

De confirmarse esto, y sabiendo que los Galaxy Note suelen heredar características de diseño de sus hermanos de la línea S, podríamos estar ante la muerte del lector de iris de Samsung a bordo de sus teléfonos. Parece lógico pensar que, de desaparecer aquí, tampoco viajará a otras gamas como los Galaxy A y compañía. Tocará esperar a que más información vaya saliendo a la luz pero, por ahora, no contemos con la lectura de iris para los Galaxy S10. Por ahora.

Vía | ETNews

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio