Compartir
Publicidad
Publicidad

Sony vende 3,4 millones de Xperia y aspira a superar las positivas cifras de 2016

Sony vende 3,4 millones de Xperia y aspira a superar las positivas cifras de 2016
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Época de cifras, de presentaciones trimestrales y de que cada fabricante presuma de músculo en el mercado. De una forma u otra, todos ganan durante el año según la información que surge de sus departamentos de comunicación pero las frías cifras colocan los pies de todos en el suelo. La pasada semana fueron Samsung y LG, anoche fue Apple y ahora le toca el turno a Sony.

En Sony lo pasaron mal durante demasiado tiempo. El gigante de la electrónica no vivió sus mejores momentos en el sector móvil y tuvo varios cambios convulsos que, eso sí, acabaron por estabilizar la compañía. Ya el pasado año cerró el ejercicio con sólo 14,6 millones de teléfonos vendidos en el año, aunque volviendo a las cifras positivas. Este año sigue el mismo camino.

Un techo de más de 16 millones

El fabricante japonés ha crecido en ventas con respecto al primer trimestre del año, algo habitual en los ciclos de los últimos años, y ha alcanzado los 3,4 millones de teléfonos vendidos en el trimestre. Un incremento importante con respecto a los 2,9 millones de dispositivos que comercializó de enero a marzo. Además, ha crecido en 300.000 unidades desde el pasado año.

Comparando trimestres en la misma época, los 14,6 millones de teléfonos de 2016 se saldaron con 3,1 millones de unidades vendidas en su segundo trimestre, 300.000 unidades menos que el presente ejercicio. Gracias a ello, y aunque el primer trimestre también empeoró las cifras del pasado año, los japoneses siguen en la senda de los beneficios y ya se preparan para seguir creciendo hasta el cuarto trimestre, el más potente de todos históricamente.

En cuanto a beneficios, Sony también ha logrado mejorar en ese aspecto. Los nipones han logrado 181.000 millones de yenes, que se traduce como aproximadamente 1,38 millones de euros en beneficios. Una cifra que supone un 3% de decrecimiento con respecto al trimestre anterior que se traduciría en más ventas de teléfonos de gamas medias, más ajustados en precio. Los ingresos operativos sí han experimentado un incremento, por lo que casi todo son buenas noticias para el fabricante nipón.

Por ahora Sony se mantiene optimista y sigue en la senda de lo que previeron los analistas, los 16,5 millones de dispositivos para cuando cierre el presente 2017. La nueva estrategia con los Xperia X parece estar funcionando y aún quedan más modelos por llegar al mercado antes de que acabe la temporada. Tal vez Sony no vuelva a ser el gigante que fue en telefonía, pero sin duda ha encontrado el camino de la estabilidad y la senda de los beneficios.

En Xataka Móvil | Sony Xperia L1, análisis: hola de nuevo, gama de entrada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos