Compartir
Publicidad

El camino de Xiaomi en el mercado de los procesadores aún no ha terminado

El camino de Xiaomi en el mercado de los procesadores aún no ha terminado
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Era febrero de 2017, Xiaomi ponía en circulación su Xiaomi Mi 5C, un dispositivo que no recibiría renovación y cuyo principal atractivo residía en su procesador. El Surge S1, el primer chip diseñado por el fabricante chino, y construido por TSMC, que sin embargo nunca tendría segunda generación. Como el Xiaomi Mi 5C, nos quedamos esperando un nuevo paso adelante que nunca se produjo.

Los rumores sobre el Surge S2 aparecieron durante un tiempo, no obstante, pero el chip aún no ha visto la luz pese a que desde la compañía se ha afirmado en alguna ocasión que sus planes de lanzamiento siguen adelante. Sin embargo, Xiaomi parece haber variado el rumbo de su división, enfocándose más hacia los dispositivos conectados. Y ahora tenemos una inversión en VeriSilicon, un paso más.

VeriSilicon como nuevo compañero de camino

Verisilicon

Según los medios de su país, la información ha aparecido debido a una presentación de la empresa ante la Comisión Reguladora de Valores de China, o CSRC. En esta presentación se desvelaba que Xiaomi ha realizado una importante inversión en VeriSilicon, haciéndose con un 6% de sus acciones y convirtiéndose así en el segundo accionista externo más grande de la misma.

VeriSilicon es una compañía con sede en Shanghai y más de 700 trabajadores repartidos entre cinco centros, algunos de los cuales están en China y otros en Estados Unidos. Fundada en 2001, ha trabajado para otras empresas en funciones de diseño y desarrollo de procesadores, y puede ser un acompañante para el camino de Xiaomi en el mundo de los chips.

Xiaomi seguirá fabricando procesadores, aunque que vuelque el 100% de su esfuerzo en el mercado de los dispositivos conectados

No obstante, Xiaomi ha expresado en alguna ocasión su interés por construir sus propios chips para dispositivos conectados, para IoT. Huami, una de sus compañías participadas, ha sido la responsable de construir el procesador Huangshan con tecnología RISC-V que durante mucho tiempo sonó para la Xiaomi Mi Band 4. Tal vez sea el primer cerebro de otros muchos.

Mientras tanto, en el mercado móvil seguimos esperando la llegada del largamente rumoreado Surge S2 del que ya han dejado de verterse noticias. Puede que esta inversión en VeriSilicon suponga un avance para éste, o bien signifique el vuelco total del esfuerzo de Xiaomi en el IoT. Lo que parece claro es que en Xiaomi no van a dejar de diseñar y fabricar procesadores, sea cual sea su destino final.

Vía | Gizmochina

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio