Compartir
Publicidad
Energy Phone Pro 3, análisis: las cámaras duales por debajo de 300 euros también tienen algo que decir
Análisis

Energy Phone Pro 3, análisis: las cámaras duales por debajo de 300 euros también tienen algo que decir

Publicidad
Publicidad

bq suele ser el fabricante español que más focos atrae hacia sí cuando lo cierto es que en Energy Sistem llevan ya varios años evolucionando a buen ritmo y ofreciendo terminales de gran nivel. Desde aquel primer Energy Phone Pro, cuya apariencia y rendimiento recordaba a todo un Nexus 5 con cuerpo metálico, o como el Energy Phone Pro 3 que ahora nos reúne frente a este artículo.

El Energy Phone Pro 3 no sólo es una nueva generación de los terminales de Energy Sistem sino que también es la entrada de las dobles cámaras en el catálogo del fabricante. Con múltiples opciones para aproximarse al sistema, el Phone Pro 3 ha apostado por el bokeh, por el desenfoque selectivo y también por las fotografías en 3D. Acompañadnos durante su análisis para comprobar qué tal resultado da este nuevo smartphone de los españoles.

Energy Phone Pro 3, la doble cámara llega al fabricante español

Energy Phone Pro 3

Con el Energy Phone Pro 3 estamos ante un terminal diseñado para formar parte de la gama media Android y ninguna de las características elegidas por su fabricante se sale de esa línea de diseño y rendimiento buscada, salvo quizá la doble cámara trasera. Aunque esto es también cada vez más popular. Panel FullHD, procesador de gama media e incluso la batería de 3.000 mAh. Todo acorde a lo que esperamos de un móvil en este segmento.

Energy Phone Pro 3
Pantalla
IPS LCD de 5,5 pulgadas FullHD
400 píxeles por pulgada
Procesador
MediaTek octa core a 1,5GHz
Núcleos
8 núcleos a 1,5GHz
RAM
3 GB
Memoria
32 GB + microSD (hasta 128 GB)
OS
Android 7.0 Nougat
Conectividad
LTE, WiFi, Bluetooth, GPS, radioFM
Batería
3.000 mAh no extraíble
Cámara trasera
13+13 megapíxeles, flash Dual LED
Cámara frontal
5 megapíxeles
Dimensiones y peso
154 x 76,4 x 8,2 milímetros
160 gramos
Precio actual
269 euros

Diseño y materiales, la alta calidad no está reñida con el precio

Energy Phone Pro 3

Podemos entrar en una discusión infinita sobre si preferimos smartphones de policarbonato o plástico, si somos más aficionados a los metálicos o si preferimos recubrimiento de cristal, porque todo va en función de los gustos de cada usuario. Lo único cierto es que en Energy Sistem se han esmerado con este Phone Pro 3 y resulta un termina bastante estético y robusto.

El tacto del Phone Pro 3 es agradable y cálido, aunque su trasera lisa y mate tiende a acumular demasiadas huellas

Este Energy Phone Pro 3 es un smartphone resistente que se siente muy bien en la mano, no sólo por la distribución del peso sino por sus medidas. Las 5,5 pulgadas de pantalla ayudan a tener un terminal contenido y sus 8,2 milímetros de grosor encuentran un equilibrio muy agradable a la hora de sujetarlo. Como podemos ver a continuación, no es el terminal más contenido de su competencia pero sí se mantiene en cifras similares, y se permite ser levemente más ligero.

Phone Pro 3

Honor 6X

OnePlus 3

Meizu MX6

Pantalla

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

Dimensiones

154.0 x 76,4 x 8,2 milímetros

150.9 x 76.2 x 8.2 milímetros

152.7 x 74.7 x 7.4 milímetros

151.7 x 75.0 x 7.9 milímetros

Peso

160 gramos

162 gramos

158 gramos

175 gramos

Energy Phone Pro 3

El tacto es agradable en todo momento y no parece el clásico atrapahuellas que hemos visto en tantas y tantas ocasiones. Además, es resistente a las caídas. Creednos, lo hemos probado involuntariamente. Casi todo son puntos a favor a la hora de construir un elegante terminal de color negro que puede entrar por los ojos además de adecuarse al presupuesto.

Fans de los móviles asimétricos, huid del Energy Phone Pro 3. El resto, sed bienvenidos.

La colocación de las botoneras es bastante clásica en base a lo que vemos en otros fabricantes. Botones de volumen en el lado derecho, encima del botón de encendido, y lateral izquierdo reservado únicamente para la bandeja de la SIM y la microSD. Los altavoces están en la parte inferior, a ambos lados de su puerto USB C, y en la parte superior izquierda está el jack de auriculares. Poco que objetar a la distribución.

Buena nota incluso en la construcción frontal, aunque la ausencia de botones físicos podría haber favorecido un mayor aprovechamiento de la cara vista de un terminal que parece tener mucho espacio ocupado por cosas ajenas a la pantalla, aunque es de agradecer que el logo haya quedado relegado a la parte trasera. Eso sí, el botón Home con lector de huellas incorporado está situado donde aparentemente gusta más.

Tal vez lo único achacable al diseño del Phone Pro 3 sea que su batería no es extraíble, algo que puede suponer un problema si ésta llega a degradarse con el paso del tiempo al no poder sustituirla por otra nueva salvo que pase por el servicio técnico, por más que podamos llevar una batería externa. Pero como podéis comprobar por todo lo explicado anteriormente, al diseño del Energy Phone Pro 3 le podemos dar una buena nota.

La pantalla: la nueva generación vira hacia el LCD

Pantalla del Energy Phone Pro 3

Mientras que en el Energy Phone Pro 4G del pasado año el fabricante apostó por un panel AMOLED, en este Phone Pro 3 se vuelve al IPS LCD original. Con sus 5,5 pulgadas de pantalla, además, se consigue un ratio bastante estándar de visualización. Un tamaño muy aceptado y que se ha convertido en toda una tendencia con el paso de los años, llegando a representar casi el 40% de terminales lanzados en 2017.

Los 400 píxeles por pulgada de su pantalla son más que suficientes para no apreciar pixelados por ninguna parte y por darnos una nitidez muy agradable a la vista, y sobre todo muy cómoda. Lo sacamos de la caja con colores vivos en el fondo rodeados de un color negro intenso, y eso siempre ayuda, pero a la pantalla le sienta bien casi cualquier configuración que apliquemos al terminal.

Ligeros desencantos, porque en esta vida hay pocas cosas perfectas, los encontramos en el fino borde que recorre todo el marco, encapsulando la pantalla y no permitiendo que las imágenes corran hasta el mismo marco, algo que podría haberse mejorado y que, sin ser molesto, es un punto a corregir. Otro inconveniente es el ajuste automático de brillo en función de la luz ambiental, que es algo lento.

Energy Sistem vuelve a las LCD tras su apuesta por el AMOLED en los Pro 4G del pasado año

Algo en lo que cojea el software de este Energy Phone Pro 3 es precisamente en sus ajustes de pantalla. En otros modelos tanto LCD como AMOLED hemos encontrado opciones para variar el tinte de la pantalla o la saturación, pero en el terminal de Energy Sistem sólo hay hueco para el nivel de brillo, bien manual o bien con ajuste automático. Algo es algo, tenemos posibilidad de activar y desactivar el doble toque.

Independientemente de que nos posicionemos del lado del AMOLED o del LCD, lo cierto es que este panel IPS LCD del Energy Phone Pro 3 permite que lo usemos bajo la luz directa del sol pese a no contar con el chute extra de brillo de otras pantallas. La visibilidad se reduce pero aun así seguimos pudiendo usar el teléfono, una característica que dista mucho de ser la más extendida en el mercado actual.

Pasa con buena nota la respuesta táctil del dispositivo que en todo momento ha sido veloz y precisa, además de que queremos dejar nota de lo práctico que siempre resulta contar con el doble toque en pantalla, el famoso double tap, tanto para encenderla como para apagarla. Cerramos con los ángulos de visión, que el fabricante remarca con una cifra, 88º, y que según nuestra experiencia son más que buenos.

La pantalla es legible estando sobre la mesa, incluso cuando se encuentra retirada de nosotros, y la única crítica que planteamos en este aspecto tiene que ver con su recubrimiento acristalado: en cuanto la inclinación es más pronunciada entran en juego los reflejos, que dificultan la visibilidad de la pantalla. En conclusión, una pantalla bastante correcta.

¿Qué tal se comporta el MediaTek MT6750 en el Phone Pro 3?

Energy Phone Pro 3

Situamos a este Energy Phone Pro 3 en la línea que separa las gamas medias de las bajas, y es que sus 3GB de RAM ayudan en mucho a que el procesador MediaTek MT6750 de ocho núcleos salga bien parado. Cuenta con una velocidad de reloj a 1,5GHz por lo que tendremos un rendimiento equilibrado pero sin excesos, y sus 32GB de memoria interna ofrecen una buena cifra para aplicaciones, descargas y sincronización de contenidos en la nube.

Decíamos que el Energy Phone Pro 3 estaba construido para ser una gama media y lo cierto es que rinde como tal, sin salirse de los esquemas que observamos sobre el papel. El chip MediaTek cumple con lo que le exigimos aunque tiembla cuando le apretamos las tuercas, algo lógico pues no nos encontramos en la gama de los Helio, las joyas de la corona del fabricante taiwanés.

MediaTek aún provoca algunos temores, pero a la hora de la verdad rinde como el que más y ofrece muy buena experiencia de uso

El uso ha sido fluido en todo momento y sólo hemos apreciado sus debilidades cuando ha tocado apretar en el apartado gráfico. Mientras que los juegos más comunes corren de forma correcta, los más exigentes a nivel de gráficos muestran las costuras de la GPU Mali que monta este procesador MediaTek. La gran debilidad por ahora de los chips de los taiwaneses y que no ha faltado a su cita con este análisis.

Phone Pro 3

ZTE Blade V8

Honor 6X

LG X Cam

Procesador

MediaTek MT6750

Snapdragon 435

Kirin 655

MediaTek MT6753

RAM

3GB

3GB

3GB

2GB

AnTuTu

42.471

45.988

55.056

34.559

GeekBench

593 / 2.543

656 / 2.570

795 / 3.317

544 / 1.694

3DMark (Icestorm Unlimited)

9.745

10.313

7.810

6.768

Con todo, se trata de un teléfono con un buen rendimiento para la línea de precio en la que se mueve, en torno a los 250 euros, y no apreciaremos demasiada diferencia con respecto a su competencia. En los tests en bruto, los benchmarks que se encuentran sobre estas líneas, podéis ver la comparación con parte de su competencia. Un dispositivo en la línea de lo que cabría esperar de una gama media de sus características, aunque cuenta con la inestimable ayuda de una capa casi inexistente y que no sobrecarga en absoluto el sistema, como ahora comentaremos.

Sabiendo de la potencia del procesador, suficiente pero no sobresaliente, el Energy Phone Pro 3 cojea cuando lo sometemos a pruebas más duras como juegos avanzados o con motores como Unity. Ahí es donde realmente nos damos cuenta, lejos del uso del día a día, que el Pro 3 no está construido para competir con los grandes. Con todo, no tendremos mucho de lo que quejarnos con el día a día con este terminal.

El Phone Pro 3 no monta Android puro, pero poco le falta

Energy Phone Pro 3

Llegamos al apartado del software y aquí hay ciertamente poco que destacar pues Energy Sistem no suele enmascarar el sistema operativo bajo capas de ningún tipo, sino que añade algunas aplicaciones a las de stock que, por cierto, incluyen todas las de Google de serie. Punto a favor para Energy Sistem en este aspecto, diferenciándose de otros fabricantes que apuestan por looks propios o por capas que sobrecargan el sistema.

En anteriores terminales sí hemos encontrado más bloatware por parte del fabricante pero en esta ocasión la sorpresa ha sido más que agradable. Revisando una por una las aplicaciones contenidas en el Phone Pro 3 sólo encontramos Energy Music como añadido a las demás. Sin duda otro punto a favor del terminal a nivel de software.

Este Phone Pro 3 mantiene la tendencia de la marca de ofrecer un sistema casi limpio y muy fluido

Este sistema siempre prácticamente limpio unido al hardware que han equipado en el Pro 3, desde el procesador hasta la cantidad de RAM disponible, hace que la experiencia de uso del terminal sea fluida, cómoda, que no apreciemos retrasos en la ejecución de aplicaciones y que la multitarea vaya sensiblemente bien. Teniendo en cuenta, claro está, que hablamos de un procesador de gama media embutido en un smartphone de gama media.

El Energy Phone Pro 3 ha salido de la caja con Android 7.0 Nougat y así ha vuelto a ella, sin ninguna actualización durante el transcurso del análisis, y en dicha versión del sistema se mueve como pez en el agua. No se han apreciado grandes diferencias con la fluidez obtenida en otros terminales con Nougat, aunque este modelo de Energy System está ligeramente por encima de la media.

La autonomía, 3.000 mAh que pueden sorprendernos

Autonomia del Energy Phone Pro 3

Llegamos al apartado de la autonomía, uno que depende de múltiples factores como la cobertura o el tipo de uso que le demos al teléfono pero que estandarizamos en nuestro análisis mediante la repetición de pautas. Os anticipamos algo, la batería del Energy Phone Pro 3 aguantará un día sin problemas siempre que no seamos usuarios muy exigentes, pues pocos terminales soportan un uso intensivo hasta aguantar un día completo.

Las diferencias en interior, siempre con WiFi, o en exterior, siempre con 4G, no han sido demasiado radicales. De media, nos hemos movido en un rango de unas 5 ó 5,5 horas de pantalla en un uso diario, reduciéndose hasta unas 4 ó 4,5 horas si el uso es más comedido y buscamos un uso de un par de días. Música durante buena parte del tiempo, localización conectada y realizando llamadas y navegando. Buenas cifras teniendo en cuenta que no podemos sacar la batería y poner otra de repuesto, así tendremos menos problemas.

Las cosas claras, no esperábamos cifras superiores a las 5 horas de pantalla en este teléfono

A la pregunta, ¿podemos salir con el Energy Phone Pro 3 y olvidarnos de la batería hasta la noche? La respuesta es sí. En la mayoría de los casos, por supuesto, pero sí. La pantalla, apagando los negros y con resolución HD, y un procesador que ahorra bastante energía pese a no encontrarse en la lista de los más eficientes ayuda a que el Pro 3 resista hasta la carga de la noche, bien cada una o cada dos noches, dependiente de nuestros patrones de uso.

Esta doble cámara nos deja jugar con el bokeh

Energy Phone Pro 3

Siempre que un fabricante elige montar una doble lente sobre uno de sus dispositivos toca hacerse la misma pregunta: para qué las va a usar concretamente. En el caso de Energy Sistem y de su Phone Pro 3, la elección ha sido la de jugar con los desenfoques. Un doble sensor de 13 megapíxeles, el mismo que emplea el LG G6, y que nos permite destacar los primeros planos con, todo sea dicho, buena calidad.

Lo lógico es comenzar probando la calidad de una cámara con buena luz, aunque es ahí donde prácticamente todas nos ofrecen un buen rendimiento. El caso del Phone Pro 3 no es distinto. Incluso con el sol incidiendo directamente sobre las lentes, las fotografías tomadas son de bastante buena calidad. Los bordes se aprecian nítidos, el contraste es adecuado y no sufre en exceso cuando le hacemos tirar de rango dinámico. Ni los negros se vuelven grises ni las zonas iluminadas acaban quemadas.

Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3

Se nota que el LG G6 y este Energy Phone Pro 3 comparten sensor en el resultado final de las fotografías, aunque por desgracia no comparten lentes ni procesado, y es ahí donde los líderes de mercado se distancian. Con todo, el resultado de este Energy Phone Pro 3 con luminosidad es más que satisfactorio y nos divertimos haciendo fotografías con él.

Cuando cae la luz, sin embargo, comienzan a aparecer los fantasmas. Pese a todo, el teléfono ha resistido y no ha sido hasta caer la noche cuando ha empezado a pedirnos un trípode para fotografiar. Sin estabilidad total, las fotografías tienden a salir trepidadas. Echamos de menos un estabilizador óptico que ayude con la baja luz y la buena calidad de su cámara de día se torna en una cámara documentalista para la noche.

Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3

Con la doble lente, sin embargo, nos hemos llevado una grata sorpresa pese a que los bordes no son correctos al 100%. Al igual que en teléfonos como el iPhone 7, el ZTE Blade V8 y demás, Energy ha elegido usar la cámara para los desenfoques selectivos. La única pena es que dicho desenfoque no se produzca en tiempo real, aunque la edición posterior es bastante sencilla.

Aunque lo ideal hubiese sido ver el desenfoque en vivo durante la captura, la cámara doble del Phone Pro 3 es divertida

Simplemente activamos la doble lente con un botón en el lateral de la pantalla y ya podemos elegir cuál será nuestro primer plano, aunque el efecto, personalizable, se verá después. Una vez capturada la fotografía podemos ir a la galería y pulsar el botón de edición, es ahí cuando podremos elegir el grado del desenfoque. Desde 0.8, desenfoque máximo, hasta 9.0, la fotografía tal cual la hemos capturado. Salvamos el resultado deseado y listo.

Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3

Al igual que ocurría con el ZTE Blade V8 cuando lo analizamos, la doble cámara de este Phone Pro 3 de Energy Sistem también produce fotografías en 3D. Simplemente nos acercamos a un objeto, activamos la fotografía 3D y se genera una doble fotografía con cierta variación de la perspectiva. Así podremos recuperar un poco de movimiento con unas gafas VR comunes, aunque no se trata de una característica demasiado útil.

Aunque la cámara no realiza a la perfección la detección de bordes a la hora de desenfocar, el resultado es muy llamativo
Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3

El sensor frontal es útil pero no causa impresión por la calidad de sus tomas. Como ocurre con los sensores traseros, el Phone Pro 3 captura buenos selfies con luz pero flaquea con la oscuridad, tal vez demasiado. Sin embargo, su enfoque y velocidad de captura es ligeramente superior al de la cámara trasera y eso ayuda a no tomar fotografías trepidadas ni movidas. Un punto a su favor.

En general, el Phone Pro 3 nos ha dejado una buena sensación fotográfica tratándose de una gama media sin muchas pretensiones. Fotografías de calidad en la mayoría de situaciones, interiores incluidos, y desenfoque selectivo para cuando queramos ponernos creativos. Buena nota para un dispositivo que ha acertado en cuanto hardware y software fotográfico. Buen trabajo.

El sonido: otro factor multimedia

Energy Phone Pro 3

Siempre recomiendo utilizar auriculares cuando hay que escuchar música en el móvil, ver una película o simplemente navegar en esa gran tumba del tiempo libre que es Youtube, aunque en los análisis también toca poner a prueba el sistema de altavoces de los dispositivos y éste es otro punto que el Energy Sistem Phone Pro 3 ha cumplido aunque con algunos peros.

La calidad del sonido es aceptable, teniendo en cuenta que hablamos del altavoz de un smartphone y que su calidad dista mucho de la de unos BoomSound, por ejemplo. Así, la construcción del dispositivo hace que los bajos suenen decentemente y el volumen también se porte bien aunque en los puntos máximos tiende a distorsionar aunque sólo con determinados sonidos, no se trata de algo generalizado.

Es tan sencillo tapar el altavoz con la mano que podemos llegar a pensar que el volumen es bajo.

El altavoz del Energy Phone Pro 3 cumple con nota con lo que se le pide aunque la salida, al estar en la parte inferior del marco, puede pasar buena parte del tiempo tapada por nuestra propia mano. Aquí volvemos a la función horizontal y al cable de carga pues sujetando el móvil así, sonará más débilmente. Así que tenemos buena calidad de sonido pero una mala situación del altavoz, mitad y mitad.

Un punto a favor de este Energy Phone Pro 3 es que la marca sigue montando radio FM en sus terminales, y en el Pro 4G también aparece. Necesitaremos los auriculares para hacer de antena, no podían faltar, pero en general la recepción es buena y no difiere demasiado de la que obtenemos, por ejemplo, con el coche en cualquier punto. Algo más débil, eso sí, pero nada que suponga un cambio radical.

Energy Phone Pro 3, la opinión de Xataka Móvil

Energy Phone Pro 3

En este Phone Pro 3 encontramos tres factores que posiblemente le hacen destacar. El primero es que rinde un poco por encima de la media de las gamas medias, valga la redundancia. La limpieza del sistema unida a un procesador solvente y apoyado por una buena cifra de RAM hace que la experiencia durante su manejo sea bastante buena.

Otro factor es el hecho de que estemos ante un dispositivo con una doble cámara con rendimiento más que aceptable. Sobre todo teniendo en cuenta que las gamas medias y bajas sufren siempre con baja luz, por eso los líderes fotográficos vuelan a otra altura. El desenfoque es bueno, los colores también lo son y la respuesta es satisfactoria. Nada mal para una gama media.

Un rendimiento algo por encima de la media, buen uso de la doble cámara y una batería de altura. El Phone Pro 3 de Energy Sistem nos ha dejado satisfechos.

El otro punto fuerte es su autonomía. Superar las 5 horas de pantalla no es tan común hoy en día como pueda parecer, y los 3.000 mAh que alimentan este dispositivo de 5,5 pulgadas FullHD ofrecen buenas sensaciones. Tal vez no sea un dispositivo perfecto pero sí recomendable pese a la granada competencia de estas gamas. Puede decirse que tiene puntos débiles pero no son descalificantes. En general, el Phone Pro 3 es un buen teléfono.

7.4

Diseño7.5
Pantalla7.5
Rendimiento7.0
Cámara7.5
Software8.0
Autonomía7.0

A favor

  • Un tamaño bien aprovechado
  • La construcción es sólida y resistente
  • El dispositivo es fluido en todo momento
  • La doble cámara trasera sorprende en una gama media

En contra

  • La batería no es extraíble
  • No contar con NFC a estas alturas es un error
  • El modo 3D de la cámara es poco práctico
  • Una mejor GPU habría hecho al terminal más redondo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos