Compartir
Publicidad
iPhone 7 Plus vs Samsung Galaxy Note 7: lo mejor de cada casa
Apple

iPhone 7 Plus vs Samsung Galaxy Note 7: lo mejor de cada casa

Publicidad
Publicidad

Llegó finalmente uno de los momentos preferidos por el sector tecnológico en la segunda mitad de cada año: la presentación del nuevo iPhone. En esta ocasión se ha repetido la tendencia de los últimos dos años y hemos dado la bienvenida a dos nuevos modelos, el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus, aunque Samsung había previsto todo esto y pese a los problemas que le ha causado su supervelocidad, como las baterías que arden y ya está siendo reemplazadas, tiene esperando a su Galaxy Note 7 para plantar cara al mayor.

El duelo está repartido, tenemos a un iPhone 7 más pequeño viéndoselas con el Samsung Galaxy S7 mientras que el duelo de phablets es de más altura. 5,5 pulgadas frente a 5,7 pulgadas, iOS vs Android y TouchWiz. Un combate en la cumbre entre los dos mayores fabricantes del mercado de smartphones actual que posiblemente genere más de un titular en los próximos meses. Pero veamos más en detalle qué tal resulta el nuevo iPhone 7 Plus al enfrentarlo al Note 7, con sus parecidos y diferencias.

Duelo de personalidades en el diseño

Esperábamos que este año hubiese una batalla distinta en cuanto a diseño pero ambos contrincantes han preferido ser más continuístas que en otras ocasiones. Samsung cuenta con un Note 7 que ha heredado finalmente todos los detalles del primer Galaxy S6, montando incluso la pantalla curva de la línea Edge, y Apple ha optado por evolucionar el diseño del iPhone 6s mucho menos que en años anteriores.

Un combate de terminales de metal y cristal en el que el tamaño tampoco parece ser determinante, salvo por el hecho de que Samsung ha aprovechado mejor el frontal llenándolo con una mayor pantalla. 5,7 pulgadas en el Note 7 frente a 5,5 pulgadas en el iPhone 7 Pro y resoluciones bien distintas: QHD y FullHD. Por ahora seguimos viendo cómo los paneles LCD y AMOLED compiten y puede que sea el último año, si finalmente Apple opta por una pantalla OLED para el modelo de iPhone de 2017.

Los actuales líderes en diseño de smartphones cara a cara con sus últimas creaciones

Tampoco observamos cambios en cuanto a la interacción con los dispositivos. Apple ha respetado su 3D Touch mientras que ambos modelos cuentan con un botón Home con lector de huellas que ya no hemos de clicar para activarlo, no en el iPhone. No cabe duda de que ambos diseños son bastante elegantes y que esto pondrá las cosas difíciles a aquellos usuarios que no sean fans acérrimos de uno u otro modelo, esos usuarios que aún dudan entre iOS y Android a la hora de adquirir su próximo teléfono. Sin duda, un nivel de diseño por encima de buena parte de su competencia.

La potencia con control sirve de mucho

Apple A10

Siempre que nos referimos al nuevo iPhone o al último Note de Samsung lo hacemos sabiendo que montan lo más potente de cada línea de procesadores del mercado. En esta ocasión Samsung ha optado por repetir con su Exynos 8890, sin dar más pasos hacia delante, y con Apple tenemos nuevo modelo, el esquema de siempre. Nuevo terminal, nuevo chip. Un Apple A10 que en modo single core ha demostrado ya una potencia sin precedentes, la gran ventaja de los de Cupertino: controlar cada parte del proceso.

iPhone 7 Plus vs Galaxy Note 7

iOS opera de forma distinta a Android. Mientras que el primer sistema operativo está diseñado para correr sobre un número determinado de dispositivos muy controlado, Android debe ser capaz de ejecutarse sobre múltiples combinaciones. De ahí que la máquina virtual del segundo obligue a montar especificaciones mayores para obtener rendimiento similares. Así obtenemos un iPhone 7 Plus con, supuestamente, 3GB de RAM y un Galaxy Note 7 con 4GB que destilan la misma fluidez sobre el papel, aunque ya veremos si Samsung ha conseguido deshacerse de ese lag que su sistema genera con el paso del tiempo. Y esperaremos a que se desvele la cifra del iPhone 7 Plus, que Apple nunca desvela en su presentación.

Apple A10 contra Exynos 8890, dos arquitecturas propietarias con sistemas operativos de exigencias muy distintas

Dos núcleos frente a cuatro núcleos, dos arquitectura propias y la diferencia de no tener el control absoluto sobre el software. Touchwiz no ejerce sobre Android el dominio que a Samsung le gustaría, y quizá por eso mantiene a Tizen en la recámara desde hace tanto tiempo. Lo que está claro es que elegir tanto el iPhone 7 Plus como el Galaxy Note 7 es optar a las mejores configuraciones y rendimientos a día de hoy. En los próximos meses ya veremos cómo se desarrollan los acontecimientos y los terminales, pero hoy no hay mejor elección posible.

Capturar la realidad más rápido y mejor

Camara Iphone 7 Plus

Las cámaras fotográficas llevan mucho tiempo montadas en los teléfonos móviles pero en los últimos tiempos están adquiriendo una relevancia fuera de toda duda. Ya no basta con poder hacer fotografías con un móvil sino que queremos que sean rápidas, fieles a la realidad, capturen tomas con mucho detalle y además operen bajo circunstancias que no les son favorables. Samsung ha hecho un gran trabajo en los últimos años y la diferencia entre sus modelos y el iPhone se ha reducido hasta el punto de que ahora ambos se van sucediendo al frente de los distintos rankings.

El iPhone 7 Plus ha optado en esta ocasión por una doble cámara trasera, siguiendo así los pasos de otros fabricantes como HTC, cuando montó la doble cámara en el HTC One M8, o Huawei, cuya doble cámara trasera con sensor monocromo es ya una firma de la compañía china. El uso es distinto en esta ocasión pues la segunda lente se utilizará para un zoom óptico 2X, un zoom que se conseguirá con una doble lente y un doble sensor de 12 megapíxeles, uno de los cuales actuará como un teleobjetivo. Apple ha dado finalmente un paso adelante en fotografía que no ha dado Samsung, pues el Note 7 ha optado por repetir la configuración del Galaxy S7. También a muy alto nivel, si me permitís la opinión personal de quien usa un Galaxy S7 Edge a diario.

Fotografía tomada con el iPhone 7

Ambos dispositivos capturan a 12 megapíxeles, cuenta con estabilizador óptico y capturan vídeo en resolución 4K. Pero aquí Apple destaca por un detalle que no hemos de pasar por alto, su procesador A10 permite al sensor fotográfico capturar vídeo 4K a 60fps, mientras que el vídeo a máxima resolución del Galaxy Note 7 se queda únicamente en 30fps. Como decíamos, ambos terminales se suceden en los rankings y aquí Apple toma de nuevo la delantera. El turno de palabra será ahora de Samsung con su futuro Galaxy S8 pero en estos momentos tenemos un primer puesto diseñado en California.

Los selfies tampoco se quedan atrás, por supuesto. Muy lejos quedaron los smartphones de primera línea sin cámara frontal o que portaban una que únicamente permitía realizar videoconferencias con baja resolución. Subir nuestro rostro a Snapchat, Instagram y compañía se ha convertido en un valor añadido para los distintos teléfonos móviles y aquí tenemos a dos pesos pesados en cuanto a autoretratos. El Note 7 monta un sensor de 5 megapíxeles para el frontal que rinde a muy buen nivel mientras que el iPhone 7 Plus opta por 7 megapíxeles, demostrando que no hacen falta 20 megapíxeles para obtener un gran selfie, que todo reside en la calidad de la propia fotografía. Difícil decantarse por uno u otro en este sentido, la verdad.

Que no se me apague el móvil en el peor momento

Galaxy Note 7 Bateria

Otro punto de discordia entre ambos dispositivos, sobre todo porque Apple no es muy amigo de desvelar los mAh de sus baterías y tendremos que descubrirlos más adelante cuando a alguien le dé por desmontar uno de los nuevos modelos y ofrecer los datos al mundo. Mientras tanto nos quedaremos con lo que se ha comentado en el escenario: un iPhone 7 Plus que debe durarnos dos días encendido sin muchos problemas, incluso exigiéndole algo más de lo debido. En generaciones anteriores Apple ya demostró que sus modelos Plus respondían mejor a la exigencia energética que sus modelos básicos y parece que el 7 Plus no será una excepción.

Llegará el día en que la batería de nuestro smartphone no sea un problema

Frente a él tenemos al Samsung Galaxy Note 7, un smartphone con 3.500 mAh de batería con carga rápida que ya hemos podido probar de primera mano y tenemos los resultados bastante frescos. El análisis al que hemos sometido al Galaxy Note 7 nos ha ofrecido entre 5 y 6 horas de pantalla activa con las que alcanzar el día de uso sin problemas y con batería aún de sobra, y una carga rápida que nos permite devolverle un 25% a la misma en 15 minutos. Ideal para pequeños repostajes en boxes en caso de extrema necesidad.

El secreto está en los detalles

Galaxy Note 7

Vamos acabando ya esta comparativa sobre el papel entre el Galaxy Note 7 y el iPhone 7 Plus con los pequeños detalles que hacen a cada terminal más deseable frente a otros modelos más básicos, si me permitís la expresión. Aquí es donde vemos que ambos fabricantes han optado por ofrecer resistencia al agua y al polvo, cada vez más importante pues usamos los móviles más y en lugares más diversos. La protección extra nunca sobra y aquí la tendremos.

Comentábamos antes que los dos modelos habían optado por un botón Home clicable con lector de huellas, y también ambos han montado un chip NFC que nos permite acceder a los pagos móviles, cada uno con su propia plataforma. Apple Pay frente a Android Pay más Samsung Pay. Elegir cualquiera de los dos nos permitirá incorporarnos a este sistema de pagos que ha llegado para quedarse, aunque el NFC del Galaxy Note 7 nos dará algunos usos extra gracias al sistema operativo.

Si hay un fabricante que cuida cada detalle hasta el extremo, ése es Apple. Aunque Samsung está a muy buen nivel desde hace un par de años.

Deberíamos decir que nada ha cambiado en los conectores de ambos terminales pero no es cierto. Samsung ha elegido su Note 7 para dar el salto hacia el USB C y dejar atrás el microUSB mientras que Apple mantiene su puerto Lightning pero prescinde del jack de auriculares. Tendremos adaptador para poder seguir usando auriculares y altavoces externos con conector de 3,5 milímetros pero debemos hacernos a la idea de que tarde o temprano será mucho más cómodo pasar a auriculares Bluetooth. Una "opción forzosa" que seguro muchos fabricantes de auriculares tienen ya contemplada.

Galaxy Note 7

Y no nos olvidemos por cierto del S Pen de Samsung, tan apreciado por los usuarios de la línea Note que puede ser el responsable de que muchos de ellos repitan año tras año con la misma línea de los coreanos. Apple ha experimentado ya con uno parecido para su iPad Pro pero en Cupertino se resisten a llevarlos a sus iPhone, por lo que si buscamos ese punto extra de productividad que ofrece el stylus, Samsung lleva las de ganar.

Cerremos esta comparativa con una tabla, nos encantan las tablas. En ella será mucho más fácil ver en qué se parecen y diferencian ambos dispositivos, como el hecho de que el Galaxy Note 7 parte de un espacio de almacenamiento mayor pero único mientras que el iPhone 7 Plus, al igual que el iPhone 7, nos dará tres opciones en este caso. La elección final dependerá de cada uno pero vive Dios que este año nos lo han puesto más difícil que nunca.

Galaxy Note 7 vs iPhone 7 Plus, la tabla comparativa

Samsung Galaxy Note 7

iPhone 7 Plus

Pantalla

5,7 pulgadas AMOLED QHD

5,5 pulgadas IPS LCD FullHD

Procesador

Exynos 8890

Apple A10

RAM

4GB

-

Memoria

64GB

32GB/128GB/256GB

Cámaras

12 megapíxeles traseros
5 megapíxeles frontales

12 megapíxeles traseros con zoom óptico 2X
7 megapíxeles frontales

Batería

3.500 mAh

-

En Xataka Móvil | No tires tus viejos auriculares, el iPhone 7 incluirá un adaptador de lightning a jack 3,5 mm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio