Compartir
Publicidad
Lo que el usuario no ve tras el proceso de portabilidad
Mercado

Lo que el usuario no ve tras el proceso de portabilidad

Publicidad
Publicidad

Realizar una portabilidad entre diferentes compañías móviless manteniendo el mismo número de teléfono es una realidad desde el año 2000 que se ha convertido en algo de lo más cotidiano, utilizado por miles de usuarios cada mes. Se trata de un servicio transparente para el usuario, que solicita el cambio en la nueva compañía y sólo tiene que preocuparse de meter la nueva SIM en su teléfono (libre) el día indicado.

Con unos plazos muy definidos que en julio de 2012 se acortaron a aproximadamente a dos días laborables en los que es posible cancelar la portabilidad las primeras 24 horas desde que el proceso está en marcha “de manera oficial” para los casos en los que nos arrepentimos de cambiar de operador por tener una penalización pendiente con la actual compañía o porque nos han hecho una contraoferta más interesante que en el operador de destino.

Pero detrás del proceso de portabilidad se esconden una serie entidades encargadas de que todo funcione rápido y sin incidencias en las que vamos a profundizar en esta ocasión para conocer los entresijos de cómo funciona el proceso de portabilidad desde que el usuario solicita el cambio de operador hasta que se hace efectivo.

Nodo centralizado, el pilar para las portabilidades

Operadores Moviles Portabilidad

Desde la entrada en vigor de las portabilidades móviles, habían sido los propios operadores los encargados de hacerse responsables de la gestión de portabilidad en la que cada compañía accedía a los servidores del resto de compañías para efectuar los trámites de cambio de operador. Un modelo poco estandarizado, de gran complejidad administrativa y con costes crecientes a medida que entraban nuevos OMVs en el mercado.

Por este motivo, para garantizar un mejor funcionamiento del proceso de portabilidad de cara al futuro que ayudara a reducir las incidencias y el tiempo de gestión, en 2008 los operadores y la CNMC (CMT en aquel momento) llegaron a un acuerdo para crear un nodo centralizado que se encargaría de gestionar todas las portabilidades móviles al igual que ya ocurría en telefonía fija.

Para crear el nodo central, la Asociación de Operadores para la Portabilidad Móvil o AOPM sería la entidad en la que deben inscribirse todos los operadores (operadores con red, OMVs completos y los OMVs revendedores) para contribuir económicamente al mantenimiento del nodo centralizado con aportaciones que varían en función del número de clientes de cada operador y para velar por el cumplimiento de las obligaciones regulatorias respecto a la portabilidad.

Finalmente, este nodo centralizado entraría en funcionamiento el mes de marzo de 2010 y desde ese momento es el encargado de tramitar las solicitudes de portabilidad, las posibles incidencias que se registrasen durante el proceso y las transacciones entre operadores. Para que esto sea posible, el nodo central cuenta con una base de datos maestra, encargada de registrar todos los datos de las numeraciones móviles portados para mantenerla actualizada y así garantizar su correcto funcionamiento.

¿Cómo funciona y cuáles son los plazos para solicitar portabilidad?

Aunque hace años no paraba de hablarse de la posibilidad de hacer portabilidades en 24 horas, la realidad es que se trababa de acelerar el proceso para que en el mejor de los casos se produjera en tres días naturales, lo cuales comprenden entre las 8 y 20h en dos jornadas cuyo ecuador son las 14h. Con estas premisas, vamos a detallar cómo queda establecido el proceso de portabilidad:

Día 1

  • El usuario pide portabilidad en la jornada de mañana o tarde pero siempre antes de las 20h. En caso contrario, el proceso empezará a contar al día siguiente.

  • El operador receptor (al que hemos pedido la portabilidad) se encargará de informar de la solicitud de cambio a través del nodo central al operador donante (en el que te encuentras antes de pedir portabilidad).

  • El operador donante tiene que aceptar o rechazar la portabilidad antes de que acabe el día (máximo a las 20h), una vez que haya comprobado que el titular y DNI coinciden si eres de contrato o si el ICCC coincide con los datos de la solicitud, si eres de tarjeta.

Día 2

  • El cliente podrá cancelar la portabilidad antes de las 14h del día siguiente a la solicitud aunque previamente habrá sido informado por el operador donante.

  • A partir de ese momento, la portabilidad seguirá tramitándose y se informará al resto de operadores para que redirijan sus llamadas al nuevo operador a partir del día que se haga efectivo el cambio de operador durante la ventana de cambio que se realiza entre las 2 y las 6h de la mañana para evitar grandes molestias.

Día 3

  • El usuario amanece al tercer día con cobertura en la SIM del nuevo operador mientras que la vieja SIM dejará de funcionar y el proceso se dará por concluido. En caso de tener algún problema con la cobertura, se recomienda encender y apagar el móvil además de confirmar que el smartphone ha recibido la configuración necesaria del APN para que pueda navegar por internet.

Hay que tener en cuenta que estos procesos pueden demorarse algo más de tiempo si lo solicitamos a través de internet puesto que muchos operadores no realizan la solicitud formal del inicio de la portabilidad hasta que el usuario haya recibido la nueva SIM en casa y así evitar que se haga efectiva una portabilidad indeseada antes de tiempo que nos deje sin línea.

Antes de realizarse el cambio de operador, conviene cerciorarse de que dispones de un móvil libre compatible con la SIM de cualquier operador y hacer una copia de los contactos por si estuvieran guardados en la SIM que dejará de funcionar sin miedo a que puedan ser duplicados puesto que posteriormente podrás combinarlos para eliminar duplicidades. Pero mejor eso que perder algún contacto por el camino.

¿Tiene coste realizar una portabilidad? ¿Y si tengo permanencia?

El proceso de portabilidad siempre será gratuito para los usuarios pero su tramitación puede llevar aparejadas otras penalizaciones por darte de baja del actual operador ya que ocasionalmente se hacen firmar contratos de permanencia, sobre todo cuando se incluye un móvil con pago a plazos y supuestos descuentos que no suelen ser tan abultados como la penalización que se aplica por rescindir el contrato, así que mucho ojo a las permanencias porque tienen ventajas e inconvenientes.

En el caso de que el operador cambie las condiciones del contrato con subidas de precios a las que lamentablemente nos están acostumbrando algunos operadores, la penalización quedará eliminada si ésta está ligada a la tarifa, como es el caso de las ofertas convergentes donde la mayoría aplica permanencia mínima de 12 meses, y solicitamos portabilidad o baja antes de que se haga efectivo el cambio de condiciones ya que en caso contrario, el operador entiende que aceptas las nuevas condiciones y se mantiene la permanencia previa. Los usuarios tendrán un mes para aceptar o rechazar las nuevas condiciones puesto que serán informados con al menos 30 días de antelación a su entrada en vigor.

Si el cambio de condiciones está ligado a una tarifa que además también tiene permanencia por un móvil a plazos, los operadores aplican las penalizaciones por separado como afirman en sus cartas informativas cuando dicen que por cambio de condiciones es posible "rescindir el contrato sin coste por este concepto", es decir, la penalización correspondiente a la tarifa pero reclaman la parte de la penalización por el descuento en el móvil además de los plazos pendientes. En este último caso es donde existen mayores incongruencias ya que el descuento es aceptado por el cliente a cambio de unas condiciones que dejan de aplicarse.

Imagen | Flickr Kārlis Dambrāns.
En Xataka Móvil | Todo lo que necesitas saber para elegir la mejor tarifa móvil.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos