Compartir
Publicidad

Ya estamos más cerca de poder cargar el móvil mientras caminamos

Ya estamos más cerca de poder cargar el móvil mientras caminamos
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los procesadores de los teléfonos móviles continúan evolucionando a un ritmo vertiginoso, las cámaras hace tiempo que superaron a la mayoría de compactas del mercado y ya ponen la vista el gestas mayores, pero las baterías siguen suponiendo un problema. La obsesión de hacer los teléfonos cada vez más delgados, unida a que la tecnología no ha variado apenas en años, hace que la autonomía siga siendo una de las principales preocupaciones de los usuarios móviles.

Ya que los miliamperios no crecen como deben, los fabricantes ahora tratan de llevar un paso más allá la carga rápida, que en ocasiones va unida a la carga inalámbrica. Pero una de las posibles soluciones para el futuro parece estar encontrando su camino. Ya está en marcha la tecnología que permitiría cargar nuestros móviles de forma cinética, simplemente con el movimiento.

Llegan los nanogeneradores

Cargador

La tecnología de que hablamos ha sido creada por investigadores de la Universidad Estatal de Michigan y se trata de un nanogenerador cuyo grosor es tan fino como un folio. Pero no sólo eso, sino que es posible plegarlo de forma que se adapte a cualquier forma y tamaño que deseemos con un regalo adicional: cuantos más pliegues tenga, más energía es capaz de generar.

Con este nanogenerador, los investigadores han conseguido alimentar un conjunto de 20 luces LED de forma directa, sin la presencia siquiera de una batería conectada, simplemente con la energía generada por el dispositivo directa a su destino. Aunque eso supondría que se podría alimentar cualquier dispositivo simplemente con el movimiento, en el caso de los smartphones, por ejemplo, sí sería necesaria una batería para mantener el móvil encendido durante el tiempo que estuviese quieto al no hablar de ningún dispositivo de movimiento continuo.

Cada vez que pliegas el nanogenerador, estás incrementando exponencialmente la cantidad de voltaje que es capaz de crear"

El nombre completo de este dispositivo que puede conducir a los smartphones a otro nivel de evolución es el de nanogenerador ferroeléctrico biocompatible, y podría adaptarse, como comentábamos antes, a cualquier forma y tamaño. lo que supondría que podría ocupar un espacio interno en el smartphone para así transmitir la energía hacia la batería, que sería la almacenadora.

Cuanto más pequeño hacemos el nanogenerador gracias a sus pliegues, más potente resulta

Por el momento, este nanogenerador está aún dando sus primeros pasos pero ya ha demostrado ser bastante eficiente en las primeras pruebas. Las 20 luces LED comentadas anteriormente fueron encendidas por un nanogenerador plegado cuyo volumen no era mayor que el de un dedo. Las posibilidades son enormes pues podría llevar a prescindir incluso del puerto USB para la carga de los terminales en el futuro, si este tipo de carga, la inalámbrica y los altavoces Bluetooth evolucionan de la misma manera.

Así pues, en el futuro de los smartphones podríamos tener estos nanogeneradores instalados en el teléfono, creando energía cada vez que nos movamos y recargando de forma constante nuestra batería. Como comentan los propios desarrolladores, por ahora el dispositivo puede ser tan pequeño como para ser colocado en una suela especial, y generar energía con cada paso. ¿Llegaremos a verlo instalado en los smartphones? Ojalá.

Vía | Michigan State University
En Xataka Móvil | Con Quick Charge 4.0 de Qualcomm, ¿qué opciones de carga rápida hay en el mercado?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio