Compartir
Publicidad
Publicidad

Binky, la metadona de las redes sociales que ayuda a desengancharse de éstas

Binky, la metadona de las redes sociales que ayuda a desengancharse de éstas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Recordáis la vida antes de las redes sociales? Es probable que los más jóvenes respondan rotundamente con un "¿eso existió alguna vez?", y es que a día a de hoy parece que en lugar de una década atrás, hablamos del Pleistoceno. Pero no solo los más jóvenes tienen esa sensación, y es que salvo una minoría del mundo desarrollado, hemos interiorizado por completo las redes sociales en nuestras vidas. Pero a pesar de todo lo positivo que nos aportan, las redes sociales son (como muchas otras cosas) un arma de doble filo.

Y es que si pasamos de verlas como una herramienta social, a verlas una necesidad, podemos correr el riesgo de peder mucho tiempo en ellas e incluso engancharnos. Piénsalo, ¿cuántas veces abrimos Facebook, Twitter o Instagram en el móvil porque sí? Es un acto reflejo, como morderse las uñas. ¿Qué te parecía quitarte este "vicio" utilizando una aplicación con las mismas funciones que las principales redes sociales pero totalmente inocua? Pues esa aplicación existe y se llama Binky.

Binky satisface tus impulsos

Binky está diseñada con una interfaz al más puro estilo Instagram, pero combina elementos que encontramos en Facebook, Twitter e incluso Tinder. Su objetivo a priori es, como decíamos, liberarnos del stress como hacen los exitosos Fidget Cubes o los spinners permitiéndonos toquetear el móvil como si estuviéramos en una red social de verdad, pero sin la presión de contar likes, recibir menciones o mensajes privados.

Al entrar en Binky nos topamos con un time line llenas de fotos random con las que podemos interactuar pero sin esperar feedback alguno

Cuando entras a Binky te encuentras con un "time line" lleno de fotos random (desde alcachofas a lémures, pasando por el retrato de Werner Heisenberg). Podemos deslizarnos arriba y abajo por dicho time line indefinidamente y también podemos realizar acciones en las fotos, eso sí, sin interactuar porque no hay nadie al otro lado.

Blink

La aplicación nos permite dar likes y hacer re-bink (el equivalente al retweet), pero eso sí, nos recuerda que esta opción no sirve para nada. También podemos "comentar", y sí, entrecomillo porque cuando escribes algo la aplicación escribe palabras y hashtags de manera aleatoria, nunca lo que nosotros escribimos. Además, si lo que te gusta es hacer "swipe" como en Tinder, aquí también podrás deslizar izquierda a derecha, pero la diferencia es que en lugar de hacer "match" verás enormes emojis.

Dudosa utilidad

Bueno, no nos vamos a engañar, la idea es cuanto menos original pero en realidad, utilizar una aplicación para desengancharse de otra aplicación es como querer dejar de fumar cambiando el tabaco por puros, aunque quizás haya a quien le funcione.

Si quieres probar una aplicación con la que vivir las redes sociales de forma más pura y sosegada, te recomendamos Minutiae. Con ella no recibirás ningún tipo de feedback, pero podrás quitarte el gusanillo de compartir tus cosas con el mundo y aprovechar para desintoxicarte (si crees que lo necesitas) un poco de todo el universo social media.

En Xataka Móvil | Hater, una app al más puro estilo Tinder que une a la gente según lo que odia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos