Compartir
Publicidad

El diagnóstico cooperativo es una realidad con Figure 1, el Instagram para médicos

El diagnóstico cooperativo es una realidad con Figure 1, el Instagram para médicos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entendemos las redes sociales como un medio de entretenimiento, para conocer gente o, en su lado más útil, para informarnos sobre un lugar y su calidad, como un restaurante o una cafetería. Pero lo cierto es que estos servicios pueden resultar útiles para nuestra salud con plataformas como Figure 1, un Instagram para médicos.

Se trata de una red en la que los facultativos comparten una fotografía, ya sea normal o bien una imagen proveniente de algún sistema de diagnóstico por imagen como radiografías, tomografía computerizada y otros, y pueden recibir opiniones o consejos de otros médicos, como cuando comentamos una fotografía o un estado en otras redes.

La app funciona de manera similar a Twitter a la hora de publicar, ya que se puede solicitar la ayuda directa a determinados profesionales de manera pública, de modo que a éstos les llega una notificación pero cualquiera puede aportar su opinión o ayuda. También hay una sección para los casos urgentes.

Figure 1 iOS

Al tratarse de fotos de pacientes no podrá aparecer nada identificativo en ellas, como tatuajes, pulseras identificadoras de hospital, etc. Por ello, dispone de herramientas para tapar u oscurecer estas zonas antes de publicar la foto, y el propio software reconoce y tapa las caras. Además, según especifica el equipo de Figure 1, todas fotos son revisadas y de aparecer alguna imagen con uno de estos elementos se bloquea y elimina.

Una herramienta de ayuda también para el aprendizaje

La app puede ser descargada por cualquier persona, pero dado el carácter del servicio se podrán verificar las licencias médicas o bien que se trate de un estudiante de medicina. En este sentido, la app representa una herramienta muy útil a la hora del aprendizaje, de modo que los estudiantes tienen acceso a casos reales de enfermedades poco comunes, siendo una aproximación algo más práctica y real a lo impartido en las aulas.

Así lo explica Fiachra Maguire, estudiante de medicina del Trinity College de Dublín, que además apunta al hecho de que un servicio así es de gran utilidad cuando el médico se encuentra con un signo clínico poco habitual, de manera que otros compañeros pueden guiarle con el diagnóstico y ayudar a que sea más directo.

En cuanto a la acogida por los profesionales más antiguos, Maguire relaciona el uso de la app con la relación individual de cada persona con la tecnología, apuntando que por lo que él había podido observar, quien estaba más habituado usar su terminal empleaba más la app que los médicos que menos recurren en general a la tecnología.

El teléfono móvil como herramienta médica

Estas apps normalizan poco a poco la intervención de los teléfonos móviles en el ámbito médico y de diagnóstico, más allá del aprovechamiento de su hardware como hemos visto anteriormente, sino por ser una herramienta de conexión y que permite compartir información instantáneamente y a nivel mundial, algo muy útil teniendo en cuenta la creciente globalización de las enfermedades.

Ya hablamos de otros servicios de telemedicina, en los que directamente son los pacientes quienes preguntan a doctores de manera completamente telemática, si bien esto por ahora está teniendo su auge en Estados Unidos. De momento, los teléfonos móviles plantean una manera de agilizar algunos aspectos de la medicina, aunque como pasa con otros aspectos, éste también está pendiente de tener una buena base legal.

Enlaces | iOS y Android
Vía | The Next Web
En Xataka Móvil | Salud y tecnología: el smartphone como centro de monitorización nuestra salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio