Publicidad

¿De verdad se le sacan partido a líneas de más de 150 Mbps?
Conectividad

¿De verdad se le sacan partido a líneas de más de 150 Mbps?

Publicidad

Publicidad

En ancho de banda prima la idea de cuanto más, mejor, aunque siempre queda la duda de si no estaremos contratando mucho más de lo que realmente usamos en el día a día. El último en hacerlo ha sido Pedro Serrahima en su cuenta en Twitter, donde ha retado a los internautas a nombrar usos en el hogar que necesiten más de 150 Mbps.

Un ancho de banda 150 Mbps supone una velocidad teórica máxima de descarga de unos 18 MB/s, que podrían ser difíciles de aprovechar al máximo por un usuario normal, aunque no imposible. Aquí te contamos las ventajas -o no- de un mayor ancho de banda en descargas, streaming y juegos.

¿Son 150 Mbps suficientes?

En opinión de Pedro Serrahima, director de O2 España, 150 Mbps deberían ser suficientes para cualquier hogar. Esta cantidad es la mitad de lo que máximo que ofrece la compañía en este momento en España, 300 Mbps simétricos.

La discusión llegó después de que el usuario de Twitter @DekkaR comentara en un hilo sobre el bono de 5 GB gratis de O2 que lo único que le faltaba a la operadora era subir la fibra a los 600 Mbps. La respuesta no se hizo esperar:

Entre las respuestas recibidas se encontraban las copias de seguridad remotas, la mejora de rendimiento en juegos online y las descargas de contenido, pero Serrahima contraatacó descartando todas las posibilidades.

Recordemos que 150 Mbps (megabits por segundo) son unos 18,75 MB/s teóricos y que en la realidad serán un poco menores al tener en cuenta factores sobre cómo se transportan los datos a través de la red. En el cálculo anterior con el GB de descarga, Serrahima ha hecho su cálculo aproximado basándose en los 300 Mbps simétricos (37,5 MB/s teóricos) y que por tanto sí puede llegar a los 30 MB/s para descargar un archivo de 1 GB en medio minuto.

En las descargas, el ancho de banda importa

Descargando

El cálculo anterior es correcto, pero es innegable que el mayor beneficio de un gran ancho de banda está en la velocidad de subida y de descarga. A mayor ancho de banda, menos tienes que esperar para termine de bajarse o subirse un archivo.

En las transferencia de archivos es donde se aprovecha mejor el mayor ancho de banda

Esto se aplica a varios supuestos en los que alguien necesita subir o bajar archivos de un gran tamaño, y que es cada vez más común sin necesidad de entrar en el farragoso terreno de la descarga de contenido.

Por ejemplo, copias de seguridad completas del disco duro, vídeos y fotos en calidad original o cualquier archivo de varios cientos de megas que por algún motivo necesites pasar de un lugar a otro de la Red.

Necesitarás, eso sí, que el servidor del que estás recibiendo o enviando datos sea capaz de ofrecerte un flujo de datos superior a esos 18 MB/s teóricos de los 150 Mbps para aprovechar un mayor ancho de banda. Esto puede ser algo más complicado, aunque no imposible.

Ahora bien, el truco sigue siendo hoy el mismo que en los inicios del ADSL: conectar a varios servidores para multiplicar la velocidad. Antiguamente lo hacíamos con los infames gestores de descarga y hoy en día hay formas más sofisticadas de hacerlo como con BitTorrent. Sí, tiene más usos más allá de la piratería, y en el pasado Facebook y Twitter lo han usado para compartir archivos y código entre sus sucursales.

Es difícil que un único servidor aproveche todo el ancho de banda, pero en cuanto se suman fuentes no es especialmente difícil sobrepasar los 18 MB/s de unos 150 Mbps simétricos. La diferencia es que al descargar una película de 1 GB en una conexión de 150 Mbps tardaría 57 segundos y en una de 600 Mbps, 14 segundos. Esto, claro está, suponiendo que se mantuviera la velocidad máxima durante toda la transacción.

En el streaming, todo suma

Netflixo

Serrahima menciona en su tuit que un vídeo en calidad Ultra HD 4K necesita unos 25 Mbps para poder reproducirse, y lo cierto es que difícil será que un ancho de banda de 150 Mbps se te quede corto para streaming, aunque no imposible.

Al igual que en la descarga de archivos, todo es cuestión de cuántos usuarios estén usando la misma conexión a la vez y lo que estén haciendo. Por ejemplo, cuatro personas viendo vídeo en streaming a calidad 4K ya son 100 Mbps, que podría juntarse a otros usos simultáneos como un PC descargándo una actualización de Windows o un móvil guardando una copia de seguridad de sus vídeos en la nube.

Cierto es que el ejemplo anterior es un poco exagerado y difícil será que cuatro personas vean vídeo en streaming a calidad suprema a la vez y que, además, el router sea capaz de seguir el ritmo. A día de hoy es complicado usar un gran ancho de banda en un hogar solo con streaming, aunque probablemente no lo sea tanto en un futuro, con ofertas como Stadia a la vuelta de la esquina.

En los juegos, realmente no importa

Fortnite

En cuanto a los juegos online, el aprovechamiento del ancho de banda se reduce a la descarga de contenido puntual cuando hay actualizaciones o se está jugando a un mapa que no tenemos descargado en ese momento.

En los juegos multijugador realmente no se envía gran cantidad de datos (lo comprobamos aquí en Fortnite y PUBG), aunque sí se hace con frecuencia. Lo más importante en los juegos online es la baja latencia.

La latencia es el tiempo que tarda un paquete en enviarse y recibirse y no se ve mejorada con un mayor ancho de banda a partir de cierto margen. Este tiempo de latencia, a veces llamado ping, supone el tiempo que tarda desde que pulsamos el botón de disparo hasta que el "muñeco" realmente dispara, y no cambiará si la línea es de 150 Mbps, 300 Mbps o 600 Mbps (a no ser que haya otras diferencias entre ellas más allá del ancho de banda).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir