Compartir
Publicidad

La fibra provoca el apagado de 20 centrales de cobre en España, 48 para finales de 2017

La fibra provoca el apagado de 20 centrales de cobre en España, 48 para finales de 2017
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fibra avanza imparable en España. Según las últimas estadísticas oficiales de la CNMC (del segundo trimestre de 2016) los operadores han desplegado ya redes de alta velocidad hasta 27 millones de hogares, siendo Movistar el operador que más fuerza (e inversión) le ha puesto al despliegue, llegando a finales de septiembre a 16,4 millones de hogares.

El interés del ex-monopolio no solo pasa por renovar su red y ofrecer más velocidad. La regulación de redes fijas de 2009 ya permitía el cierre de centrales de cobre bajo diversas circunstancias, dependiendo de la penetración de la fibra y de la presencia de otros operadores, y ahora que la fibra ya se impone al ADSL en Movistar el operador ha ejecutado el cierre de 20 centrales de cobre, a las que acompañarán otras 28 a lo largo de 2017.

Mantener dos redes fijas en una misma central además de tener poco sentido tiene un coste, por lo que lo normal es que el cobre vaya diciendo adiós allá donde la fibra esté más extendida. Las condiciones para que Movistar pueda cerrar una central de cobre son que al menos un 25% de los clientes estén conectados mediante fibra y avisar del cierre con año y medio de antelación o cinco años y medio si hay otros operadores coubicados.

Bajo dichas condiciones, Movistar ya ha procedido al apagado el cobre en un total de 20 centrales en diversas provincias (Madrid, Tarragona, Alava, Guadalajara, La Rioja, Valladolid, Murcia, Zaragoza, Barcelona, Las Palmas, Cáceres, Cadiz y La Coruña), cuatro durante este mes de enero, y tiene previsto cerrar otras 28 de aquí a que finalice 2017. La lista completa de centrales cerradas y a cerrar se puede consultar ahora en la web de la CNMC.

Solo quedarán un tercio para 2020

La lista completa de centrales en los que el cobre dejará paso a la fibra se compone de un total de 88 de aquí a 2022, aunque la intención de Telefónica es ampliar mucho más ese listado. El operador cuenta con un total de 6.600 centrales a lo largo y ancho de España y ya ha manifestado anteriormente que su intención es que solo un tercio cuenten con cobre para el año 2020, cuando quiere tener cobertura de fibra para 25 millones de hogares.

El apagado del cobre no significa que las centrales de Telefónica desaparezcan o que dichos edificios vayan a ser vendidos. Solo significa que en ellos el viejo cobre ya no estará presente, dejando hueco a instalaciones de fibra óptica. Además las centrales también son enclaves habituales para antenas de telefonía móvil.

Foto de portada | Daniel Lobo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos