El Apple Watch Series 8 seguirá los pasos de Samsung con el nuevo sensor de moda, según su última patente

El Apple Watch Series 8 seguirá los pasos de Samsung con el nuevo sensor de moda, según su última patente
Sin comentarios

Ayer se presentaron oficialmente los Samsung Galaxy Watch 5 y 5 Pro. Entre sus características destaca un nuevo sensor para medir la temperatura corporal que apunta a convertirse pronto en un estándar en el sector. Al menos eso parece al hilo de los últimos rumores de Apple, pero también de sus patentes.

La compañía de Cupertino tiene previsto hacer varios lanzamientos este otoño. Los iPhone 14 apuntan a ser los dispositivos estrella, pero también una nueva generación de Apple Watch que apunta a ser la más revolucionaria y que precisamente se nutriría de novedades como el citado sensor con el que medir la fiebre del usuario.

El sensor de temperatura es "el nuevo ECG" de los relojes inteligentes

Siendo justos con la verdad, los de Samsung no son los primeros smartwatches con medición de temperatura. Amazfit encabeza el listado de relojes inteligentes con esta función, con ejemplos como el Amazfit GTR 3 Pro. Al igual que en su día fueron los electrocardiogramas o la medición de oxígeno en sangre, el sensor de temperatura parece abrirse ahora camino a la estandarización.

Con los Apple Watch Series 8 no tenemos nada seguro hasta que no se presenten. Sin embargo, varios leakers pronostican este sensor de temperatura desde hace meses y una patente concedida a Apple recientemente lo certifica. Una patente que, curiosamente, fue presentada en 2020, año en el que su implementación hubiese sido más que aplaudida por encontrarnos en la primera época de pandemia, siendo precisamente la fiebre un síntoma frecuente en enfermos de COVID-19. Sin embargo, no se aprobó hasta esta semana.

En el documento presentado por Apple se describe de forma técnica un sistema con el que ni siquiera haría falta poner el sensor en una ubicación concreta. Lo más llamativo de todo es que, según explica Apple, sería un sensor de alta precisión capaz de distinguir variaciones de temperatura pequeñas.

La batería podría ser la principal perjudicada de esta función, dependiendo siempre de la forma en que se implemente.

Es evidente que en los dos años desde que se presentó por primera vez la patente, Apple habrá trabajado en el desarrollo y mejora del sistema. La gran duda recae en si exigirá de realizar la medición manualmente o será una constante. Tenemos el caso de los ECG, los cuales exigen de entrar en la app para realizar el análisis, pero por otro tenemos el de las pulsaciones que de forma constante se están midiendo y son capaces de emitir alertas cuando hay síntomas de bradicardia o taquicardia.

Que el sensor de temperatura del Apple Watch Series 8 pueda llegar a trabajar de forma constante sería una gran noticia para la pronta detección de fiebre. Sin embargo, el consumo de batería al ejecutarse en segundo plano podría ser contraproducente. Por tanto, habrá que esperar a que Apple lo presente en sociedad y conocer todos sus detalles.

Sea como fuere, celebramos que los fabricantes apuesten cada vez más por el terreno de la salud. Evidentemente, seguirán sin poder equipararse los smartwatches a los instrumentos médicos, por muy precisos que sean. Sin embargo, son de vital importancia para hacer saltar las alarmas y acudir a un centro médico.

Más información | Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos

Temas
Inicio
Inicio