Hasta el móvil más barato tiene la potencia de una Xbox: así juego a la consola en cualquier parte

Hasta el móvil más barato tiene la potencia de una Xbox: así juego a la consola en cualquier parte
6 comentarios

El juego en la nube es una de las funciones que más han incidido en el mundo de los móviles. Poder jugar a cualquier título desde nuestro teléfono o tablet se ha convertido en una realidad para muchos jugadores. Y es que alejarnos de la comodidad de jugar desde el sofá de casa no es un problema, mas bien al contrario, es un placer disfrutar de los videojuegos en cualquier lugar. ¿Imaginas jugar a los títulos de consola y PC desde el móvil? Cada vez que salgo de casa y tengo un hueco, así lo hago.

Habitualmente uso mi consola o mi propio ordenador para jugar los títulos más recientes, pero cuando salgo de casa sigo haciéndolo, solamente debo acordarme de cargar mi mando Bluetooth junto al smartphone para entrar en un catálogo muy grande, y que cada día es mayor.

Las nubes de juegos que uso: Game Pass y GeForce Now

Xbox Game Pass

La plataforma que mas utilizo es Xbox Game Pass, el servicio de Microsoft al que estoy suscrito. Debido a que tengo una Xbox en casa, soy un usuario fiel de este servicio de streaming de videojuegos, cada poco tiempo tenemos juegos nuevos así que me lancé sin pensarlo. Además, la plataforma sigue en desarrollo (aún la consideran como beta), por lo que le depara un gran futuro.

La aplicación para Android funciona bien y es sencilla de utilizar. Simplemente tengo que pulsar en el título que quiero jugar y que sea compatible con Cloud Gaming, a continuación, se inicia la reproducción del juego y en pocos segundos ya estoy echando una partida. Actualmente, en algunos viajes, estoy pasándome auténticos juegazos como Persona 5 Royale o Deathloop, ambos disponibles en el catálogo. Cualquier juego compatible con la nube se reproduce tal y como si lo estuviera jugando en la consola, es una experiencia igual de satisfactoria.

Un aspecto destacable de Xbox Game Pass es que están añadiendo soporte para pantallas táctiles en algunos juegos, por lo que en estos casos no es necesario que conecte el mando. La aplicación adapta los controles necesarios para jugar y parece un juego nativo de Android. Aunque siempre llevo el mando encima, hay veces que agradezco esta función, por ejemplo al ir en bus no tengo que desbaratar la mochila hasta encontrarlo.

Game Pass Android
Game Pass nos permite jugar algunos juegos sin conectar un mando

Cuando quiero jugar un título que tengo adquirido en PC, hago uso de GeForce Now, el servicio de Nvidia que me permite añadir la biblioteca de juegos desde plataformas como Steam o Epic Games. Por ejemplo, me he pasado Red Dead Redemption 2 hace unos meses. Conviene suscribirse también a esta plataforma para evitar las largas colas y el límite de una hora, personalmente no lo hago pues suelo jugar a obras nuevas que todavía no he adquirido con Game Pass.

Sin embargo, la plataforma de NVIDIA funciona igual de bien, y el punto es poder jugar a lo que has adquirido en otros servicios. Como soy un aficionado desde bien pequeño, acumulo una lista interminable de juegos, muchos ni los he instalado. Pues GeForce Now me permite disfrutar de todos esos juegos sin instalarlos, y desde el móvil.

Con el mando, mi móvil parece una consola portátil con algunas limitaciones

Movil Y Gamepad

Para jugar con mi móvil, uso un mando Bluetooth muy económico y que transforma mi smartphone en una consola portátil, hay alternativas pero son más costosas. Para el uso que le doy, mi mando es suficiente. Activo el Bluetooth, enciendo el gamepad y automáticamente tengo todo listo. Lo único que me queda por hacer es anclar el móvil en el mando. Si no cuentas con un gamepad como el mío, siempre puedes hacer uso de los mandos propios de las consolas.

Jugar desde la nube todavía tiene algunas desventajas como la latencia, el tiempo que tarda el servidor en recibir la orden desde nuestro teléfono y ejecutarla. Con conectividad 4G puedo jugar aceptablemente a títulos que no exigen unos rápidos reflejos, en cambio si opto por juegos de tiros en primera persona, la experiencia decae. Para este tipo de videojuegos, es mejor usar una conexión WiFi como hago cuando me cambio de domicilio. Echar unas partidas en Rainbow Six Siege con una conexión 4G es casi imposible (si quiero ganar), pero por WiFi sí que tengo una experiencia aceptable.

Ya disfruto del juego en la nube, me permite jugar cómodamente desde la pantalla del móvil

En el futuro, cuando el 5G esté más expandido, este problema desaparecerá, abriendo nuevas posibilidades para el juego en la nube. Pronto podremos disfrutar de los juegos multijugador sin que el molesto retardo de entrada nos fastidie la partida.

La apuesta por el juego en la nube es clara: los principales protagonistas ya tienen sus servicios listos y éstos continúan mejorando. Parece mentira, pero el futuro del gaming pasa por la nube y yo soy feliz con esto. Puedo jugar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Temas
Inicio