Compartir
Publicidad
Publicidad

Nokia explica su estrategia para los próximos años II: "Seguiremos desarrollando tanto Symbian como Meego"

Nokia explica su estrategia para los próximos años II: "Seguiremos desarrollando tanto Symbian como Meego"
Guardar
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el anterior post sobre el futuro de Nokia, los reponsables de la compañía en España nos explicaban algunos interesantes pormenores acerca de cómo y cuándo implementarán Windows Phone 7 en sus terminales.

Ahora es el turno de contaros de primera mano qué ocurrirá con Symbian y con Meego. Nokia no ha abandonado ninguna de las dos plataformas y, aunque los días de Symbian están contados, aún seguiremos viéndolo crecer durante al menos tres años más. Meego, por su parte, se convierte en una apuesta de futuro que podría servir a Nokia para volver a ser la compañía puntera e innovadora que era en los 90. Esto es lo que nos espera en ambas plataformas.

Symbian seguirá actualizándose y mejorando hasta su muerte

La primera idea clara es que el fin de Symbian es la crónica de una muerte anunciada. Al sistema operativo que tanto le costó desarrollar a la finlandesa le quedan tres, como mucho cuatro años de vida.

Esto, sin embargo, no quiere decir que Symbian vaya a ser abandonado a su suerte ni mucho menos. Nokia mantendrá la evolución de Symbian 3 con una actualización anual que llegará cada verano y que quizá vaya acompañada por otra actualización en navidad.

Nokia estrategia

Los cambios que lleguen con estas actualizaciones no son precisamente menores. El primero de esos parches ya la están disfrutando en Estados Unidos, donde el Nokia C7 Astound incorpora las nuevas tipografías e iconos redondeados que veremos aquí en verano.

La renovación no es sólo estética. La nueva versión de Symbian 3 incoporará el demandado teclado qwerty en vertical, un navegador web muy mejorado y con los primeros atisbos de compatibilidad con HTML5, mejoras en el calendario con vinculación a mapas, y soporte para NFC en los terminales que incorporen esta función en su hardware.

Otro detalle muy importante es que Nokia no permitirá la fragmentación de versiones que tanto daño le hizo al N97. Dicho de otro modo, si tenéis un N8, un C6, o cualquier otro móvil con Symbian 3, podréis instalar todas y cada una de las actualizaciones que se publiquen en los próximos años hasta que llegue el funeral previsto para el sistema operativo.

S40 se mantiene para móviles de gama media y baja

Esto también era de esperar, pero resulta reconfortante que Nokia lo confirme. La plataforma de software S40 se mentiene como hasta ahora. No en vano la utilizan más de 700 millones de terminales, especialmente en países emergentes donde un smartphone es invíable por precio y déficit en las conexiones 3G.

Nokia estrategia

S40 se beneficiará, además, de los desarrollos para Meego y Symbian 3 que se realicen sobre la plataforma Qt. Esto implica que seguiremos viendo móviles Nokia de gama media, pero con estupendas prestaciones para su precio, un detalle que muchos fans de este tipo de terminales seguro agradecerán.

Por último, la plataforma OVI no desaparece. Es cierto que sus contenidos en el segmento smartphone pasarán a formar parte del Market de Windows Phone 7, pero OVI seguirá existiendo de forma independiente para dar servicio a Symbian 3 y a S40.

Meego, una plataforma para jugar con mucho futuro

Cerramos el repaso a la estrategia de Nokia con Meego. Pese a los rumores, las ventas de licencias, los cambios en el equipo de desarrollo y los presagios más agoreros, Meego no desaparece. La plataforma de software creada por Nokia e Intel sobre las cenizas de Maemo y basada en Linux se convierte en la punta de lanza de i+D de la compañía.

Nokia estrategia

Nokia ha denominado a su nueva estrategia para Meego: Future Disruptions. La finlandesa quiere convertir el sistema operativo en un enorme laboratorio donde probar las ideas más alocadas, innovadoras y extrañas que se le puedan ocurrir. Los responsables de Nokia lo dicen muy claro: ‘Queremos que Meego sea una plataforma para que los desarrolladores jueguen’.

Evidentemente, desde Nokia asumen que los dispositivos que salgan con Meego serán experimentales y, probablemente, minoritarios, pero no les importa. Quieren que Meego sea un Think Tank del que, con suerte, puedan sacar una idea que rompa los moldes del mercado y siente las bases de nuevos dispositivos. El primero de ellos, si todo va bien, llegará a finales de este año.

Hay que aclarar que, aunque el segmento smartphone está en manos de Windows Phone 7, Meego también podría tener algo parecido a un smartphone. Nokia no se cierra a pensar sólo en teléfonos con Meego. El sistema operativo se abrirá a todo tipo de dispositivos móviles, desde netbooks a portátiles pasando por tablets o televisores conectados. La clave para los finlandeses es volver a recuperar el espíritu innovador que tenían en los 90 y que les llevó a convertirse en la multinacional que es ahora, aunque empresarialmente no pase por su mejor momento.

Cómo veis, el gato de Schröedinger-Nokia del que hablábamos al principio de este especial, y al que muchos daban por muerto, está muy vivo. Nokia ha sabido reconducir el gas tóxico de su caja para liberarlo en pequeñas dósis no fatales, y la partícula subatómica llamada Meego podría ser el inicio de una reacción en cadena que cambie para siempre el panorama de la telefonía móvil. Esperamos que así sea. Mientras tanto, lo único que podemos hacer es dejar que Nokia se lama sus heridas y se recupere. Como siempre, os mantendrémos puntualmente al tanto del estado del paciente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos