MásMóvil no participará en la subasta de espectro para el 5G de mayor cobertura: un alivio para Movistar, Vodafone y Orange

MásMóvil no participará en la subasta de espectro para el 5G de mayor cobertura: un alivio para Movistar, Vodafone y Orange
7 comentarios

El pasado viernes finalizaba el plazo para presentarse a la subasta de la banda de 700 MHz, que servirá para dotar de cobertura 5G zonas más amplias y mejorar la cobertura en interiores. Subasta, a la que finalmente MásMóvil no se ha presentado al no haberse tenido en cuenta ninguna de sus peticiones.

El Grupo MásMóvil había solicitado que se reservara una parte del espectro a un precio inferior para operadores sin frecuencias en bandas bajas, o que uno de los bloques subastados, se dividiera en bloques regionales, tal y como ya se hizo en la banda de 2,6 GHz, para así poder pujar por las comunidades donde tiene mayor posición de liderazgo.

Pero el Gobierno no ha aceptado ninguna de las propuestas, y finalmente, el importe total de la licitación rondará los 1.000 millones de euros de partida, la duración de las concesiones será de 40 años, y no habrá distinciones regionales ni de precio rebajado entre los bloques a subastar.

La decisión de no participar en la subasta, deja al grupo MásMóvil en peor situación competitiva al tener que depender de acuerdos con otros operadores para poder ofrecer 5G a los clientes de todas las marcas y OMVs propios, tal y como hace desde que nació Yoigo. No obstante, MásMóvil sí cuenta con espectro propio en la banda de 3,5 GHz, permitiéndole ofrecer 5G en zonas con mayor densidad de población, y sobre todo en exteriores.

MásMóvil pierde la oportunidad de meter mayor presión al sector

MásMóvil se está convirtiendo en un actor muy relevante en el mercado español, que gracias a un goteo de importantes adquisiciones, desde Pepephone o Yoigo, a la última de Euskaltel, ha conseguido crecer rápidamente, recortando enormes distancias con Vodafone y Orange, a las que tiene intención de superar en número de líneas durante los próximos años.

Pero el objetivo de convertirse en el tercer operador podría haber encontrado su primera gran piedra en el camino después de descartar su participación en la subasta. No sólo porque esta decisión suponga menos libertad para MásMóvil al depender de acuerdos con sus rivales directos, sino porque también ha perdido otra valiosa oportunidad: desestabilizar a sus competidores.

Con MásMóvil fuera de juego, aumenta la incertidumbre sobre la posibilidad de convertirse en el tercer operador

En la subasta que debe dar comienzo antes del 21 de julio, se licitan principalmente 30 MHz pareados de mayor valor para los operadores, de manera que al participar únicamente Movistar, Vodafone y Orange, es de esperar que se repartan a partes iguales en tres porciones de 10 MHz cada uno.

Si MásMóvil hubiera participado, no habría la misma cantidad de MHz para todos los interesados en la subasta, dejando a alguno de sus rivales en desventaja frente a otros dos, al quedar dos operadores con 2x10 MHz cada uno, y otros dos operadores con 2x5 MHz cada uno, lo que hubiera facilitado a MásMóvil el ascenso al tercer puesto. Pero con MásMóvil fuera de este juego, aumenta la incertidumbre sobre la posibilidad de convertirse en el tercer operador.

Los bloques licitados y los compromisos de despliegue asociados a cada bloque son los siguientes:

  • Bloque A de 2x10 MHz, por un precio de salida de 320 millones. El operador tendrá ofrecer cobertura 5G en todas las poblaciones de más de 20.000 habitantes, alcanzando el 25% de estas poblaciones en el primer año de vigencia de la concesión, el 60% el segundo año de vigencia, y el 100% de cobertura 5G el tercer año de vigencia.

  • Bloques B, C, D y E, de 2x5 MHz cada uno y por un precio de salida de 200 millones. Los operadores se comprometen a ofrecer 5G en todas las poblaciones de 50.000 habitantes, alcanzando el 50% de estas poblaciones en el primer año de vigencia de la concesión, el 75% el segundo año de vigencia, y el 100% el tercer año de vigencia.

  • Bloques F, G, y H no pareados, de 5 MHz cada uno, no llevarán asociadas obligaciones de cobertura, y su precio de salida será de 10 millones de euros por cada bloque.

Además, los operadores en hacerse con cualquiera de los bloques pareados, también tendrán que proporcionar cobertura en los 700 MHz a todas las capitales de provincia, a todas las capitales de las comunidades autónomas, a las estaciones ferroviarias de viajeros de líneas de alta velocidad, y a todas las autopistas, autovías y carreteras multicarril de titularidad del Estado o de las Comunidades Autónomas.

Vía | EuropaPress.

Temas
Inicio