Compartir
Publicidad
Publicidad

Los peligros de la nube: la caída de SIRI

Los peligros de la nube: la caída de SIRI
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado mes de octubre, Apple presentó su nuevo modelo de teléfono, el iPhone 4S. La presentación fue bastante criticada debido a que la compañía californiana, famosa por su innovación, no presentó un modelo realmente rupturista con lo anterior si no que se limitó a hacer una renovación interior del dispositivo sin un cambio en el diseño exterior.

Una mejor cámara, doble núcleo en el procesador… todo hardware, pero tenían un as en la manga: Siri, su asistente personal con alma de inteligencia artificial. Una tecnología que tiene una cara y una cruz, debido a su dependencia de la nube.

Suena un poco pretencioso, pero según su creador, Siri marcará un antes y un después en la forma con que nos relacionamos con las máquinas:

El hecho de que en Apple cojan la inteligencia artificial y la transformen en un asistente personal virtual es un evento transcendental. Me atrevo a decir que es un evento que cambiará el mundo.

A pesar de estar en beta, y a pesar de que no está en español todavía, la verdad es que viendo la publicidad se te ponen los dientes largos, si no lo has visto te lo recomiendo: que si búscame una receta, que si avisa a mi mujer que voy a llegar tarde, que te dicto un email de respuesta…

Sin embargo, la cosa no ha ido todo lo bien que debiera. El pasado 4 de noviembre Siri tuvo una caída en el servicio que impedía su uso por parte de los compradores del flamante iPhone 4S.
Y la causa no era el teléfono en sí, ni la conexión a Internet. La causa es que la “nube” había caído. La tremenda instalación de servidores que tiene Apple tiene en Carolina del Norte no podían dar servicio.

foto de iphone 4s con siri

¿Siri no funciona sin la nube?

A primera vista suena un poco extraño que una aplicación nativa, a la que pides que reserve una cita en el calendario (para el que en principio no haría falta acceso a internet) no pueda hacerlo porque no pueda conectar con el servidor de Apple. Una acción que si haces a mano, como toda la vida, sí que podrías hacer perfectamente.

Entiendo que si le preguntas que tiempo va hacer mañana en tu ciudad, se tenga que conectar a Internet, y quizás utilizar un servicio alojado en el nube de Apple. Pero si le dices que te cree una entrada en la agenda (que está en el propio teléfono), tampoco puede hacerlo.

Pues resulta que Siri necesita conectarse a Internet para funcionar en todos los casos. Estés pidiendo una información que está en Internet o que esté en el propio teléfono, para realizar cualquier cosa, Siri necesita enviar y recibir datos. Y no son pocos precisamente.

Hay quien ya ha calculado el uso de la red que podría hacer este asistente con un uso normal. Cada acción que le pides a Siri, aunque sea reservar una cita en la agenda, como media se crea un tráfico de 63KB. Si hacemos el cálculo con un uso de 10 o 15 veces al día, tendríamos unos 20 MB de consumo de datos al mes.

Aparte de consumo de datos en sí, que se puede llevar con una tarifa plana, lo importante es que el asistente no funciona si no tiene conexión a Internet o lo servidores están caídos. Y esto es sintomático, evidentemente la computación en la nube tiene muchas ventajas, pero en este caso y dado que estamos hablando de un terminal móvil que no siempre tendrá cobertura, o que puede tenerla de mala calidad, ¿No es una dependencia excesiva de la nube?

Foto | Apple
En Xataka On | iCloud de Apple

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos