Publicidad

Google no quiere «servidores» conectados a Google Fiber

Sin comentarios

Publicidad

Google lanzó sus conexiones de banda ancha que, de rápidas que son, bien podrían considerarse anchas como autopista de varios carriles. Como sabemos, ya están disponibles en varias ciudades estadounidenses. Y una conexión de hasta 1Gbps simétrico (es decir, tanto de bajada como de subida) es muy tentadora para ciertos usos que de otro modo serían, como mínimo, incómodos. Por ejemplo, para instalar servidores públicos en casa.

La gente de Google es tajante en este sentido: no quieren servidores en sus conexiones residenciales. Al parecer están preparando un servicio para empresas. Mientras tanto, si no existe un acuerdo explícito y por escrito, no será posible. Aunque tampoco han especificado qué tipo de servidor es el que quieren evitar: un servidor es, desde un acceso remoto vía SSH a nuestra propia máquina, hasta una de las máquinas que puedan formar parte de un datacenter.

Un ciudadano estadounidense, Douglas McClendon, escribió a la FCC preguntando al respecto, y la respuesta fue tajante. Los abogados de Google se escudan en que las grandes operadoras estadounidenses (Verizon, AT&T, Comcast...) tienen similares políticas en cuanto a servidores se refiere.

Tu cuenta de Google Fiber es para uso personal y el uso razonable por parte de tus invitados. A menos que tengas un acuerdo escrito con Google Fiber permitiéndote esto, no debes hospedar ningún tipo de servidor utilizando tu conexión de Google Fiber, usar tu cuenta de Google Fiber para dar servicio de Internet a un gran número de gente, o usar tu cuenta de Google Fiber para facilitar servicios comerciales a terceros (incluyendo, pero no limitándose a, vender Internet a terceros).

No obstante también dicen que un servidor de Minecraft o un ownCloud seguramente ni siquiera sea detectado. La política parece más dirigida a evitar que se vendan servicios de hosting o se utilice la conexión para un negocio. Google Fiber tiene un uso exclusivamente residencial y doméstico.

Google se posiciona, de todos modos, en el lado contrario a la neutralidad de la red, distinguiendo entre clientes y servidores. Deberíamos recordar que Internet se creó como una red de nodos que compartían información, sin distinción entre quien la consumía y quien la distribuía.

Vía | Wired

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir