Publicidad

Foursquare: cuando tu app es el puente al negocio y no la vía de ingreso

Foursquare: cuando tu app es el puente al negocio y no la vía de ingreso
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Desde que Foursquare pasase a dividirse en dos productos dejando Swarm como la app de social de check-ins la primera pasó a un segundo plano en cuanto a los usuarios desde que su uso se diluyera al integrarlo las propias redes sociales. Pero esto no significa que ni la empresa ni la propia marca se hayan quedado en latencia ni mucho menos, sino que Fourquare se mantiene muy viva y sin que se haga un uso directo de la misma.

¿Cómo se puede crecer a costa de no ser utilitzada? Según nos traslada Wired, desde hace 18 meses la compañía ha basado su negocio en los datos de localización y la redirección de anuncios (ad-tarjeting) de la mano del que es su nuevo presidente desde hace apenas unos días, Steven Rosenblatt, hasta ahora director de ingresos.

De este modo, Foursquare obtiene ingresos de una manera que no implica que el número de usuarios crezca per se. Una cifra que ronda los 50 millones de usuarios mensuales activos (MAU), nada despreciable para la propia compañía pero que sigue quedando lejos de la de Twitter (307 millones MAU) o Instagram (400 millones MAU), y por tanto no resulta atractiva para los inversores.

Data, data everywhere

El de los anuncios dirigidos no es el negocio más antiguo del mundo, pero sí de los que más tiempo tiene desde que se asentase la era de los dispositivos móviles o, lo que es lo mismo, desde que no nos despegamos de nuestro terminal y éste nos acompaña a todos los sitios, desde el supermercado hasta al bar de la esquina. Es la base de Pinpoint, el ad-targeting de Foursquare, el cual no sólo inserta ads en las apps, sino que saca partido a la grandísima cantidad de datos relativos a la localización pudiendo crear listas de usuarios por local.

Usando el móvil

Esto es especialmente jugoso para los anunciantes, que pueden dirigir sus ads a quien más les convenga según la localización. Algo que se hace desde siempre de manera física con los negocios y los anuncios y que es una especie de conversión de esto al mundo del móvil, cuando éste es una de las principales fuentes de consulta a la hora de guiarnos sobre qué establecimiento o servicio escoger ya sea mediante apps o tirando de buscador. Y todo esto sin que el usuario tenga que instalar Foursquare.

La ventana indiscreta de las ventas

Rosenblatt no desvela con qué empresas se han asociado o cómo se han obtenido estos datos, pero lo que sí dice es que más de 100 mil desarrolladores están usando en estos momentos el servicio para potenciar sus aplicaciones. No obstante, están buscando ir más allá de este sector, y ejemplo de ello es la predicción de ventas de iPhones 6s y 6s Plus que dedujeron en septiembre de 2015 por los datos recogidos de visitas a la tienda según la época del año.

¿A quién puede servir esto? Justamente a los competidores de empresas como Apple o McDonalds, sobre la cual también publicó recientemente el CEO de Foursquare, Jeff Glueck, en relación a que ampliar el horario de desayunos había aumentado las visitas. Así, los rivales pueden obtener cálculos de sus ventas recurriendo a los datos de Foursquare, como también quien se disponga a abrir un negocio físico para encontrar qué barrios son los más transitados.

Usando el móvil

¿Y qué ocurre con la privacidad?

Rosenblatt parecía mirar hacia otro lado en el reportaje de Wired en lo referente a la obtención de datos cuando la privacidad es un tema de máxima importancia para muchos usuarios (que quizás pecasen de exceso con el boom de checkin-ins de la antigua Foursquare). Ante esto, desde Foursquare aclaran que no se trata de vender los datos a terceros, sino de usarlos para redirigir anuncios o poder responder a preguntas.

Esto no disipa las dudas entorno a la privacidad y resulta una evasiva cuando lo que al usuario le puede importar es el uso final de sus datos en sí

A este respecto, lo que sí aclara Rosenblatt es que los datos son anónimos y que se trata de una recogida de datos completamente habitual, como la que hace el supermercado al registrar todo lo que compramos. No obstante, esto no disipa las dudas entorno a la privacidad y resulta una evasiva cuando lo que al usuario le puede importar es el uso final de sus datos en sí, algo que puede resultar más novedoso y difícil de entender que el hecho de ver anuncios en una app gratuita.

Foursquare, por tanto, no estaba muerto, estaba de recaudación. Y de hecho esta semana sabíamos por el New York Times que la empresa alcanzaba los 45 millones de dólares en su última ronda de financiación. En estos momentos el valor de la empresa es la mitad del que tenía en 2013 (650 millones de dólares), veremos si el cambio en su cúpula directiva y los anuncios redirigidos logran mantener a la empresa que apuesta por crecer sin priorizar el número de usuarios.

Vía | Wired
En Xataka Móvil | Foursquare saca la bola de cristal y predice las ventas de iPhone de este fin de semana con sus datos
En Genbeta | Swarm: ¿Por qué Foursquare ha decidido partirse en dos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir