Publicidad

Este drone utiliza tu smartphone como cara y cerebro

Este drone utiliza tu smartphone como cara y cerebro
8 comentarios

Publicidad

¿Qué hacer con esos móviles antiguos que ya no usamos y tenemos olvidados en un cajón de casa? Podemos regalarlos, reciclarlos o venderlos, pero también reaprovecharlos en curiosos artefactos como LAB (Living Aerial Bot), un drone que utiliza un teléfono inteligente como cerebro de operaciones.

LabRomance, la empresa tras el proyecto, nos vende todo lo necesario para montar nuestro propio drone al más puro estilo DIY (Do It Yourself), con excepción del núcleo principal del sistema, que lo tendremos que poner nosotros y que será un smartphone con un tamaño máximo de 165x90x10mm.

El móvil se coloca en un receptáculo en la parte frontal y se conecta a la parte de aviónica por medio de un puerto USB o por Bluetooth. El chasis cuenta con amortiguadores para minimizar las vibraciones del teléfono y con brazos deslizables que se ajustan a la longitud del terminal para que no se caiga en pleno vuelo.

Una vez colocado todo el equipo en su posición, será una aplicación (por el momento disponible para Android) la que se encargue de controlar y personalizar el funcionamiento del aparato, incluyendo la cara que mostrará nuestro drone. Entre las posibilidades que nos ofrece el sistema tenemos la de transmitir en vídeo lo que captemos con la cámara del teléfono, el control remoto usando este vídeo como guía o la navegación asistida mediante el GPS.

Precio y disponibilidad

LAB acaba de comenzar un proceso de financiación en Kickstarter y pretenden que salga a la venta en agosto de este año. ¿El problema? Pues creo que el precio, ya que el kit completo para montarlo nosotros mismos parte de los 599 dólares, bastante caro si tenemos en cuenta que además tenemos que poner el smartphone.

Más información | LAB en Kickstarter
En Xataka Móvil | Ghost Drone, el sorprendente drone volador que sigue a tu móvil allá donde esté

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir