Compartir
Publicidad
Redmi Note 7, análisis fotográfico: el hueso más duro de roer en la gama media
Xiaomi

Redmi Note 7, análisis fotográfico: el hueso más duro de roer en la gama media

Publicidad
Publicidad

El Redmi Note 7 llegó hace ya varias semanas, y se ha convertido en toda una revolución en lo que a la gama media Android se refiere. Su fabricante no deja de presumir de cuantas unidades lleva vendidas, afirmaciones que solemos acoger con cierta cautela hasta que no se verifican, y su camino internacional parece estar siendo exitoso.

Ya realizamos aquí el análisis del teléfono y ahora toca hacer con él algo más especial. Un análisis fotográfico del Redmi Note 7 pero centrándonos más en las propias fotografías. En dejar de éstas hablen, aunque repasaremos la mayor parte de características de la cámara del teléfono. Si lo deseáis, podéis acompañarnos. Empezamos.

Xiaomi Redmi Note 7 16 cm (6.3") 4 GB 64 GB Ranura híbrida Dual SIM 4G Azul 4000 mAh - Smartphone (16 cm (6.3"), 4 GB, 64 GB, 48 MP, Android 9.0, Azul)

Xiaomi Redmi Note 7 16 cm (6.3") 4 GB 64 GB Ranura híbrida Dual SIM 4G Azul 4000 mAh - Smartphone (16 cm (6.3"), 4 GB, 64 GB, 48 MP, Android 9.0, Azul)

Redmi Note 7 español, análisis en vídeo

La cámara del Redmi Note 7, las especificaciones en frio

La cámara trasera del Redmi Note 7

Podemos hacer, si os parece, un rápido repaso por lo que este Redmi Note 7 puede ofrecernos en materia fotográfica hablando del hardware puro y duro. Eso supone comentar que nos topamos con un teléfono con cámara dual, uno que monta en su espalda dos sensores de 48 y 5 megapíxeles, con lentes f/1.8 para el principal y f/2.4 para el secundario, y que acompaña a ambos con un flash LED.

En cuanto al sensor de 48 megapíxeles, hablamos de un ISOCELL GM1 de Samsung, que tiene además propiedades tetracell. ¿Qué significa esto? Que puede fusionar sus píxeles para obtener más luminosidad, y por tanto información, para sus fotografías a cambio de reducir la resolución. Es por eso que el Redmi Note 7 dispara en automático fotografías de 12 megapíxeles, y para obtener fotografías de 48 megapíxeles hay que activarlo de forma voluntaria.

Dado que colocar aquí una fotografía de 48 megapíxeles sería un tanto absurdo, pues tendríamos que comprimirlas para encajarlas en el artículo, os hemos dejado un album en Flickr con las fotografías a 48 megapíxeles en JPG para que podáis comprobarlas por vosotros mismos.

48 megapíxeles que se fusionan en el modo automático, ofreciendo capturas de 12 megapíxeles

El segundo sensor, el de 5 megapíxeles, tiene una única e inequívoca función: las lecturas de profundidad. Se trata del sensor encargado de realizar una segunda captura para que el teléfono pueda distinguir el primer plano del fondo y así aplicar el bokeh por software, aunque apoyado en el trabajo del sensor.

Y si le damos la vuelta al teléfono y observamos su cámara frontal, tenemos 13 megapíxeles con lente f/2.0. Aquí no hay segunda lente pero también tenemos bokeh, en esta ocasión 100% por software gracias a la IA del teléfono. Y ahora, una vez descrito el teléfono en materia de hardware, veamos qué es capaz de hacer.

El sensor principal con Tetracell activado

Como hemos dicho antes, el sensor de 48 megapíxeles permite fusionar los píxeles de cuatro en cuatro en el modo automático, que es el que normalmente usaremos con más frecuencia. Os dejamos a continuación una serie de fotografías capturadas con este modo para que comprobéis qué resultado es capaz de ofrecer el teléfono de la nueva marca de Xiaomi.

Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Colores vivos incluso en días nublados
Análisis del Redmi Note 7 Colores vibrantes y bordes nítidos incluso en condiciones de luz complejas
Análisis del Redmi Note 7 Con abundante luz, la cámara del Redmi Note 7 juega en primera división
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Podemos ver cómo resuelve los colores con iluminaciones complicadas como los días nublados
Análisis del Redmi Note 7 Como podemos ver, las zonas con claros y oscuros se solventan bien con el rango dinámico
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Activando el botón de IA del teléfono, la inteligencia artificial, los colores se levantan mucho más, sobre todo los azules
Análisis del Redmi Note 7 Iluminaciones complejas resueltas sin problemas
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Con buena luz, este Note 7 es de nota altísima
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Activar la IA con los cielos es adictivo

El modo Retrato, el bokeh del Redmi Note 7

Echando mano del segundo sensor, el de 5 megapíxeles, el Redmi Note 7 lee tanto el primer plano como el fondo para aplicar lo que ya se conoce de forma más mayoritaria como bokeh, el modo Retrato. El teléfono nos pide que nos situemos a unos 2 metros del objeto a fotografiar pero lo cierto es que funciona también en torno al metro de distancia, y siempre podemos reenfocar en la galería del propio teléfono si el resultado no ha sido el deseado. Aquí tenéis algunos ejemplos.

Análisis del Redmi Note 7 El bokeh de Redmi, antes de Xiaomi, sigue a un nivel muy alto incluso en este Redmi de precio ajustado
Análisis del Redmi Note 7 De nuevo, ahora con bokeh, zonas con iluminación compleja resueltas sin problemas
Análisis del Redmi Note 7 Aquí podemos ver cómo el Redmi Note 7 identifica dos objetos en primer plano, y los desenfoca sin errores
Análisis del Redmi Note 7 Un nuevo contraluz complejo
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Un plano muy complejo, con múltiples profundidades, y resuelto bastante bien por el Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Otro primer plano bastante complejo
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 De nuevo, la complejidad de los bordes florales
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Como es lógico, también hay fotos con problemas: aquí la flor amarilla se separa en dos planos y no debería haber sido así

El desenfoque natural de la lente principal

Las lentes fotográficas tienen, por sí sola, desenfoque. No hay necesidad de aplicar efectos como lecturas de profundidad o detección de bordes, basta con marcar un primer plano cercano a la lente. No es exactamente un macro, pues se trata ésta de una disciplina fotográfica más compleja, pero podríamos considerarlo como parecido. Os mostramos qué es capaz de hacer el Redmi Note 7 a poca distancia. Y por poca hablamos de aproximadamente 10 centímetros.

Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Otro error de enfoque, que también los hay. Con los brazos en primer plano en lugar del rostro. ¿El motivo? Demasiado cerca del objeto: aproximadamente 8 centímetros.
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7
Análisis fotográfico del Redmi Note 7

Iluminaciones complejas, interiores y contraluces

Vamos a cerrar este repaso a la cámara del Redmi Note 7 con el resultado de sus fotografías en escenas con una iluminación compleja. No hablamos solamente de fotografías casi a oscuras, sino también con contraluces, en interiores iluminados de forma tenue y alguna que otra situación. ¿De qué será capaz el sensor de 48 megapíxeles de Samsung aquí? Veámoslo.

Análisis del Redmi Note 7 La cámara del Redmi Note 7 es capaz de levantar el color incluso en contraluces pronunciados
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Un contraluz con los colores frontales marcados
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 En interiores con muy poca luz
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Una nueva toma a contraluz
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Como vemos, pese a que el sol incide casi de lleno, el primer plano mantiene el contraste y el color
Análisis fotográfico del Redmi Note 7 Primer plano, iluminación de interiores y desenfoque natural. Todo en uno.

Como vemos, con sus errores naturales, el Redmi Note 7 resuelve con solvencia casi todas las situaciones, ofreciendo buena definición cuando tenemos luz abundante, y regalándonos alguna toma difícil de creer para un móvil de su precio en escenas muy complejas. No hablamos de una cámara de 10 en comparación con lo que encontramos en el mercado, pero es difícil discutir que vuela por encima de sus rivales en cuanto a precio. Eso sí, aseguraos bien antes de elegir capacidad pues cada fotografía de 48 megapíxeles sin comprimir llega a los 15 megas. 70 fotografías por giga.

Lástima, llegados a este punto, que el Redmi Note 7 no haya sido más completo en cuanto a hardware. Una lente gran angular nos habría permitido jugar mucho más con las fotografías, por no decir que hemos echado en falta el zoom óptico. Tal vez otra configuración, cambiando la lectura de profundidad por un 2X habría hecho a este teléfono más robusto. Pero para eso hay otros modelos en el catálogo de Xiaomi.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio