Compartir
Publicidad

Fabricar chips de 10 nanómetros es un proceso lento, y puede lastrar el mercado de gamas altas

Fabricar chips de 10 nanómetros es un proceso lento, y puede lastrar el mercado de gamas altas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas noticias que llegan de China no son nada alentadoras en lo que se refiere al mercado de las gamas altas, pues prácticamente todos van a coincidir en una característica: portar un chip de 10 nanómetros. La industria quiere cada vez chips con transistores más pequeños, con tecnologías más avanzadas, y aunque el camino hacia los 3 nanómetros ya se ha iniciado, si el silicio lo permite, el primer escollo ya está aquí.

Según informan fuentes de TSMC, uno de los mayores fabricantes de procesadores del mundo, el ritmo de producción de procesadores de 10 nanómetros es insatisfactorio. No se ha hablado de "alarmantemente bajo" sino de que no se cumple con los niveles esperados, y que estos chips se produzcan en menor cantidad debido a esta lentitud puede perjudicar las ventas de los móviles de gamas más altas.

Helios, Snapdragons y Exynos, todos afectados

Parece que casi ningún fabricante va a escaparse, pues en TSMC ya experimentan estos retrasos con el Helio X30exy, el chip de MediaTek construido en 10 nanómetros que debe plantar cara a los Snapdragon 835 y Exynos 8895. Los dos últimos, de hecho, compiten entre sí pues ambos son fabricados por Samsung y la capacidad de fabricación del gigante coreano es, además de lenta, limitada.

Se espera que el 10% de la producción total de procesadores de este año 2017 se efectúe ya en modelos con transistores de 10 nanómetros, una cifra más que importante porque habla de lo que los fabricantes esperan vender en cuanto a sus gamas altas. Samsung se puso la meta de tener 10 millones de Galaxy S8 fabricados para su lanzamiento, y vender 60 millones del modelo, pero, ¿lo conseguirá con estos retrasos en la producción?

Visto lo visto, puede que incluso LG acertase al apostar por el Snapdragon 821 ante la tardanza en acceder a la producción del Snapdragon 835. Un posible retraso hasta más allá de primavera habría lastrado demasiado al LG G6, y ahora parece que el daño habría sido aún mayor. Confiemos en que los fabricantes logren solucionar estos problemas pues si ya hay retrasos en los 10 nanómetros, ¿qué ocurrirá cuando se llegue a tamaños inferiores? Como decimos, si el silicio lo permite. Su límite teórico está en los 7 nanómetros, ya veremos qué ocurre.

En Xataka Móvil | El Qualcomm Snapdragon 835 sería coto privado del Samsung Galaxy S8: LG G6 posible perjudicado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos