Compartir
Publicidad
Las redes 5G, ¿pensadas para tu móvil o para tu lavadora?
Conectividad

Las redes 5G, ¿pensadas para tu móvil o para tu lavadora?

Publicidad
Publicidad

Poco a poco los fabricantes van llamando nuestra atención al respecto de las futuras redes móviles de Quinta Generación o 5G que están por llegar de aquí a 2020. Hace unos días veíamos un ejemplo de Samsung con unos tremendos 7,5 Gbps usando la banda de 26 GHz.

Impresionante, sin lugar a dudas. Sin embargo, muchos nos preguntamos para qué tanta velocidad en un terminal que no está pensado para manejar grandes volúmenes de datos (películas en UHD, juegos de gran tamaño, etc.) La respuesta es sencilla: quizá 5G esté más enfocado a la Internet de las cosas que a tu próximo smartphone.

Pero vayamos por partes. En primer lugar, hay que señalar que estas enormes velocidades son en situaciones de pruebas muy concretas. Aunque algunas implementaciones apuntan incluso a velocidades de hasta 10 Gbps por terminal (no por estación base y que luego se tiene que repartir entre todos los móviles conectados a ella), la realidad es que las bandas de frecuencia usadas (26 y 28 GHz) originan grandes pérdidas y una baja capacidad de penetración.

¿Qué quiere decir esto? Pues que en entornos abiertos podrás conectarte a Internet a velocidades de vértigo, pero cuando entres dentro de un edificio o en casa lo más probable es que tengas que usar otra tecnología de conexión, ya que 5G simplemente no atravesará las paredes, ventanas y puertas, o lo hará con una velocidad de conexión muy inferior a la máxima.

Estructura 5g

Afortunadamente, 5G no es sólo velocidad de conexión. En el nuevo estándar se está prestando especial atención al roaming de red invisible para el usuario. Es decir, se pretende que con 5G sea posible el cambio instantáneo de tecnología de red, sin que tengamos que hacer nada, para conectarnos siempre con la que más rendimiento nos dé en cada instante (LTE, HSPA, GSM, WiFi y los nuevos protocolos que están por llegar).

Además, también se está trabajando en otros aspectos que no se han atendido como es debido en estándares anteriores. Uno de ellos es el de la latencia. Se quiere que ésta sea inferior a 1 ms para aplicaciones de tiempo real y para comunicaciones entre vehículos o de un máximo de 10 ms para este roaming de red, por supuesto sin que el usuario tenga que preocuparse de hacer nada.

La lavadora ya nunca se quedará sin cobertura

Hace unos días Samsung sacaba el vídeo promocional que podéis ver bajo estas líneas, en el que mostraba de forma optimista las bondades de las redes 5G, orientadas hacia un mundo hiperconectado.

Aunque todavía cuesta imaginarlo, la realidad es que en unos pocos años viviremos rodeados de objetos conectados a Internet y entre sí. Es lo que se ha venido a denominar la Internet de las cosas y es, sin lugar a dudas, el objetivo básico principal de 5G más allá de la telefonía móvil.

La Quinta Generación de la Internet móvil será la Internet de las máquinas, de los electrodomésticos, gadgets de cuantificación, vehículos, ropa y un sinfín de objetos que aún están por salir al mercado. Todo se conectará a Internet usando el estándar 5G, ya que éste será capaz, como hemos visto antes, de aplicar el protocolo que mejor se adapte a cada situación.

Y nuestros móviles, ¿qué harán con 5G? Pues aparte de bajarte tu serie favorita en segundos, la idea es que se conviertan en el puesto de control avanzado de los hogares inteligentes y del nuevo ejército de wearables que está por venir. Todo lo controlaremos y gestionaremos desde el móvil y desde cualquier parte del mundo.

El smartphone remarcará aún más su papel de asistente personal, de mayordomo del siglo XXI al que confiar desde la videovigilancia del hogar hasta el centrifugado de la ropa delicada o la temperatura de los alimentos. Un futuro interesante, ¿verdad?

En Xataka Móvil | Ni LTE ni LTE-A, yo quiero el impresionante 5G con el que Samsung está alcanzando 7,5 Gbps

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos